avatar_default

AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO

1400400_573094616097007_1912391509_o

El regreso de Jibril Rajoub al discurso público en los últimos días ha puesto de manifiesto el vacío alrededor de la imagen del hombre que cuenta con el título de “presidente de la Asociación Palestina de Fútbol” y que “amablemente” se dignó a retirar la moción para eliminar a Israel de la FIFA, el Federación Internacional de Fútbol.

Rajoub es un ex prisionero de seguridad y ex terrorista que alguna vez recibió una sentencia de cadena perpetua, y anteriormente se desempeñó como jefe de las Fuerzas de Seguridad Preventiva de la Autoridad Palestina en Judea y Samaria.

Rajoub ha apoyado, planificado y llevado a cabo actos terroristas. Ha dicho: “Israel es un cáncer en la región y cada grano de la Palestina histórica desde el río hasta el mar será devuelto a los palestinos.” Saludó a los secuestradores de Gilad Schalit y juró que nunca habría normalización en los deportes con los ” miserables sionistas” (Claro, hasta que fue acorralado por su contraparte israelí en la FIFA y forzado a estrecharle la mano, nota de la editora de Enlace Judío).

Este “buen palestino” es el favorito actual de los medios de comunicación israelíes; ha utilizado a menudo un dulce lenguaje en el cual habla de “paz” y “diálogo” e incluso ha hecho un llamamiento para la “superación del odio”.

Sin embargo, al mismo tiempo, afirmó que si los palestinos hubieran poseído un arma nuclear, ya la habrían usado contra Israel. Rajoub comparó las políticas de Israel con las nazis e incluso fue tan lejos como para decir que Hitler podría haber aprendido una cosa o dos de los israelíes.

La Autoridad Palestina (AP), con Rajoub como líder de su Asociación Olímpica, sigue glorificando a los terroristas que masacraron a los 11 atletas israelíes en los Juegos Olímpicos de Munich 1972.

La AP mantiene, bajo los auspicios de Rajoub, competiciones deportivas en honor al archi-terrorista Abu Jihad, que fue responsable de numerosos ataques terroristas, incluyendo la masacre de 1978, cuando llevó a cabo el secuestro de un autobús que resultó en 37 muertes israelíes.

Gracias a Palestinian Media Watch, hemos aprendido que Rajoub se opone a cualquier actividad deportiva entre los palestinos y los israelíes, refiriéndose a ésta como “crimen contra la humanidad.”

Este hombre, que ahora está hablando en nombre de los deportes, es el mismo que hace apenas unos años, exigió la liberación de prisioneros que eran asesinos sedientos de sangre que, durante años, sembraron la muerte, duelo y sangre en las calles.

Éste es el hombre que ha publicado en su página de Facebook una foto de sí mismo cargando un niño pequeño con un rifle M16 y quien presentara sus respetos al primer ministro, Benjamin Netanyahu, al llamarlo, de una manera por demás “deportiva”, “perro” e “invasor”.

Por otra parte, en el nombre de ese espíritu deportivo, dijo que la petición israelí de mantener un minuto de silencio para honrar la memoria de los 11 muertos olímpicos israelíes- era racista.

¿Cómo todos estos detalles biográficos sobre Rajoub de pronto desaparecieron de la diplomacia israelí de los últimos días? ¿Por qué nadie se molestó en mencionarnos que Rajoub es un terrorista disfrazado de “Presidente de la Asociación Palestina de Fútbol”?

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí