El parlamento de Cataluña invistió este domingo con mayoría absoluta a Carles Puigdemont como nuevo presidente regional, que se comprometió a liderar un proceso para proclamar en 2017 la independencia de esta rica región del noroeste de España.

Carles Puigdemont, nuevo presidente de la Generalitat de Catalunya
Carles Puigdemont, nuevo presidente de la Generalitat de Catalunya

AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO -“Visca Catalunya lliure”, proclamó el nuevo presidente regional una vez escogido con 70 votos a favor, 63 en contra y 2 abstenciones en el parlamento regional, después de tres meses agónicos tras las elecciones regionales de septiembre.

Los diputados independentistas de Cataluña aparcaron sus diferencias e invistieron este domingo a un nuevo presidente regional que prometió liderar un proceso para avanzar hacia la secesión de España, sin nuevo gobierno tras las elecciones legislativas de diciembre.

Viva Cataluña libre”, proclamó el periodista Carles Puigdemont, de 53 años, tras ser escogido como sustituto de Artur Mas por el parlamento catalán.

En su discurso de investidura, dejó claras sus intenciones: “iniciar el proceso para constituir un Estado independiente en Cataluña, para que las decisiones del parlamento de Cataluña sean soberanas”. “Un proceso nada fácil y nada cómodo”, reconoció.

Seguramente es el tramo más complejo e incierto de los que hemos realizado hasta hoy. Pero lo coordinaremos con éxito”, afirmó. “Les prometo que me dejaré la piel”.

En un inesperado giro del guión, Mas cedió el sábado a las presiones de sus detractores y renunció a su candidatura en favor de su compañero de partido, alcalde desde 2011 de Girona, ciudad a 100 km al norte de Barcelona, y poco conocido fuera de la región.

Eso permitió a los separatistas acercar posiciones y cerrar un acuerdo de gobierno entre conservadores, progresistas y anticapitalistas cuya misión será proclamar en 18 meses la independencia de esta región nororiental de 7,5 millones de habitantes.

Firmeza de Rajoy

El gobierno no dejará pasar ni una sola actuación que suponga contravenir la unidad y la soberanía”, advirtió en una comparecencia televisada el jefe de gobierno español, el conservador Mariano Rajoy, cuyo ejecutivo se encuentra en funciones.

Aun así, “sigue contando con los mecanismos que nos brinda la ley y el Estado de derecho para defendernos”, aseguró Rajoy. “No me faltará fuerza ni determinación para seguir defendiendo la unidad de España”.

Mientras los independentistas reanudan su embate, España se encuentra sin gobierno por la fragmentación política originada tras las legislativas, ganadas por el Partido Popular de Rajoy pero lejos de la mayoría absoluta.

Con la región más rica del país y segunda más poblada en rebeldía, el gobierno saliente reclamó el sábado pactar un nuevo ejecutivo “con una amplia base parlamentaria que garantice la estabilidad y la capacidad” para “hacer frente al desafío independentista”.

En Madrid “en las últimas semanas decían con entusiasmo que Cataluña se estaba hundiendo (…) A partir de ayer volvieron a saltar todas las alarmas”, se regocijaba Mas este domingo.

Rajoy quiere pactar un gobierno de su Partido Popular con los socialistas del PSOE, segunda fuerza en España, y Ciudadanos (centroderecha), nacido en Cataluña para combatir el nacionalismo.

Pero el PSOE pretende una alianza con la izquierda radical de Podemos que también requeriría fuerzas independentistas de Cataluña, algo improbable tras lo acontecido en Barcelona.

Su portavoz Antonio Hernando evitó pronunciarse sobre pactos, pero ofreció “su apoyo al gobierno en funciones para hacer respetar la ley”. “No hay mejor manera de enfrentarse al independentismo que ver al PP y el PSOE juntos”, respondió el portavoz conservador Fernando Martínez-Maillo.

investidura-de-carles-puigdemont

Señor Más de lo mismo”

Con la mayoría absoluta pero solo un 47,8% de los votos en las elecciones de septiembre, los independentistas quieren reemprender el desafío que emprendieron el 9 de noviembre con una resolución parlamentaria lanzando el proceso de secesión y declarándose insumisos a las instituciones españolas.

El texto fue suspendido por el Tribunal Constitucional pero Puigdemont aseguró que será fiel a su contenido.

No tienen derecho a situar las instituciones fuera de la ley”, les advirtió el líder socialista catalán Miquel Iceta.

Este domingo fue un día complicado para muchos empresarios catalanes. El viernes se habían ido de fin de semana con la expectativa de que hoy Artur Mas firmaría el decreto de convocatoria de elecciones autonómicas y ayer vieron deshacerse esta esperanza, cuando Carles Puigdemont era investido presidente de la Generalitat. Para el sector, antes de pactar con la CUP e incrementar la inseguridad jurídica, era preferible que se produjera un nuevo referéndum en Cataluña.

Además, el nuevo presidente no convence a los empresarios. Puigdemont, al contrario de Artur Mas, es una figura menos cercana a la clase empresarial catalana, que está preocupada por los pasos que dará.

Las patronales, a la espera

Las patronales empresariales se mantuvieron ayer en silencio respecto al parto, si bien alguna de ellas reconocía que el acuerdo entre Junts pel Sí y la CUP había sido totalmente inesperado para ellos, y que, sin más datos, eran incapaces de emitir una opinión.

El nuevo presidente de la Generalitat, sin embargo, aportó el domingo bastantes pistas sobre cuáles van a ser sus primeros movimientos, que pasan por poner en marcha el proceso de ruptura con España y revivir el contenido y el plan incluido en la resolución independentista, aprobada el pasado 9 de noviembre por el parlamento de Cataluña y anulada por el Tribunal Constitucional en diciembre.

La decisión de Puigdemont de mantener vivo el proyecto secesionista impactará negativamente en la economía catalana y mantendrá frenadas las inversiones. “Los proyectos de inversión empresariales pendientes se van a quedar congelados”, anticipa Ferran Brunet, profesor de Economía de la UAB y responsable de esta área en la Societat Civil Catalana. “La economía también se va a resentir, veremos un proceso de degradación económica y España también se verá afectada”, añade.

Brunet no descarta que, si el proceso independentista se consolida, la economía regrese a la recesión. “El coste para Cataluña ya es notable, pero puede incrementarse”, adelanta. La Societat Civil Catalana calcula, que comparativamente con otras comunidades autónomas, Cataluña ha perdido tres puntos de PIB en los últimos años por los efectos del auge del independentismo.

Además, la deslocalización de empresas en Cataluña ha sido continuada. Desde el gobierno catalán y desde otros sectores se ha mantenido que esta fuga de empresas se debe a la peor fiscalidad que soportan las empresas catalanas.

Ferran Brunet reconoce que influye y que las empresas catalanas viven un “infierno fiscal”, pero también defiende que el auge del independentismo ha impulsado la huida de empresas, con el consiguiente impacto negativo en la creación de empleo y de riqueza.

Su opinión la comparten otras asociaciones empresariales catalanas, entre ellas el Círculo de Economía. “Podemos afirmar que la ruptura de la legalidad que implica esa declaración ha tenido, desde el minuto uno de su aprobación, efectos negativos ciertos y objetivos en las decisiones empresariales de inversión así como en localización de sedes corporativas en Cataluña”, afirmaba en un comunicado la junta directiva del Círculo de Economía que consideraba “indispensable y urgente corregir el rumbo que la política catalana ha iniciado con la declaración aprobada por el Parlament de Catalunya”, añadía. El acuerdo de investidura alcanzado ayer no es la mejor manera poner fin a ese proceso.

El factor de la inseguridad

Amazon es una de las empresas que tiene pendiente inversiones en Cataluña. La Generalitat anunció a mediados de diciembre a bombo y platillo que había adjudicado al gigante tecnológico una parcela de 150.000 metros cuadrados por 30 millones de euros. En ella, Amazon planea poner en marcha su plataforma logística para el sur de Europa y la Generalitat ha explicado que creará 2.000 empleos.

Desde Amazon no han querido realizar valoraciones sobre los cambios políticos vividos por Cataluña en los últimos días y si podrían afectar a su decisión, pero han confirmado que el proyecto se encuentra en etapa de due-diligence y han recordado que la oferta que realizó no es vinculante. El plazo para responder si acepta la adjudicación es de un mes desde que ésta fuera comunicada oficialmente. Amazon señala que dicha comunicación se produjo días después de que fuera publicada por los medios, por lo que todavía está dentro del plazo para decidir.

Los empresarios están preocupadas por el impacto que puede tener en Cataluña un proceso rupturista ilegal, como el que impulsa la declaración independentista. Son varias las voces que han reclamado un espacio jurídico claro y estable y que están preocupados por el riesgo de que Cataluña salga del euro si impone la independencia.

Fuente: RCN Radio / El Economista Edita: Silvia Schnessel para Enlace Judío México

https://www.enlacejudio.com/2016/01/11/cataluna-inviste-nuevo-presidente/

Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈