Inicio » Destacado » Museo de la Familia Ulma, los polacos que salvaron judíos.

Museo de la Familia Ulma, los polacos que salvaron judíos.

El Museo de la Familia Ulma,  en Markawa, es la primera institución de Polonia que conmemora a los polacos que ayudaron a los judíos de la época del Holocausto.

P HUERGO CASO PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO:

17 de marzo de 2016, en Markawa, al sur de Polonia: se inaugura el Museo de la Familia Ulma, espectacular -y metafórica- obra de arquitectura contemporánea firmada por Nizio Design International.

Józef (bibliotecario y fotógrafo,  nacido en 1900) y  Wiktoria Ulma, formaban un piadoso matrimonio polaco cuando los nazis invadieron su país; los Ulma no pudieron tolerar que los judíos fueran el principal objetivo de la limpieza étnica pretendida por el nazismo y su Solución Final para la cuestión judía, así que se dedicaron a ayudar y esconder a judíos polacos. Pero esta desinteresada ayuda que brindó este matrimonio les llevó a ser  fusilados el 24 de marzo de 1944, junto a sus seis hijos (el mayor tenía ocho años y el menor estaba en el vientre de su madre, a punto de dar a luz)

Israel los reconoce como Justos entre las Naciones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los Ulma trataron de salvar de ser asesinados en las cámaras de gas de los campos de concentración a seis miembros de la familia Szall -padres y sus cuatro pequeños retoños-  así como a las dos hijas de Jaim Goldman. Todos fueron asesinados con un disparo en la cabeza .

El interior del museo está en una penumbra iluminada por el resplandor que viene del corazón del edificio, un paralelepípedo de cristal que simboliza la casa de Józef y Wiktoria Ulma, así como los hogares de miles de polacos que arriesgaron sus vidas para ayudar los judios. Los objetos expuestos incluyen el mobiliario original, un taller de carpintería, una colmena, libros, las habitaciones de Józef Ulma y documentos familiares. Dentro de este espacio se muestran proyecciones que llevan al espectador tras las escenas de la vida cotidiana de la pareja y sus hijos. La casa simbólica de la Familia Ulma se alza sobre una subestructura de acero, las paredes están acabadas con cristal de seguridad cubierto de grabados sobre sustrato de la película. La pared en la que se muestran las proyecciones se cubre con una película anti-reflectante. El piso es de tablas de pino con superficies cepilladas y envejecidas.

El recorrido alrededor del museo rodea al paralelepípedo y va a través de 7 secciones temáticas, donde la historia se cuenta a través de artefactos, documentos, fotografías y materiales presentados en el manual y en material multimedia. En el centro de la sala de exposición hay 4 cajas de información en forma de cubos de acero con pantallas táctiles y asientos. Todos los elementos de la exposición están dispuestos de manera que cuentan el pasado común de los polacos y los Judios en el  trágico contexto de la guerra. El interior del museo mantiene una poética simple y monumental de muros de hormigón. Su culminación – en la parte trasera de la sala de exposición – es  una grieta vertical y afilada iluminada que simboliza la estrecha puerta que conduce a la muerte.

Detras de la estructura en forma de cuña afilada de la casa, los diseñadores han localizado un huerto frutal con manzanos, perales y ciruelos, que hace referencia tanto a la huerta de Józef Ulma como al Jardín de Olivos de los Justos en Yad Vashem.

 

Reproducción autorizada: © enlacejudío

2 Comments

  1. Michelle dice:

    Muy impresionante,es para que sepan estas generaciones lo que algunos polacos generosos y altruistas hicieron ,por los Judios polacos !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *