Un nuevo estudio en el diario médico Circulation muestra también que las personas que tienen un paro cardiaco súbito mientras practican deportes tienen más probabilidades de sobrevivir a esta condición generalmente fatal.

Por Sally Stewart

Los Ángeles, California- Atletas de edad madura tienen menor riesgo de sufrir un paro cardiaco súbito mientras hacen deporte y son quienes tienen más probabilidades de sobrevivir a esta condición generalmente fatal, muestra un nuevo estudio del Instituto de Cardiología de Cedars-Sinai.

“En virtud de que hay tanta atención mediática cuando alguien sufre un paro cardiaco súbito mientras realizan actividades deportivas, queremos asegurarnos de que la gente sepa que los beneficios de hacer ejercicio sobrepasan el riesgo de tener un paro cardiaco”, dijo Sumeet S. Chugh, MD., Director Asociado de Investigación de las alteraciones del ritmo cardiaco. “Incluso para hombres de edad madura, quienes son más susceptibles de tener alteraciones del ritmo cardiaco, el riesgo es bastante bajo”.

Aun cuando “paro cardiaco súbito” e “infarto” son palabras generalmente intercambiables, los términos no son sinónimos. A diferencia de los infartos (infartos al miocardio), que son típicamente causados por arterias coronarias que están bloqueadas y reducen el flujo sanguíneo hacia el músculo del corazón, un paro cardiaco súbito es el resultado de una actividad eléctrica defectuosa en el corazón. Los pacientes pueden tener poca o ninguna advertencia, y el desorden usualmente causa una muerte inmediata.

Se culpa al paro cardiaco súbito de las muertes del periodista Tim Russert y del cineasta John Hughes, así como las del jugador olímpico de volibol, Flo Hyman, y de los jugadores profesionales de básquetbol, Pete Maravich y Reggie Lewis.

• En el estudio, publicado en el diario médico Circulation, los investigadores estudiaron a 1,247 personas en un rango de edad de 35 a 65 años, de Portland, Oregon, área metropolitana, que hayan sufrido un paro cardiaco súbito entre los años 2002 y 2013. Los resultados incluyen: solo el 5%, o 63 personas, sufrieron un paro cardiaco súbito durante actividades deportivas.
• El 87% de quienes tuvieron un paro cardiaco súbito mientras practicaban deportes, recibió resucitación cardiopulmonar.
• El 53% de los pacientes que sufrió un paro cardiaco súbito mientras no practicaba deportes, recibió resucitación cardiopulmonar.
• La tasa de supervivencia del 23 por ciento fue mayor para aquéllos que habían sufrido un paro cardiaco súbito mientras se ejercitaban, comparada con solo el 13 por ciento para aquéllos que sufrieron un paro cardiaco súbito durante la realización de otras actividades.
• Los hombres fueron siete veces más propensos que las mujeres a sufrir paros cardiacos súbitos relacionados con los deportes.

“La probabilidad de sobrevivir un paro cardiaco súbito es mejor si el episodio ocurre durante el ejercicio, probablemente porque es seguro que haya otras personas alrededor que puedan realizar compresiones en el pecho hasta que lleguen los paramédicos”, dijo Chugh, Director de la Cátedra Pauline y Harold Price para la Investigación de Electrofisiología Cardiaca (the Pauline and Harold Price Chair in Cardiac Electrophysiology Research).

Adicionalmente a su rol de liderazgo en el Instituto de Cardiología de Cedars-Sinai, Chugh lidera el Estudio sobre Muerte Súbita e Inesperada de Oregon, una valoración exhaustiva de todo un año y realizada en 16 hospitales sobre muertes por causa cardiaca en la población del área metropolitana de Portland, Oregon, la cual es de 1 millón de personas. Los datos recolectados en el estudio- que llevan ya más de una década- les proporciona a Chugh y a su equipo información única y basada en la comunidad, con la que pueden buscar las respuestas a qué es lo que causa un paro cardiaco súbito. El Laboratorio de Genómica de Muerte Súbita del Dr. Chugh (Chugh’s Sudden Death Genomics Laboratory) en el Instituto de Cardiología de Cedars-Sinai es financiado por dos programas previos del Instituto Nacional de Corazón, Pulmón y Sangre, que también les permite continuar con los estudios para resolver los mecanismos del paro cardiaco súbito.

“Lo que muestra este estudio es que la mayoría de los atletas de edad madura no necesitan preocuparse de sufrir un paro cardiaco súbito mientras se ejercitan”, dijo Chugh. “Mientras nuestra población envejece, es importante saber que las personas de edad más avanzada pueden ejercitarse sin preocuparse de desencadenar una alteración del ritmo cardiaco”.


Fuente: Cedars-Sinai / Traducción: Miriam Baley.

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈