avatar_default

El rabino Michael Melchior dijo que el día en que los israelíes pueden viajar a Arabia Saudita está “escrito y eso ocurrirá, como se dice, Inshallah ‘con la ayuda de Dios’, muy pronto”.

SILVIA SCHNESSEL PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – Un ex ministro israelí, parte de un grupo israelí que se reunió con una delegación de Arabia Saudita en Ramala el mes pasado, dijo que los israelíes podrían visitar el estado del Golfo “mucho antes de lo que sueñan”.

En una conferencia telefónica el martes con medios de comunicación británicos organizada por Centro de Investigación y Comunicaciones Gran Bretaña Israel, el rabino Michael Melchior dijo que el día en que los israelíes pueden viajar a Arabia Saudita está “escrito y ocurrirá, como se dice, Inshallah ‘con la ayuda de Dios’ muy pronto”.

Inshallah en árabe significa “Dios mediante”.

Melchior, ex miembro de la Knesset con el partido Un Israel y ex ministro de Asuntos de la Diáspora, dijo que su reunión con los saudíes se centró en cuestiones religiosas relacionadas con la diplomacia entre los dos países.

Melchior, actualmente el principal rabino de Noruega, dijo: “La paz religiosa es una forma de utilizar otro idioma diferente al lenguaje secular del plan de paz árabe … las paz religiosa es una forma de incluir a esos mullahs que aún no son parte de este pensamiento”.

Preguntado sobre el historial de promoción del extremismo religioso internacional de Arabia Saudita, dijo: “Estamos tratando de avanzar en el lado positivo de esto. Hoy hay una gran parte del mundo suní – y también del mundo chií – que quieren ser parte del mundo. Arabia Saudita está invirtiendo mucho en conseguir que los israelíes adopten el plan de paz árabe, al menos como base para las negociaciones”.

Melchior señalar que, el mes pasado, mientras que la reunión Arabia-israelí provocó la condena de Irán y el grupo terrorista con sede en Líbano que respalda, Hezbolá, “el mundo árabe suní ni la ha condenado ni apoyado”.

Una excepción, reconoció, es el partido árabe-israelí Hadash, que condenó la visita como “parte de la normalización de la cooperación entre Arabia Saudita e Israel contra Irán, Siria y los movimientos de resistencia en la región” y el grupo terrorista palestino Hamas.

“Incluso la condena de Hamas fue una condena muy suave, dijeron que no era el momento adecuado para una reunión de este tipo, pero en realidad no la condenaron”, dijo Melchior. “La única cuestión planteada por los oponentes a la reunión (Hassan Nasrallah y compañía) fue que se trataba de una manera de hacer acuerdos directos entre Arabia Saudita e Israel y eludir la cuestión palestina, lo cual es un absurdo absoluto dado que el encuentro tuvo lugar en el oficinas de una de las principales personas de la Autoridad Palestina, y todo el propósito de la reunión fue ver cómo podríamos incluir la Iniciativa de paz árabe [en las negociaciones de paz] y crear la paz entre Israel y Palestina como parte del paquete”.

Durante la visita del mes pasado, la delegación de Arabia Saudita, encabezada por el ex general Anwar Eshki Majed, se reunió con el presidente palestino, Mahmoud Abbas, y otros altos funcionarios palestinos, en Ramallah. También se reunió en Jerusalem con Dore Gold, un diplomático israelí veterano que es director general del Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel.

Fuente: The Jerusalem Post – Traducción: Silvia Schnessel – © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí