Inicio » Opinión » Análisis » George Soros y la destrucción de Israel

George Soros y la destrucción de Israel

Nuestro pueblo y su Estado son actualmente objeto de muchos ataques furtivos: el antisemitismo renace por todas partes allí donde lo creíamos derrotado e Israel se ha convertido en “el Judío de las Naciones”. Los defensores de Israel actúan – incansables – en todos los frentes, mientras que otros, más fatalistas, se encogen de hombros, doblando la espalda en la tormenta, mientras ven la dolorosa continuidad histórica que golpea a los descendientes de Abraham, Itzjak y Yaacov. Sin embargo, todos se preguntan ¿qué hemos hecho para merecer este castigo celestial?

Georges Soros

Georges Soros

© Yéh’ezkel Ben Avraham parEurope Israël News/ TRADUCCIÓN AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – Tantas personas nos odian (los nazis, los islamistas, los anti-globalización, la izquierda internacionalista, los laicistas fanáticos …), era difícil encontrar el vínculo que une a todas estas personas.

¡Listo! Su nombre es George Soros, es multimillonario y su objetivo declarado es dominar el mundo. ¡Oh, por supuesto! Él esconde su horrible proyecto filosófico como sea – manifestando que “los Estados tienen intereses, pero no principios y una sociedad abierta ideal suprimiría los intereses nacionales específicos, mientras que la estructura política y financiera internacional asumiría la responsabilidad de la defensa de muchas  personas”, añade que “la democracia y la sociedad abierta sólo pueden ser impuestas desde el exterior, ya que el principio de soberanía impide la interferencia exterior”. Pero bajo sus trapos  “humanistas equipa a sus organizaciones  “filantrópicas” de liquidez financiera, que “compran” importantes sectores de la población, y en su momento se desencadenan para derribar gobiernos que tratan de mantener su independencia nacional.

Si una nación desea controlar sus propios recursos naturales, es – según él – una sociedad cerrada“. Si una nación desea desarrollar su economía y sus recursos humanos con la ayuda de aranceles y reglamentos, también es una  sociedad cerrada“. Cualquier nación que rechace la globalización (es decir, el imperialismo del libre comercio) estará condenada y sujeta a los ataques de los tentáculos de Soros y su organización secreta, nube de tinta del pulpo.

Activo en varias decenas de países, controla unos 180 grupos de medios de izquierda ‘progresista’ o radical (unos 332 millones de lectores por mes) – incluyendo The Guardian, Le Monde, Indymedia, y Avaaz – entre los cuales, nada más que en Estados Unidos, 30 de importancia nacional (incluido: The New York Times, Washington Post, Associated Press, NBC, CNN y ABC).

Su sombra se cierne sobre la OMC (Organización Mundial del Comercio) y el FMI (Fondo Monetario Internacional). Miembro, desde 1947, de la  Fabian Society, organización de la cual George Orwell (autor de la teoría imaginaria “1984”, con su “Big Brother lo está mirando” y un régimen totalitario fuertemente inspirado tanto en el estalinismo como en algunos elementos del nazismo) también formaba parte, se conecta entre otros de esta forma a la escuela de Francfort, que tiene como objetivo “eliminar las tradiciones culturales, la identidad étnica, la soberanía nacional y la memoria histórica de los pueblos europeos”.

“Hacedor  de  Reyes”, ha financiado la elección de Obama y en la actualidad está apoyando a Hillary Clinton (también se lo encuentra en los equipos de Tony Blair y muchos otros “grandes” de este mundo), ha obtenido para una de sus criaturas un Premio Nobel de la Paz y lo ha hecho designar como presidente de Liberia, ha organizado de forma encubierta la creación de varios poderes de las antiguas repúblicas de la URSS contra Rusia, trató de provocar una guerra mundial, cuando el conflicto de Kosovo, ha apoyado la creación de la “Primavera árabe”, es como uña y carne con el Irán de los ayatolás, varios movimientos terroristas islamistas, muchos estados del Golfo, y ayudó a establecer – fomentando entre otros, conflictos mediante el uso de francotiradores – el gobierno ucraniano actual de extrema derecha. Fue él mismo quien trabajó por la quiebra de Grecia con el fin de llevar a este país a ser dirigido por Syriza y se sospecha que puede no ser ajeno a las revelaciones de Edward Snowden.

Sembrador de trastornos” (Fuente, fuente) y activo destructor de los valores judeo-cristianos, nos encontramos con sus trapos sucios financieros detrás de Femen, los indignados, la campaña por la liberación de los criminales de guerra encarcelados en Guantánamo, la promoción, confusa, del multiculturalismo, el aborto, el “matrimonio” homosexual, la teoría de género, la legalización de las drogas y la inmigración ilegal. (Con el fin de “ahogar” Europa bajo la ola de “refugiados” ha hecho distribuir, en ​​Medio Oriente y Libia, un manual – publicado por una de sus organizaciones – que explica todos los trucos legales para candidatos migrantes).

Entre los organismos de inteligencia de estilo británico bajo la supervisión de Soros, se encuentra el Open Society Institute (OSI), Human Rights Watch, la Fundación Soros y la Iniciativa sobre la transparencia de las industrias extractivas.

En 2002, Soros admitió haber gastado más de $ 2.1 mil millones en cinco años en sus esfuerzos filantrópicos.

Escribe sobre ellos: “Trabajan con el gobierno cuando pueden y con independencia del gobierno cuando no pueden; a veces francamente en la oposición. Cuando las fundaciones pueden cooperar con el gobierno, pueden ser más eficaces; cuando no pueden, es cuando su trabajo es más necesario y apreciado, ya que ofrecen una fuente alternativa de financiación para la sociedad civil“.

Habiendo jurado destruir Israel (el judaísmo, las comunidades judías y el sionismo al estar en el extremo opuesto de su ser diabólico), financia con varios cientos de millones de dólares (sin contar otros subsidios que obtiene de su cabildeo, para sus organizaciones, de la UE, de varios gobiernos occidentales o árabes) a nebulosas organizaciones anti-israelíes (acaba de crear para criticar sin buenas razones, al Estado judío y perjudicarlo): Israel Policy ForumBrit Tzedek v’ShalomBDS, Center for American Progress, New America FoundationJ StreetHuman Rights Watch, Institute for Middle East UnderstandingGisha, New Israel Fund, I’Lam Media Center for Arab Palestinians in IsraelSAWA, Women Against ViolenceAdalah, Legal Center for Arab Rights in Israel,  Al-HaqBreaking the SilenceB’TselemAl-Mezan, Ir AmimMada al-Carmel – Arab Center for Applied Social ResearchMossawa Center, New Israel Fund, Palestinian Center for Human Rights, Rabbis for Human RightsYesh Din, Volunteers for Human RightsAMIDEAST (American Friends of the Middle East”), Jewish Voice for Peace, Center for Constitutional Rights, Crimes of War Project, New America Foundation, Institute for Policy Studies, Kairos Project/Telos Group,  Center for American ProgressMedia Matters, l’US/Middle East Project, etc. (Source). 

Georges SorosTambién encontramos entre los afortunados beneficiarios de su generosidad, a Amnistía Internacional y Oxfam.

Si hubiéramos buscado a Amalec entre todas las naciones … ¿habríamos adivinado que se escondía debajo de judíos? Puesto que George Soros es … para nuestra gran vergüenza!  un judío  renegado” (tema de Din Mosser), tal vez, pero judío igualmente*.

Comenzó temprano a trabajar su inmundicia, muy joven, por un Judenrat y ayudando a los nazis en la deportación de nuestros hermanos de Hungría … mientras adquiría sus bienes confiscados para su beneficio.

Sin embargo, según una reciente entrevista televisiva, no siente remordimiento, llegando a decir que fue “el periodo más feliz de su vida“. Huyendo de Hungría en 1947 (Puesto que los comunistas – que no se reían con estas cosas – estaban a punto de descubrir su pasado como colaborador), continuó su mala praxis: primera investigación penal interpuesta contra él por manipulación de los precios de las acciones en 1979, seguida de varias transacciones financieras no muy brillantes que le permitieron hacer una fortuna mientras arruinaba a los pequeños ahorradores y sacudiendo la economía global.

A través de sus manipulaciones políticas, juegos maquiavélicos para desestabilizar Estados, el individuo intenta ahora desestabilizar  a Occidente instalando un fuerte poder cercano al nazismo.

Para él, el ser humano no tiene individualidad y no es  más quemateria de beneficios“. Como es más fácil dirigir un conjunto de robots, que reaccionan y piensan todos igual, se esfuerza, por tanto, en destruir la esencia de nuestra democracia y sustituirla por una costumbre de  “políticamente correcto”, impuesta por los medios de comunicación y los políticos que tiene bajo su control.

Para ello, se disfraza primero de lobo de izquierda creando una anarquía mediante un exceso de libertades derecho de derechistas” volviendo las leyes y la justicia impotentes contra los criminalesTambién destruye los hábitos y las costumbres locales por la afluencia masiva de poblaciones exógenas que no pueden adaptarse.

¡Mejor! Se empobrece a la gente (la afluencia de emigrantes llevará los salarios de la UE a una disminución drástica), los atonta (nivelación del nivel educativo a la altura intelectual de los recién llegados con el pretexto de “Igualdad de Oportunidades”), no dejando en su cabeza más que una oligarquía de ricos a sueldo suyo. En otro nivel, estableció un poder de derecha en Ucrania, sabiendo perfectamente que eso creará la oposición – eventualmente por un conflicto armado – de Rusia y Occidente.

Asimismo, promueve la primavera árabe, calculando que esto dejará espacio a los “locos de Alá” y sus excesos bien publicitados. Los europeos tiemblan … y más temblarán cuando unos cuantos miles de yihadistas infiltrados con los “refugiados” cometan algunos ataques muy sangrientos en el Viejo Continente.

¡Inseguridad interna, inseguridad en las fronteras! Ante la falta orquestada de reacciones viriles de sus gobiernos, los pueblos entrarán en guerra civil, se autodestruirán o – si despiertan a tiempo – votarán por partidos de extrema derecha neonazis … que comen en la mano de las altas finanzas internacionales que él manipula.

“El  caos, la miseria y la muerte” o “el yugo de la esclavitud a su diktat“, esa es la elección que se propone dejarnos George Soros, el Amalec de hoy, y su “sociedad abierta“.

¡Extraño! Pero eso es exactamente lo que conecta al nazismo, la extrema izquierda y el islamismo.

Fuente: Europe-Israël

Traduce y edita: Silvia Schnessel para Enlace Judío México

https://www.enlacejudio.com/2015/10/02/george-soros-y-la-destruccion-de-israel/

Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend