SILVIA SCHNESSEL PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – El secretario de Defensa Ashton Carter revela que hackers rusos accedieron a una red no clasificada del Pentágono a principios de este año.

Ashton Carter
Ashton Carter

Hackers rusos accedieron a una red no clasificada del Pentágono a principios de este año, reveló el jueves el secretario de Defensa Ashton Carter, en la última penetración de alto perfil de las redes del gobierno que ha sido atribuida a los hackers rusos.

En su intervención en la Universidad de Stanford en Palo Alto, California, Carter fue citado por la CNN como habiendo dicho que la filtración, que fue desclasificada hace poco y de la que nunca se informó públicamente, fue detectada rápidamente por los sensores del Departamento de Defensa.

No estaba claro cuándo se produjo la penetración o si los hackers trabajaban en nombre del gobierno ruso. Los intentos de CNN para espigar los detalles adicionales no tuvieron un éxito inmediato.

“(Los piratas informáticos) descubrieron una vieja vulnerabilidad en una de nuestras redes heredadas que no había sido parcheada”, dijo Carter, según el informe. “Si bien es preocupante que lograran cierto acceso no autorizado a nuestra red no clasificada, rápidamente identificamos el compromiso, y tuvimos un equipo de expertos dando respuesta al incidente que dio caza a los intrusos al cabo de 24 horas.”

“Después de captar información valiosa sobre sus tácticas, se analizó su actividad en la red, la relacionamos con Rusia, y rápidamente reiniciamos la red de una manera que reduce al mínimo sus posibilidades de volver”, continuó.

La revelación se produce tan sólo unos meses después que el director de Inteligencia Nacional, James Clapper dijera al Comité de Servicios Armados del Senado que “la amenaza cibernética de Rusia es más grave de lo que habíamos estimado previamente.”

La filtración es la más reciente violación de las redes del gobierno de Estados Unidos atribuida a hackers rusos, señaló CNN .

A principios de este mes, las autoridades dijeron que los piratas informáticos rusos estaban detrás de una serie de intrusiones perjudiciales que penetraron las partes sensibles del sistema informático de la Casa Blanca.

A pesar de que sólo fueron capaces de acceder a los sistemas no clasificados, los hackers tuvieron acceso a información sensible como la agenda diaria del Presidente, dijeron los funcionarios que informaron sobre la investigación.

Esos hackers fueron capaces de entrar en el sistema de la Casa Blanca en base a lo que habían aprendido a través de hacks anteriores en las redes del Departamento de Estado.

Las declaraciones de Carter el jueves fueron hechas durante un discurso que delineaba una nueva estrategia del Departamento de Defensa sobre ciberdefensa basada en una mayor colaboración con los proveedores privados. El jefe de la Defensa dijo que el Pentágono se enfrenta a amenazas en línea cada vez más sofisticadas y maliciosas de reinos tanto estatales como no estatales.

“Nuestra confianza en la tecnología ha dado lugar a vulnerabilidades reales que nuestros adversarios están ansiosos por explotar”, dijo Carter, según CNN .

A raíz del presunto ataque de Corea del Norte en Sony el año pasado, así como el aumento de la amenaza de Rusia, Carter señaló que adquirir más volumen de ciberdefensas en Estados Unidos será una prioridad en el futuro.

“Me preocupa lo que no sabemos”, dijo Carter. “Debido a que este fue sólo un ataque.”

El fondo para el ataque de hacking en Sony era su lanzamiento de la controvertida película “La Entrevista”, que trata de un complot para asesinar al líder norcoreano, Kim Jong-Un.

Sony  canceló originalmente  el lanzamiento de “La Entrevista” en un máximo de 3.000 salas de cine, después de que los piratas amenazaran ataques terroristas contra las salas que pasaran la película. La compañía  más tarde dio marcha atrás  en su cancelación de la película, sobre todo durante la feroz reacción a la decisión, incluida la del presidente Barack Obama, quien dijo que el estudio de la película había cometido un error.

El FBI  dijo después que Pyongyang  estaba detrás del ataque cibernético en Sony Pictures, que expuso secretos de Hollywood, destruyó datos y obligó a Sony a desconectar toda su red de ordenadores.

Fuente: Artutz Sheva