avatar_default

2676145743

ESTI PELED PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – Israel ha puesto en marcha intensos esfuerzos diplomáticos para detener, o al menos posponer una directiva de la Unión Europea prevista para etiquetar productos fabricados en Judea y Samaria, Jerusalem Oriental y los Altos del Golán.

Barak Ravid

El Ministerio israelí de Relaciones Exteriores encabeza los esfuerzos a través de las embajadas israelíes en Europa, y especialmente mediante diplomáticos israelíes en Bruselas. El etiquetado de productos israelíes ha sido el tema principal del Ministerio en las últimas semanas.

Los iniciativa diplomática israelí comenzó tras la última reunión de los ministros de Exteriores de la UE el 18 de mayo. El Ministerio de Relaciones Exteriores en Jerusalem recibió información de que la representante de política exterior de la UE, Federica Mogherini, intentaba seguir adelante con el etiquetado de productos de los asentamientos y publicaría directivas próximamente.

Posiblemente la decisión se lleve a cabo en agosto, previo a las vacaciones de verano en Europa,” comentó un alto funcionario israelí.

Luego de formular las directivas necesarias, serán puestas a votación por la Comisión Europea, el órgano ejecutivo de la UE a fin de que el documento adquiera peso político.

En las últimas dos semanas, el embajador de Israel ante la UE, David Walzer, y su adjunto, Ronen Gil-Or, mantuvieron contacto con los 28 comisarios europeos que al parecer votarán para el etiquetado de los productos que se comercializan en las cadenas europeas de comestibles. Walzer y Gil-O enfocan sus esfuerzos en siete comisionados particulares a fin de persuadirlos a votar en contra o al menos posponer la decisión.

Un alto funcionario israelí dijo que durante las conversaciones en Bruselas con los asesores de Mogherini, ellos afirmaron que la única manera de retrasar una decisión sobre el etiquetado de los productos procedentes de los asentamientos sería reanudar el proceso de paz con los palestinos, que no parece una opción factible. “Trataremos de hacer todo lo posible, pero tendría que suceder un milagro,” comentaron funcionarios israelíes.

Israel se preocupa por las repercusiones económicas y diplomáticas de dicha iniciativa. Desde el punto de vista económico, los productos fabricados en los asentamientos constituyen sólo una pequeña fracción de la exportación israelí a Europa. Sin embargo, se teme que muchas cadenas de supermercados europeos tendrán dificultades para diferenciar entre los productos manufacturados dentro de las fronteras de 1967 y los fabricados dentro de la Línea Verde, y por lo tanto decidan evitar la venta de productos israelíes en general.

En el marco diplomático, se teme de otro golpe al Estado de Israel en Europa, así como del aumento de la presión internacional en relación a los asentamientos.

A principios de 2015, la UE retiró su reconocimiento de los servicios veterinarios del Ministerio de Agricultura procedentes de los asentamientos. Esto significa que en los últimos meses, se ha prohibido la importación de pollo y productos lácteos de Judea y Samaria, ya que no cumplen con las normas europeas. Esta prohibición podría extenderse a productos como vino y cosméticos producidos más allá de la Linea Verde, incluyendo los Altos del Golán, Jerusalem Oriental y los asentamientos.

Fuente: Haaretz

Reproducción autorizada: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí