Inicio » Noticias » Israel » Inauguración de las Macabiadas de Berlín en el Estadio Olímpico de Hitler

Inauguración de las Macabiadas de Berlín en el Estadio Olímpico de Hitler

SILVIA SCHNESSEL PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – Setenta años después de la caída del Tercer Reich, su memoria todavía resuena en las gradas del estadio Olímpico de Berlín. El estadio, construido por orden de Hitler para los Juegos Olímpicos de 1936, es recordado por sus banderas con la esvástica que rodeaban a una multitud de nazis saludando. Pero a finales de este mes, los mismos pasillos y bancos estarán llenos de miles de atletas judíos de todo el mundo, reunidos en la capital de Alemania por los 14º Juegos Macabeos Europeos.

Adolfo Hilter llega a la inauguración de las Olimpiadas de 1936 de Berlín. (Credito: IOCOlympic Museum  /Allsport)

Adolf Hitler llega a la inauguración de las Olimpiadas de Berlín en 1936. (Crédito de la foto: IOC Olympic Museum /Allsport)

Más de 2.300 deportistas de 36 países competirán en 19 disciplinas en el parque olímpico del que fueron excluidos los atletas judíos en 1936. El evento de una semana de duración, que tendrá lugar en suelo alemán por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, coincide con el 50 aniversario del inicio de las relaciones diplomáticas entre Israel y Alemania, el 50 aniversario de la refundación de Maccabi Alemania, y por supuesto, el 70 aniversario del final de la guerra. Sin embargo, la decisión de utilizar esta ubicación controversial no fue tomada a la ligera.

Cuando entré en el estadio por primera vez hace un año y medio, incluso me pregunté si sería adecuado acoger los juegos aquí”, admitió el presidente del Maccabi Alemania, Alon Meyer, en declaraciones a i24news. “Todavía tengo la piel de gallina cuando imagino lo que pasó aquí, quiénes estaban aquí y lo que gritaban. Es increíble. Pero ahora volvemos al mismo lugar a decir, ‘fracasásteis, nosotros hemos vencido”.

Para él, los juegos finalmente regresan al lugar donde todo comenzó. “Los primeros juegos Macabeos, en Europa y en Israel, se organizaron desde Berlín. Incluso cuando la sede Maccabi se trasladó a Londres, su presidente seguía siendo alemán”, dice Meyer. Los clubes deportivos judíos en Alemania reabrieron en 1965, y cuatro años más tarde, Alemania participó nuevamente en la Maccabiada en Israel. Pero ser sede de los juegos antes estaba descartado para la comunidad judía local.

La vieja generación no estaba preparada para esto”, dijo Meyer. “Ellos no se sienten como en casa, y muchos vivían con sus maletas hechas, listos para huir. Pero nosotros no sentimos de esa manera. Ahora la vida judía en Alemania está floreciendo y esta es nuestra oportunidad de mostrarlo al mundo”.

Una de las delegaciones judías a las Macabiadas (Crédito: Rafael Herlich)

Una de las delegaciones judías en las Macabiadas (Crédito: Rafael Herlich)

Este razonamiento fue suficiente para calmar a los que inicialmente se habían atormentado por la idea de tener la Maccabiah en el “estadio de Hitler”. Al final, sólo una cosa permaneció tabú: el relevo de la antorcha – una tradición introducida por los nazis en los Juegos Olímpicos de 1936 con fines propagandísticos. En vez de ello, los organizadores de la Macabiada decidieron un homenaje histórico diferente. La antorcha sera llevada al estadio por motociclistas, haciendo su camino desde Israel a través de Europa, al igual que los motociclistas que difundieron la noticia de la primera Macabiada en Israel (entonces Palestina) en 1932.

Para los pilotos – algunos de ellos señalaron personalidades israelíes – este será el pináculo de un viaje de 22 días atravesando Grecia, Bulgaria, Serbia, Hungría, Eslovaquia y la República Checa. Durante el viaje, que va a ser capturado en la película documental “Volver a Berlín”, los ciclistas podrán explorar sus propias raíces familiares personales en Europa, así como la situación actual de las comunidades judías allí.

La Macabiada representa a los judíos que están orgullosos de ser judíos, que muestran la fuerza y ​​se niegan a ser víctimas, y para muchas de las comunidades en Europa, conocer judíos como esos es una experiencia completamente diferente”, dice la directora de la película, Catherine Lurie-Alt.

Pero estas no son las caras de la historia que desea destacar al hablar de esto con los alemanes. “Es un tema delicado. Estamos describiendo la película simplemente como una recreación del viaje de los ciclistas originales, una historia sencilla y alegre”, añadió. “‘Volver a Berlín’ significa que volveremos como vencedores. Es un momento de conciliación y de redención”.

Meyer también sabía que mostrar la narrativa correcta es clave para conseguir el apoyo de las autoridades. “Los políticos también quieren que se trate de una ceremonia de éxito, tienen interés en presentar vidas judías en Alemania, pero aún necesitaba vender esto a fin de convencerlos para asignar fondos. Les recordé que el hecho de que los periodistas escriban del éxito de los juegos Macabeos era buena publicidad  para toda Alemania, así como para su comunidad judía”.

7906a1e94c624c6e0e74f6438f75572f4453b136

El interés alemán en la auto-promoción también se utilizó para abordar uno de los mayores retos de la Macabiada: fondos para fines de seguridad. “No nos preocupa que los juegos desencadenen protestas antisemitas, pero sí nos preocupa que se conviertan en un objetivo para ataques terroristas”, destacó Meyer. Inicialmente, dice, las autoridades de Berlín no ofrecieron el apoyo financiero adecuado, pero la sugerencia de que no habría suficiente seguridad por falta de fondos fue suficiente para revertir la situación.

Posteriormente, el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio del Interior de Israel también aportaron, contando con el asesoramiento proporcionado por el servicio de seguridad Shin Bet. En total, casi 800.000 euros se han gastado en seguridad privada – junto con los cientos de policías asignados por la ciudad de Berlín – de un presupuesto de cerca de 5,5 millones de euros.

Puede que no tengamos el mismo presupuesto dentro de cuatro años, ya que hacer que la gente reconozca la importancia de esto se está volviendo más difícil con el tiempo”, dijo Meyer, expresando su preocupación. “Estamos intentando asegurar que la gente no olvide lo que pasó aquí, pero cada nueva generación prefiere tratar cada vez menos la historia de Alemania”.

Si los Juegos Macabeos tienen lugar aquí de nuevo en 30 años, será completamente diferente”, continuó. “El Holocausto sería algo demasiado histórico ya y no quedará nadie para contar su historia. Pero ahora, la gente que viene aquí – algunos descendientes de aquellos que fueron forzados a huir de Alemania – tienen la oportunidad de llegar a una conclusión. Ahora es el momento perfecto para tener la Macabiada en Berlín”.

Fuente: i24 News

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *