Inicio » Judaísmo » Festividades Judías » Celebrando Purim en la Tumba de Ester

Celebrando Purim en la Tumba de Ester

¿Cómo celebran Purim  los judíos de Irán en la ciudad de Hamadan, donde está la Tumba de Esther ?

P HUERGO CASO PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDIO MÉXICO –

Hamadan es una ciudad de círculos concéntricos marcados por los rayos  de carreteras que llevan  hacia afuera; su peculiar planificación urbanística semeja un brillante molino de viento . Casi en el centro del círculo más interior , se encuentra la tumba de Ester y Mardoqueo -un mausoleo tradicionalmente  considerado  como el lugar de descanso  de los dos protagonistas del Libro de Ester-  Allí, musulmanes, cristianos y judíos oran  regularmente. A finales de 2010, cuando las tensiones entre la República Islámica de Irán e Isarel fueron particularmente altas, cientos de islamistas se manifestaron se fueron a manifestar a ese lugar;  en los medios de información iraníes volvió a aparecer , al estilo de la propaganda de la II Guerra Mundial, la idea de que Purim es una celebración sobre una matanza pérsica  y Occidente comenzó a hablar seriamente sobre la  “Guerra en Purim.” Mientras tanto, el Centro Simon Wiesenthal  movilizó a la UNESCO para proteger  la histórica tumba. Al final resultó que las amenazas a la práctica religiosa judía nunca se materializaron, y el temor por la seguridad de los monumentos judíos en Irán , aunque con fundamento, estaban en gran parte fuera de lugar. En total, parecería que además de crearinauditos  problemas de tráfico, el diseño de Hamadan puede haber tenido el efecto de amplificación indebida por las alteraciones relativamente menores que tuvieron lugar en su centro.
secunda_iran_purim_030714_820px

Cierre del Arón en la sinagoga de Teherán (Behrouz Mehri/AFP/Getty Images)

La comunidad judía de Irán -la  mayor  del Oriente  Medio fuera de Israel – se está preparando para celebrar Purim, como lo hace cada año. El Libro de Ester será leído en voz alta en las sinagogas , las pequeñas y las grandes, los regalos se intercambian, se hace la caridad e ,incluso,  en la oficialmente “seca ” República Islámica, se bebe vino.   Y, sin embargo, los acontecimientos de hace unos años todavía plantean cuestiones interesantes sobre lo que significa observar una fiesta que celebra la supervivencia judía en la cara de un decreto pérsico, mientras que aún viven en la actual Persia-Irán.
El establecimiento de la República Islámica, en 1979, y la posterior guerra con Irán tuvieron el efecto de cuarteo en población judía del país  a corto plazo; mientras que había entre unos 80.000 a 90.000 Judios en Irán antes de 1979, en la actualidad se estima que hay alrededor de 25.000. Otra consecuencia fue que, si bien antes de la revolución islámica, podías conocer comunidades judías importantes  en todo el país,  como Mashhad y Yazd,  los Judios ahora se concentran principalmente en Teherán, y en menor  medida en Shiraz e Isfahan. Muchos Judios-iranís, sobre todo aquellos que salieron de Irán inmediatamente después de la revolución, miran hacia atrás, al reinado del Sha como un último suspiro de oro de la comunidad judía de Irán. Y, sin embargo, muchos miles de Judios siguen haciendo libremente sus vidas en la República Islámica. para pasmo de gran parte de Judios  en Occidente o el gobierno de Israel. Un trabajo de campo reciente realizado en la comunidad judía de Teherán muestra que los Judios practican públicamente su religión y viven una vida relativamente normal. Ocasionales  llamaradas de antisemitismo a pesar de ello,  según conversaciones   con personas de la comunidad, la experiencia judía de Irán, incluyendo celebraciones de Purim Pérsico, se ve muy similar a como fue  hace cuatro décadas bajo el Shah.
14224875075_476928a150_z

Cenotafio de la Tumba de Esther en Hamadan

Un rabino iraní,  recientemente emigrado por razones económicas ,tras celebrar por primera vez un Purim fuera de Irán -asombrado de la superficialidad , desenfreno y hasta de las indumentarias subidas de tono que hoy acostumbran a verse en sinagogas americanas e israelís- comentaba que en la Judería iraní no es costumbre el disfraz y además hay leyes oficiales sobre la compostura en la vestimenta; contaba ,también, que incluso judíos no muy habituales de la sinagoga acudían a la lectura de la Meguilá, limitando los abucheos cuando se pronuncia el nombre de Amán.  Preguntado por la existencia de propaganda antisemítica contestó que eran hechos aislados y sin trascendencia. de un grupo de fanáticos desinformados. Y agregó que Purim, en Irán, se celebra con dignidad, con orgullo y sin una pizca de vergüenza.

Tras la modernización de la economía iraní  durante el S. XX  y la consiguiente superación de la pobreza generalizada, los Judios iraníes han celebrado sus  fiestas  a veces  con ostentación , pero  sin obstáculos y, a menudo con gran efecto. Regalos de  manjares  se intercambian entre amigos y familiares, aunque en Irán sonlas parejas comprometidas quienes dedican  mayor esfuerzo  a preparar exquisitos platos de Purim. Una anciana que dejó Isfahan después de la caída del Sha  relató que todavía recuerda el delicioso licor de aguardiente de frutos secos que los novios iban a entregar a sus novias para romper el ayuno de Ester en la víspera de Purim… Como Purim normalmente cae al principio de  la primavera, hay una dulce lógica natural e iraní de aire romántico en el   mishloaj . De todos modos, si obviamos el hecho de celebrar  la fiesta donde ocurrió la historia, en Irán se celebra Purim como en cualquier otra parte del mundo. 

Mientras que  el Libro  de Ester detalla la creación de una celebración anual con un banquete, dones, y  caridad, Purim como lo reconocemos hoy en día es básicamente un producto del Talmud de Babilonia. La textura única de la fiesta sólo se formó a finales de la antigüedad, cuando los rabinos que vivían en Babilonia detallaron más pormenorizadamente las distintas celebraciones y, a través de pronunciamientos como el requisito de llegar a  tal extremo de  borrachera  que no se puede distinguir entre Mardoqueo y Amán, transformado efectivamente Purim en algo así como un estridente  carnaval judío.
 pole chobi
Durante los siglos que llevó escribir el Talmud , dos superpotencias dividieron gran parte del mundo civilizado:  Roma (y más tarde, Bizancio) imperaba en Occidente, incluyendo la Tierra de Israel, mientras que la dinastía sasánida de Irán, incluyendo Babilonia,   regía en Oriente. Irán nunca estuvo lejos de los pensamientos de los Judios antiguos, especialmente los que están dentro y al lado de las fronteras del Imperio sasánida. Curiosamente, los Judios suponen una conexión entre los sasánidas dominantes y los antiguos reyes aqueménidas Ciro y Jerjes, que aparecen en la Biblia. Y al igual que los Judios que viven en la República Islámica de hoy, estas comunidades celebran Purim en la sombra de un poderoso imperio iraní por lo general benévolo.

 

Un pasaje del Talmud alude a las implicaciones que algunos rabinos veían en la celebración de Purim, en tanto que aún sometidos a un rey sasánida. La discusión se refiere a la razón por la cual los Judíos no recitan la oración de Hallel ( “Elogio”) en Purim, a pesar del hecho de que la fiesta conmemora una salvación de una crisis aún más grave que la de la esclavitud en Egipto. Rava, un prominente sabio talmúdico que vivía en las proximidades de los pasillos del poder sasánida, comenta: “Por supuesto, Hallel se dice respecto a la salida de Egipto, en el Hallel que dice: “Alabad, siervos del Señor ‘ (Salmos 113: 1) -siervos del Señor y no a los servidores del faraón. ¿ Pero se puede decir aquí ‘Alabad, siervos del Señor y no a los funcionarios de Asuero? Todavía somos los sirvientes de Asuero! “(Talmud de Babilonia Meguilá 14a). Rava sintió que a pesar de la gran experiencia de alegría de los Judíos en Purim, su celebración está de alguna manera amortiguada por los hechos fríos de la Realpolitik. En efecto, ¿cómo se podría dar gracias a pleno pulmón para escapar del peligroso decreto de Asuero si siglos más tarde todavía estaban gobernados por su progenie?La comunidad judía de la Babilonia talmúdica no era la única que conocía íntimamente el poder iraní contemporáneo y considera la historia de Purim en esa luz. En una sinagoga bien conservada, la de de Dara, en Siria, del S. III d.e.c. se descubrieron en 1932 no menos de 14 coloridos frescos que representan escenas bíblicas. Uno de los paneles más prominentes es el triunfo de Purim, que contiene dos escenas del Libro de Ester; en el lado izquierdo, Mardoqueo se muestra vestido con ropas persas reales y llevado en un caballo por Amán, que se viste como un humilde chico de establo iraní. Esta imagen es al parecer un adorno midráshico de Ester 6:11. En el centro del panel, hay un grupo de cuatro hombres vestidos con el atuendo grecorromano, aparentemente haciendo un gesto de la mano que significa aprobación. Y a la derecha, un joven mensajero presenta una misiva al rey Asuero con Esther y algunos asistentes de cerca. Dado el contexto de triunfo, la carta es probablemente un informe del número de atacantes muertos por los judios, que se envió a la corte real (Ester 9:11).

Además de la fácil identificación de los versículos bíblicos pertinentes, el sentido más amplio del panel de Purim no es de fácil interpretación. Uno de los misterios más grandes se refiere al grupo de hombres en el centro del marco. ¿Cuál es su papel y lo que podrían representar? Salomón Sabar, profesor de Historia del Arte en la Universidad Hebrea sugiere que los hombres vestidos con una toga representan autoridades romanas que alegremente aprueban la degradación de la autoridad iraní, Amán, en la escena de la izquierda. Cuando esto se combina con el informe del asesinato preventivo de uno de los posibles atacantes persas representado a la derecha, una interpretación más coherente emerge: Los Judios que viven en la Dura romana, aparentemente vieron en la historia de Purim una degradación y la derrota del todavía relevante amenaza persa al otro lado

Esto no es en realidad el final de la historia de Purim y los persas en Dura. Es fascinante, el fresco de Purim contiene una breve inscripción persa para marcar una visita explicada por dos funcionarios sasánidas a “este lugar de culto del Dios de dioses de los Judios” en 255 d.e.c. De acuerdo con una reciente reconstrucción de la Universidad de California, del profesor Touraj Daryaee, el breve texto relata cómo los funcionarios “vieron esta pintura … y le gusta” la misma. Es tentador imaginar cómo los dignatarios persas se sienten atraídos por esta representación vívida de un gobernante aqueménida, y cómo los funcionarios de la sinagoga habrían tenido que luchar para dar un giro positivo a la escena. En cualquier caso, todo el asunto se puso rápidamente a reposar ; dentro de un año, el ejército sasánida alcanzaría Dura. El acuerdo estaba prácticamente intacto hasta que fue descubierto por los arqueólogos hace menos de un siglo.

 (Este texto lo escribió hace cinco años Shay Secunda, entonces estudiante de la Universidad Hebrea de Jerusalén, beca Martin Buber, poco tiempo después de sacar a la luz su primer libro sobre el Talmud Babli)
Autorización de reproducción: /Tablet/Shay Secunda
P. Huergo Caso ,  traductor para Enlace Judío México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *