jueves 13 de junio de 2024

Beitar en el gueto de Varsovia: La historia jamás contada

SILVIA SCHNESSEL PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – Mientras que la conformidad ideológica a menudo es necesaria para que un estado o personas sobrevivan, no se debe permitir que se distorsione la escritura de la historia.

Por Eli Kavon

Lápidas antiguas en el cementerio judío de Varsovia. (Crédito:  REUTERS)
Lápidas antiguas en el cementerio judío de Varsovia. (Crédito: REUTERS)

Era enero de 1952 cuando Menachem Begin encabezó una manifestación de 15.000 personas en Jerusalén en protesta por la voluntad de la Knesset para aceptar las reparaciones de Alemania Occidental por los crímenes del estado nazi en el genocidio de los judíos. 

Begin, en representación del partido Herut, se encontraba en oposición acérrima al dominio del Laborismo Sionista de David Ben-Gurion de la vida y la política israelíes. Se opuso a la aceptación de las reparaciones de Alemania como aceptación de dinero manchado con la sangre de judíos asesinados. La manifestación se convirtió rápidamente en un motín y un tumulto de gases lacrimógenos y sobrevino un lanzamiento de piedras, con la policía actuando con toda su fuerza. 

Begin demostró que seguía siendo una fuerza viable en la política israelí, a pesar de que Ben-Gurion nunca se refirió a él por su nombre en la Knesset. 

Pero la protesta de Begin tiene mayores implicaciones que el mero debate sobre las reparaciones del Holocausto. Por primera vez, los herederos revisionistas de Vladimir Jabotinsky podrían empezar a contar su versión de la historia de la Shoah. 

Durante más de una generación, el Laborismo Sionista de Ben-Gurion dominó la historiografía del Holocausto. Esto fue especialmente cierto con la revuelta contra los nazis por los judíos heroicos del gueto de Varsovia. En realidad hubo dos organizaciones luchando en el gueto – la Organización Combate Judío (ZOB) y la Unión Militar Judía (ŻZW). Durante décadas, los historiadores y biógrafos se centraron en la ZOB y descuidaron el papel importante de la ŻZW en la revuelta. La ZOB – compuesta por movimientos juveniles pioneros sionistas de izquierda como Hashomer Hatzair, Dror y Akiva, así como el Bund Socialista – se reunieron por primera vez el 28 de julio de 1942, en el apogeo de la deportación nazi de los judíos de Varsovia a la muerte en Treblinka. Los herederos sionistas de Jabotinsky, por otro lado, representados por el movimiento juvenil sionista revisionista Beitar, se formó a principios de la guerra, aunque no se sabe mucho acerca de su formación. Hasta que las investigaciones pioneras de Moshe Arens, ex ministro en los gobiernos encabezados por el Likud, la historia de Beitar y el ŻZW en el gueto de Varsovia quedaron ignoradas y suprimidas. 

Los líderes del ŻOB Yitzhak “Antek” Zuckerman, Marek Edelman y Zivia Lubetkin sobrevivieron al Holocausto y más tarde escribieron sobre el heroísmo de la rebelión del gueto mientras vivían en Israel y Polonia. Ellos contaron la historia de la ZOB. Pavel Frenkel y León Rodal, comandantes de la ŻZW, murieron en los combates de abril de 1943. No sobrevivieron para contar su versión de los hechos. El ŻZW estaba mejor armado que la ZOB y las tácticas que utilizaba cada organización refleja esa realidad. La ZOB participó en “Hit and Run”, ataques sorpresivos contra los alemanes y luego se retiraban a sus búnkeres. Los miembros del Beitar en ŻZW se organizaron para combatir a los nazis en una batalla prolongada en la plaza Muranowska de Varsovia. El papel de los revisionistas que lucharon en el gueto fue un “papel importante”, según Moshe Arens. 

Una de las razones por las que el heroísmo Beitar no fue contado es que pocos vivieron para contar su versión de los hechos. 

Pero no podemos ignorar las dimensiones políticas de una historiografía de la rebelión del gueto de Varsovia dominada por el Laborismo sionista. 

Siempre había habido resentimiento entre los sionistas laboristas y los revisionistas. La amarga rivalidad entre la visión de Ben-Gurion del sionismo como movimiento pionero y el énfasis de Jabotinsky en la inmigración masiva y los aspectos militares del retorno de los judíos a Israel llegó a un punto con el asesinato de Jaim Arlosoroff en una playa de Tel Aviv, en el verano de 1933. Arlosoroff, una estrella en ascenso en el movimiento sionista laborista, estaba llevando a cabo negociaciones complejas y controvertidas con la Alemania nazi para fomentar que el régimen de Hitler permitiera a los judíos alemanes emigrar a Israel. Ben-Gurion siempre sospechó que los revisionistas que se oponían a las negociaciones fueron los responsables por el asesinato de Arlosoroff.

El odio de Ben-Gurion por Jabotinsky era tan grande que llamó al líder sionista revisionista “Vladimir Hitler.” El énfasis de Jabotinsky en ejercicios militares y desfiles para la juventud Beitar le ganó a su movimiento la etiqueta de “fascista” por el ala izquierda del sionismo. Esta amarga animosidad se reflejó en el fracaso de los combatientes del Gueto de Varsovia para unificarse como una organización combatiente

Beitar, con mejor entrenamiento y armas militares que la ZOB, quería asumir el mando de la revuelta. Pero estas negociaciones se derrumbaron. La lealtad política, incluso en la más horrible de las ocasiones, es una fuerza potente. Los dos grupos coordinaron sus esfuerzos, pero nunca se unieron

El dominio del Laborismo sionista de la vida y la política israelíes fue necesario para dirigir un estado joven bajo el asedio de los enemigos árabes y con la difícil tarea de absorber inmigrantes de todas partes del mundo. Pero este dominio dio lugar a una versión monocromática de la historia que se olvidó de contar la historia de figuras importantes que ahora necesitan ser reconocidas como héroes. 

En una serie de artículos y en su reciente estudio con extensión de libro sobre el papel de los herederos de Jabotinsky en la rebelión del gueto de Varsovia, Banderas sobre el gueto de Varsovia, Moshe Arens ha comenzado a hacer la crónica de la importancia del papel de la ŻZW. El correctivo de Aren es crítico

Mientras que la conformidad ideológica a menudo es necesaria para que un estado o personas sobrevivan, no se debe permitir que se distorsione la escritura de la historia. Por fin alguien cuenta la historia completa de la rebelión del gueto de Varsovia. 

El autor es un rabino y maestro que reside en Boca Raton, Florida . 

Fuente: The Jerusalem Post

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Política de privacidad