Enlace Judío entrevistó en exclusiva a Natán Sharansky, Presidente de la Agencia Judía para Israel, en su visita a México. Éstas son sus respuestas.

MAY SAMRA Y MIRIAM BALEY PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO.

EJ: En primer lugar, ¿por qué Usted nunca usa corbata, y cómo es que habla inglés tan bien? Son dos aspectos que provocan curiosidad.

NS: Después de la prisión me limité bastante. Nunca me gustaron las corbatas, incluso antes de la prisión pero, después de ésta, dije “es suficiente”. Y eso es todo. Pero, unos años después, sucedió que Bill Clinton, cuando yo era Ministro, en una de las reuniones que tuvimos, me dijo: “No es de mi incumbencia pero, ¿podría decirme por qué no trae corbata?” y le respondí “Pues tenemos una ley en Israel que estipula que aquéllos que pasaron 9 años en una prisión soviética no tienen que traer corbata”. Se rió y dijo “Me parece bien”.

Dos semanas después, estaba en Rusia con el Primer Ministro [], y me dijo “dime por qué no traes corbata. ¿Es una especie de protesta?”. Y le dije “No, en primer lugar, tenemos una ley en Israel; y en segundo, tengo permiso de Bill Clinton”. Y contestó: “Ah, bueno, entonces también está bien para mí”. Así que ahora puedo decir que tengo permiso de los estadounidenses y de los rusos.

Y sobre el inglés, pues, cuando me convertí en activista del movimiento, una de mis funciones era ser como un vocero oficial de (el prominente físico y disidente) Andréi Sajarov para hablar con los turistas que con los periodistas extranjeros. Así que fue un buen entrenamiento. Y, cuando me arrestaron, nuestro líder de derechos humanos de la Unión Soviética, les dijo a los periodistas, “Sharansky estaba diciendo lo mismo que nosotros pero él lo hizo en inglés y por eso lo arrestaron”. Por eso es que puedo decir que el inglés es el idioma que ayudó a que me arrestaran.

EJ: ¿Cuál es el día más feliz y el día más triste de su vida?

NS: El más feliz fue cuando conocí a mi esposa cerca de la sinagoga de Moscú en 1973, justo en medio de nuestra lucha. En ese entonces, no sabía que era el día más feliz de mi vida pero sentí algo bueno. Otro fue el día de mi liberación de prisión. A medio día crucé el Puente Glienicke en Alemania y me encontré con mi esposa, y, al final de este día, estaba con toda nuestra gente, cerca del Kotel, cantando y bailando y rezando. Fue el día en que fui directamente del infierno hasta el paraíso.

EJ: ¿Y el más triste?

NS: Probablemente el día en que me enteré de la muerte de mi padre, estando yo en prisión. Fue no solo el hecho de que falleciera sino que tampoco podía estar con mi familia ni con mi madre. Fue un momento difícil.

EJ: Si hubiera un partido de ajedrez entre Israel y sus enemigos, ¿cómo ganaría Usted el juego?

NS: Pues eso es exactamente lo que está haciendo Israel. Estamos jugando la defensa francesa, lo que significa que dejamos que nuestros enemigos nos ataquen y, mientras tanto, seguimos construyendo nuestras propias vidas, y, cuando descubrimos puntos débiles en nuestros enemigos, o en sus planes, los atacamos. Generalmente son ataques rápidos y muy fuertes porque no tenemos oportunidad de tener guerras largas y, entre las guerras, tenemos que lidiar con nuestros problemas, construir nuestras vidas y no solamente luchar contra nuestros enemigos.

EJ: ¿Cómo ganar la guerra contra Irán?

NS: Primeramente, debemos seguir siendo fieles a nosotros mismos, y debemos continuar fortaleciendo a nuestra gente. En segundo lugar, debemos seguir aprovechando nuestra gran ventaja de poder mental y asegurarnos de tener la ventaja en todo momento y estar listos para usar este poder. Debemos recordar que tenemos esta enorme ventaja de ser un país libre, y que la gente de Irán también quiere ser libre. Y es un consejo no sólo para Israel sino para todos los líderes del mundo libre es que seremos aliados de los iraníes si es que los ayudamos a tener un régimen más democrático. Necesitamos pensar más en construir puentes con los disidentes democráticos de Irán y menos cómo tener buenas relaciones con dictadores.

EJ: ¿Qué opina sobre el acuerdo nuclear con Irán?

NS: Creo que es muy peligroso para nosotros y para el mundo. Hay una ilusión de que si no hay guerra, las cosas mejorarán; si hay comercio en lugar de guerra, las cosas estarán mejor. Eso, por supuesto, es un error. Yo estoy menos preocupado por el hecho de Irán tendrá armas nucleares porque aún falta mucho para eso, sino por el hecho de que el mundo libre acordara cooperar con Irán sin ligar su colaboración con la petición de que Irán deje de apoyar el terrorismo mundial y de destruir a Israel. Eso es muy alarmante desde mi punto de vista.

EJ: ¿Cuál es su respuesta a la gente que dice que los israelíes rusos no son judíos?

NS: Los judíos de Rusia, desde dos generaciones atrás, fuimos asimilados a la fuerza. Estábamos completamente desconectados de cualquier tema judío. Y el hecho de que regresemos a nuestras raíces e historia, a nuestra familia, y comencemos a pelear para volver a Israel- es un milagro. No es sorprendente que hubiera tantos matrimonios mixtos; en muchos países hay una tasa mayor de matrimonios mixtos sin que hubiera una asimilación forzada. Como resultado de eso, hubo más de un millón de judíos que se fue a Israel, y unos doscientos mil no-judíos que tomaron esa decisión de vivir en una familia judía y de casarse con alguien judío. Expresaron su deseo de vivir en el Estado judío, de construir el Estado judío y de luchar por él. Y creo que es nuestra obligación crear condiciones con las que ellos se sientan bienvenidos. El debate no gira en torno a si son judíos halájicos o no; no lo son. El debate está en torno de cuán abierta debe ser nuestra sociedad para recibir a todos los que desean unírsenos, no solamente físicamente, no solamente en pelear con nosotros, no solamente en vivir con familias judías, sino también en ser judíos.

EJ: Rusia tiene una relación especial con Irán. ¿Cuáles cree que son sus intenciones respecto a Israel?

NS: La política rusa sobre Irán no fue favorable a nosotros pero no tiene nada que ver con Israel, sino con las relaciones de Rusia con Estados Unidos, y Rusia todo el tiempo quería mostrarle a Estados Unidos que deberían tomar en serio a los rusos, y la forma en que querían que los tomaran en serio era mediante la cooperación con Irán. Desafortunadamente, nosotros estamos pagando el precio. Tengo que decir, aunque vaya a sonar extraño, que a nivel de relaciones directas entre Rusia e Israel, éstas son buenas. De hecho, este millón de judíos que vinieron de Rusia es como un puente en muchos aspectos: cultural, cooperación, y otros campos. Pero el hecho de que el liderazgo ruso vea, al mismo tiempo a los regímenes de Irán y Siria como sus aliados potenciales y, a veces, no sólo potenciales, es algo bastante problemático. Así que tenemos que separar estas dos cuestiones: por un lado, Rusia sí nos da oportunidad… por ejemplo, para mí, que soy el Presidente de la Agencia Judía, de poder lidiar con las comunidades judías en Rusia. Las autoridades no nos causan problemas y, de hecho, cooperan con nosotros cuando las comunidades judías necesitan nuestra ayuda. Intentan tener relaciones normales y directas con Israel. Por el otro lado, su política con Irán y Siria es extremadamente problemática.

EJ: ¿Qué opina de la preferencia de los israelíes por Netanyahu en estas elecciones?

NS: Creo que estas elecciones demostraron que, por ahora, no hay otro líder político que haga sentir a los israelíes que los puede llevar a través de estos tiempos tan difíciles. Los israelíes sienten que la política de Netanyahu demostró que, en cuanto a Irán, es el único líder que tomó en cuenta las necesidades de seguridad del Estado de Israel. En cuanto a otros temas, por supuesto que hay muchos debates, Israel es un país democrático y cada uno de nosotros tiene muchas opiniones diferentes. Hubo partidos más populares que otros pero en estas encuestas, todas mostraron que, cuando se trata de una decisión personal sobre quién puede ser el líder de Israel en este periodo difícil, la mayoría abrumadora de los israelíes votan por Bibi Netanyahu.

EJ: Cuando estuvo en prisión, ¿cómo se imaginaba a Israel? ¿Estuvo a la altura de sus expectativas?

NS: Vi a Israel de la misma forma que un creyente ve el siguiente mundo; como la etapa final de todos nuestros sueños y plegarias.

Tengo que decir que el mismo día en que llegué a Israel, como dije, fue como pasar del infierno al paraíso y estaba en el paraíso. Y, cuando estás en el paraíso, sólo hay un camino: hacia abajo. Ahora, treinta años después, bueno, 28, voy bajando lentamente hacia la tierra y todavía me siento en el paraíso. Por supuesto que este paraíso aún tiene mucho trabajo por hacer; hay muchos desafíos que tenemos que enfrentar y muchos puentes que tenemos que construir entre nosotros, pero este sentimiento de que vives en el lugar que los judíos reconstruyeron después de miles de años de exilio es un experimento único que jamás había sucedido en el mundo. Después de 2,000 años de exilio, la gente viene de cientos de diásporas, de cientos de trasfondos culturales; cuando se les pregunta ¿quién es judío? todos dan diferentes respuestas. Y ahora tienen que vivir en un mismo país para sentirse [parte de] un pueblo, más de un pueblo, una familia. Y eso es lo que está sucediendo todos los días. Creo que es un milagro, y siento que el futuro de los judíos y, hasta cierto punto, el futuro del mundo, está definido por lo que está sucediendo en este país.

EJ: El futuro del mundo.

NS: Sí, el futuro del mundo porque creo que dos grandes necesidades de toda persona, sociedad y civilización- pertenecer y ser libre. Tener identidad y libertad. Y, desafortunadamente, en el mundo de hoy que es tan complicado, parte del mundo decidió que la identidad es más importante que la libertad: el fundamentalismo se está volviendo cada vez más fuerte en los países a nuestro alrededor. Y, por el otro lado, está el mundo libre, Europa especialmente, que decidió que la libertad es más importante que la identidad, y hay todo este post nacionalismo, post modernismo, y multiculturalismo, lo cual hace la vida más y más delgada, y la gente sabe cómo disfrutar la libertad pero no sabe cómo luchar por ella. Y entre estas dos metas, identidad sin libertad o libertad sin identidad, hay un pequeño país- Israel- que trata de hacer lo que los judíos han hecho durante miles de años, que es cómo mantener unidas la libertad y la identidad. Y lo lograron. Y ése es nuestro gran regalo para el mundo: sí, puedes tener una vida muy significativa e importante, conectando tu pasado y futuro, y al mismo tiempo, ser un país libre y democrático.

EJ: ¿Cree en D-os? ¿Es una persona religiosa?

NS: Creo que la gente es creada a imagen de D-os. Si D-os los creó a su imagen o si ellos mismos crearon esa imagen, ésa es una cuestión diferente. Pero, sí, toda la vida sentí cómo esta creencia en los grandes principios de que fuimos creados a imagen de D-os y que tenemos que vivir en concordancia con estos principios de libertad interior y alta moral y cómo nos dio la fortaleza para luchar y para cambiar este mundo.

En cuanto a la pregunta de si soy religioso, dime: hay 613 mitzvot- preceptos religiosos- dime después de cuántos mandamientos te vuelves religioso- 215, 347, 400- si me dices exactamente, te contestaré. De lo contrario, creo que esa pregunta no tiene ningún significado.

EJ: ¿Qué opina sobre el Presidente Obama? ¿Está abandonando a Israel como aliado? Algunos dicen incluso que es musulmán ¿Qué opina Usted?

NS: Todo esto es un sinsentido. Él es el Presidente de los Estados Unidos de América, y ningún presidente de ese país puede abandonar a Israel porque, después de todo, Israel, solamente por las razones que di anteriormente, es una de las pocas, si no es que la única, civilizaciones que está tratando de mantener la identidad y la libertad juntas. Eso es exactamente lo que la historia estadounidense []. La experiencia política nos enseña. Estados Unidos es muy cercano a Israel y viceversa, en términos de principios profundos de democracia e identidad. Habiendo dicho todo esto, algunos líderes pueden tener ciertas ilusiones del mundo. No hay duda de que el Presidente Obama hizo una mala evaluación acerca de lo que está sucediendo en el mundo árabe cuando pensó que Mubarak y Asad estarían para siempre, y es muy importante mantenerlos como socios, si no es que como aliados. Y pienso que el Presidente Obama no estimó la [presión] de la gente iraní para que sea libre y Estados Unidos no apoyó en 2009 el intento de ser libres.

EJ: ¿La revolución?

NS: Sí. En 2009, cuando millones de iraníes estaban listos para ir a las barricadas. El líder del mundo libre dijo “el compromiso con el régimen es más importante para nosotros que cambiar el régimen”. Nadie esperaba que EE.UU. mandara a sus tropas. Pensaban que EE.UU. iba a expresar su apoyo moral total a los iraníes que quieren cambiar el régimen. No sucedió. Y creo ahora que eso fue un error. Y no fue solo Obama, sino los líderes del mundo libre creen equivocadamente que la paz con Irán sin demandarle que deje de apoyar el terrorismo mundial puede traer la paz. Entonces, ¿podemos tener estos acuerdos con nuestro mejor aliado, el líder de los Estados Unidos de América? Sí. ¿Es posible que hagan una mala estimación sobre nuestra región y nuestros vecinos? Definitivamente. Lo vimos hace algunos años y ahora otra vez.

¿Se puede decir que el Presidente Obama está abandonando a Israel, que quiere a un Israel débil, que no quiere cooperar con Israel? Todo eso es un sinsentido. Estados Unidos continuará siendo nuestro fuerte aliado porque, a final de cuentas, ambos vemos nuestro futuro, el futuro de la humanidad, de la misma manera, y nuestros enemigos lo ven diferentemente.

EJ: ¿Podría contarnos sobre su boda en secreto en la sinagoga de Moscú?

NS: No tuvimos una boda en secreto en la sinagoga de Moscú porque (el régimen soviético) no permitía las jupot ni a los “problemáticos”- y yo ya era un problemático. Pero uno de los líderes de la comunidad religiosa aceptó ayudarnos y llevó a nuestro departamento a uno de los rabinos de nuestra sinagoga que tenía el derecho para hacer la ceremonia, y nosotros tuvimos que tener la ceremonia de nuestra boda en un departamento muy pequeño. En Moscú, justo cuando fui liberado de prisión, fui encarcelado otra vez durante 15 días, únicamente porque el Presidente Nixon había ido en una visita oficial, y a los problemáticos como yo nos habían metido a la cárcel. El 3 de julio, el Presidente Nixon abandonó Moscú. El 3 de julio, salí de prisión; el 4, tuvimos nuestra boda; y el 5, Avital se fue a Israel, y nosotros esperábamos que yo me reuniera con ella en unos meses. Me reuní con ella después de  12 años. Y, desde ahí, hemos disfrutado de nuestra vida en el paraíso.

Yo siempre aconsejo: “Antes de que vayas a prisión, tienes que casarte como yo lo hice. Debes de tener a tu Avital”.

EJ: ¿Qué opina de México?

NS: Vimos muy poquito de México. [Tienen] una gran playa en el Mar del Caribe. Es maravilloso, el mar es grandioso. Pero puedo también decir algo sobre la comunidad judía de México. Es increíblemente judía. En ninguna otra comunidad judía del mundo verás que el 95% de los niños judíos acudan a escuelas judías. Eso no existe en ningún otro lugar. Así que eso es bastante bueno. Además, es una comunidad muy generosa que da mucho apoyo a Israel o a diferentes programas que ayudan a crear lazos entre Israel y los judíos.

Mi consejo para los líderes de las comunidades es ” No den nada por sentado; sigan trabajando para que esta comunidad continúe siendo tan sionista y tan judía como lo ha sido hasta ahor”a. Bueno, nosotros, los judíos, no debemos dar nada por sentado. Incluso la existencia del Estado de Israel es un gran milagro, un gran logro, y ahora que Israel es tan fuerte y tan exitoso, no podemos darlo por sentado. Debemos seguir luchando para asegurarnos de que el futuro de Israel y de los judíos esté garantizado.

Estuve hoy en el Museo Memoria y Tolerancia y debo decir que es un lugar único. Podemos aprender sobre la Shoá en muchos lugares del mundo, y es muy importante aprender sobre el Holocausto. En Yad Vashem, en el Museo de Tolerancia de Washington, por supuesto en Auschwitz y otros lugares. Pero aquí, este museo no trata solamente sobre el pasado, sino sobre la gente que lo hizo en el pasado y que podría hacerlo hoy, y cómo está sucediendo  hoy. (También) cómo naturalmente pasó la Shoá y el Holocausto y cuánta gente contribuyó a esto sin siquiera darse cuenta y cómo hoy en día podría pasar fácilmente y a veces está sucediendo y que no debemos huir de nuestras responsabilidades por los Holocaustos que sucede actualmente, ya sea en [] o en algún otro lugar. Deben de estar muy orgullosos de ese museo tan maravilloso que no he visto en otro lugar del mundo.

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈