Inicio » Opinión » Análisis » Palestinos: El “país” donde el crimen es empleo oficial

Palestinos: El “país” donde el crimen es empleo oficial

YVEZ MAMOU
El crimen no debería pagarse en ningún país, pero para los palestinos en la Ribera Occidental, el crimen ayuda a convertirse en funcionario público.

SILVIA SCHNESSEL PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – En este pequeño pedazo de tierra, dirigido por Mahmud Abbas y la Autoridad Palestina (AP), todo asesino de un ciudadano israelí judío es llamado “mártir”. Esta palabra “mártir” significa que cada vez que un palestino apuñala a un judío, comete un acto de virtud piadosa. Y debido a que el asesino es un buen musulmán palestino, su familia se convierte en apta para recibir los pagos regulares “fondo de mártir” de la Autoridad Palestina. Este fondo se utiliza para compensar financieramente a los prisioneros palestinos y las familias de los “mártires”.

Después que un palestino de 17 años de edad, Mohammed Tarayra, matara a puñaladas a una chica de 13 años durmiendo, israelí, Hallel Yaffa Ariel, en su cama en la localidad de Kiryat Arba, la casa del terrorista fue decorada con las banderas de Fatah y la OLP. Sin duda, la familia estará pronto en la lista de pagos de los “fondo de mártires” palestinos.

Según un análisis realizado por Eli Lake de Bloomberg:

“Los orígenes de estos pagos se remontan muy atrás. Antes de que la Autoridad Palestina se estableciera en la década de 1990 a través del proceso de paz de Oslo, la OLP pagaba a las familias de los ‘mártires’ y prisioneros detenidos por Israel. Esa práctica se estandarizó durante la segunda Intifada de 2000 a 2005. Los israelíes incluso encontraron documentos en el complejo del difunto Yasser Arafat que mostraban pagos a las familias de terroristas suicidas”.

El dinero que hacen los asesinos palestinos no es poca cosa. Evelyn Gordon informó en Commentary:

“AP durante años ha pagado salarios por encima del mercado a los autores de ataques terroristas contra Israel. Los salarios oscilan entre 2.400 y 12.000 shekels al mes ($ 600 USD $ 3,000 USD) y se les paga por la duración de la pena de prisión de su autor en las cárceles de Israel (los que murieron durante los ataques que cometieron obtienen otros beneficios) la cifra más baja es más o menos equivalente a la media – no al mínimo – del salario para los que realmente tienen empleos en Cisjordania, y alrededor del 40 por ciento más alto que el salario medio en Gaza; cifras en el extremo superior de la gama, el tipo de salarios con el que la mayoría de los palestinos ni siquiera pueden soñar. En resumen, la AP ha convertido el terror mucho más lucrativo que el trabajo productivo”.

Yigal Carmon, presidente y fundador del Instituto de Investigación de Medios en Oriente Medio (MEMRI, por sus siglas en inglés), presentó testimonio a la Comisión de la Cámara de Asuntos Exteriores de Estados Unidos, el 6 de julio de 2016. Dio detalles interesantes.

Primero: los pagos están muy estructurados por ley.

“Este apoyo financiero para los presos está anclado en una serie de leyes y decretos del gobierno, principalmente las Leyes N ° 14 y N ° 19 de 2004 y la Ley Nº 1 de 2013 …” De acuerdo con estas leyes, la AP debe dar a los reclusos una asignación mensual durante su encarcelamiento, y sueldos o puestos de trabajo después de su liberación. También tienen derecho a las exenciones de pagos para la educación, la atención sanitaria, y la formación profesional. Sus años de prisión se calculan como los años de antigüedad de servicio en las instituciones de AP. Cabe señalar que quien estuvo encarcelado durante cinco años o más tiene derecho a un empleo en una institución de la AP. Por lo tanto, la AP da prioridad en la inserción laboral a personas que estuvieron involucradas en actividades terroristas”.

Técnicamente, la AP transfiere los fondos a través de dos organizaciones de la OLP:

  • El Fondo Nacional Palestino, que transfiere dinero a los presos y prisioneros liberados (posteriormente será desembolsado por la Comisión de Asuntos para los detenidos y ex detenidos).
  • El Instituto para la Atención a las familias de los mártires, que transfiere dinero a las familias de los mártires.

¿Cuáles son las cantidades?

Los presos y sus familias: “AP invierte sumas considerables en cubrir los gastos de los presos y sus familias – $ 137,8 millones, de acuerdo con el presupuesto de la AP 2016 (alrededor del 7% de los cuales es para sueldos de los funcionarios y gastos de operación).

Las familias de los “mártires”: El Instituto de la OLP para la Atención a las familias de los mártires … asignó poco menos de $ 173 millones de dólares para las familias de los mártires y los heridos dentro de la patria y fuera de ella. Los gastos de operación del Instituto se acercan a $ 1,5 millones. … El presupuesto también establece que el Instituto ofrece prestaciones “sin discriminación” – en otras palabras, también de Hamas, la Jihad Islámica, y demás.

En el año 2016, no menos de $ 300 millones (entre el 7 y el 10% del presupuesto) serán asignados a los presos y sus familias y a “las familias de los mártires”.

Estados Unidos y la Unión Europea, que financian las instituciones palestinas año tras año, deliberadamente cierran los ojos ante el “fondo de los mártires” al que contribuyen.

Issa Karake nov 2013

El Ministro de Asuntos de los presos de la AP Issa Karake, hablando en una reunión en noviembre de 2013, defiende el uso de dinero de la ayuda de la UE para pagar “salarios” a terroristas presos, diciendo: “Los europeos quieren que su dinero que nos llega a nosotros sea limpio – que no vaya a las familias de los que dicen ser terroristas. Tienen que renunciar a esta mentalidad de ocupación”. (Fuente de la imagen: Palestinian Media Watch )

Pero las cosas podrían empezar a cambiar. Las señales de advertencia están en el aire.

1) El reciente informe del Cuarteto para Oriente Medio (Unión Europea, Estados Unidos, Rusia y la ONU) no hablan de dinero, sino de “incitación al terrorismo” – que es exactamente lo mismo.

“Continuar con la violencia, los ataques terroristas contra la población civil, e incitar a la violencia exacerba en gran medida la desconfianza y es fundamentalmente incompatible con una resolución pacífica”.

El Cuarteto añadió:

“Los palestinos que cometen ataques terroristas con frecuencia son glorificados públicamente como “mártires heroicos”. Muchas de las imágenes de mayor circulación representan a personas que cometan actos terroristas con lemas que fomentan la violencia”.

Este informe del Cuarteto no es una bandera a favor de Israel: critica con dureza la política de asentamientos, incluso en Jerusalem, y acusa a los israelíes de negar a la economía palestina cualquier posibilidad de desarrollo. El que, sin embargo, estaba muy enojado después del informe del Cuarteto no fue el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu. El informe del Cuarteto  aparentemente enfureció a Mahmoud Abbas, ya que, por primera vez en muchos años, la política de asentamientos del gobierno israelí no fue señalada como principal y único obstáculo para la paz.

Según el negociador palestino Saeb Erekat, el Cuarteto supuestamente buscó “igualar las responsabilidades entre un pueblo ocupado y un ocupante militar extranjero”. “Igualar las responsabilidades” es para los palestinos exactamente el problema. Ellos no quieren hacer ningún gesto, movimiento ni siquiera una sonrisa para la paz. En un Oriente Medio desgarrado por una guerra multiétnica entre árabes contra no árabes, musulmanes contra no musulmanes y chiítas contra sunitas, quién podría imaginar que estos palestinos árabes sunitas puedan afirmar de repente y públicamente: “Oye, Israel, amigo, estamos listos para hacer la paz con ustedes los judíos y reconocer a Israel como estado judío”. Impensable (desde un punto de vista islámico, por supuesto).

2) La presión internacional se está moviendo. El 4 de mayo de 2016, por ejemplo, Palestina Media Watch (PMW) informó que “En una reunión con [el presidente de la AP] Mahmoud Abbas, el ministro de Asuntos Exteriores de Noruega Borge Brende hizo hincapié en que el programa actual de apoyo a los presos debe ser abolido”.

El 22 de mayo de 2016, PMW también informó del diario oficial de la AP, Al Hayat al Jadida :

“El director de la Comisión de la OLP de Asuntos de Prisioneros: Israel y varios países occidentales [están] tratando de revocar los derechos financieros de los presos con el pretexto de que se dedican al ‘terror’….”

3) El gobierno de Israel que, durante mucho tiempo, no estuvo prestando atención a la cuestión, ha cambiado su posición sobre el problema del “fondo de mártir”. De acuerdo con Bloomberg, “El viernes, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, anunció que comenzaría la retención de una parte de los ingresos fiscales que Israel envía a la Autoridad Palestina – igual a la cantidad pagada a los ‘mártires’ “.

4) Frank Lowenstein, el enviado especial de Estados Unidos para las negociaciones entre israelíes y palestinos, dijo a Bloomberg que “EE.UU. ha comenzado recientemente a retener fondos “por la misma razón”. Hemos cumplido con firmeza con la legislación aprobada en 2014 que nos obliga a deducir de la ayuda al desarrollo a la Autoridad Palestina por los pagos a individuos palestinos encarcelados por actos de terrorismo”, dijo.

5) El senador estadounidense Dan Coats (R.Indiana) dijo al Jerusalem Post el 29 de junio, que “el Senado está actuando para cerrar una laguna jurídica que permite a la dirección palestina usar los dólares de ayuda de Estados Unidos para proporcionar estipendios mensuales a personas condenadas por Israel de asesinato o terrorismo”. La Ley de Asignaciones de Operaciones del Estado y Exteriores será sometida a votación el próximo año.

La cantidad de ayuda al desarrollo que ya ha sido retenida es clasificada.

En la actualidad, la dificultad está en que los funcionarios estadounidenses e israelíes presionen a los gobiernos europeos a adoptar una posición equivalente en este delicado asunto. No será fácil. A finales de junio de 2016, el Parlamento Europeo dio una ovación de pie a Mahmoud Abbas en Bruselas – el mismo, Mahmoud Abbas, quien comenzó su discurso en Bruselas diciendo:

“Estamos en contra de la incitación. Pero, hace apenas una semana, una semana, un grupo de rabinos en Israel anunció, en un anuncio claro, exigiendo a su gobierno, veneno, veneno, en el agua de los palestinos … ¿Esto no es incitación? ¿no es ésta una incitación clara, para el asesinato en masa de la población palestina?”

Presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud-Abbas

Presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud-Abbas

Todos los eurodiputados en Bruselas saltaron sobre sus pies para aclamar y aplaudir esta pura mentira antisemita. El día después, Abbas se vio obligado a retractarse de ella; admitió que no había ninguna base objetiva para tal declaración.

Gran Bretaña podría ayudar a romper la adoración Europea de los “buenos palestinos” que “quieren la paz” – subvencionando ataques terroristas – en contra de los “malos israelíes” de los que dicen que “roban tierras”, defendiéndola cuando son atacados.

En junio, un informe independiente encargado por el Departamento de Desarrollo Internacional (DFID, un organismo gubernamental británico dedicado a luchar contra la pobreza) llegó a la conclusión de que permitir que la AP pague sueldos a los terroristas, la ayuda británica a la AP había hecho el terror contra Israel “más probable”. DFID rechazó el informe, pero el alboroto en el Parlamento fue enorme.

No es imposible convencer a la UE – incluso a Francia, que ha estado llevando a cabo acciones diplomáticas hostiles contra Israel para seducir a la poderosa comunidad francesa de votantes musulmanes – que deje de incentivar los ataques terroristas. Como dijo el senador Coats, “Algunas cosas son simplemente demasiado inmorales para ser toleradas”.

Así que la pregunta es: ¿puede la AP dejar de pagar a los “mártires” y hacer la paz con Israel? La respuesta es NO.

La vinculación entre el pago de “mártires” y hacer la paz es central. La sociedad palestina está totalmente construida y organizada sobre la base de la “resistencia”. Es una sociedad donde los empleos, la fama y el dinero van a las personas que están en, o que han pasado años en, cárceles israelíes. Allí, la legitimidad va a la gente que se considera “mártires”. El fracaso de las reformas introducidas por el ex primer ministro palestino, Salam Fayyad y su inevitable despido se debió a su falta de “experiencia” en materia de terrorismo. Khaled Abu Toameh de Gatestone escribió el año pasado:

La razón por la que la mayoría de palestinos no votaron por Fayyad se debe a que no había jugado ningún papel en la “revolución” contra Israel. En esta cultura, es más importante si uno se gradúa en una prisión israelí que de la Universidad de Texas en Austin. Fayyad no participó en ningún ataque armado contra judíos y nunca apoyó la lucha armada contra Israel. Tampoco envió a su hijo a tirar piedras o bombas incendiarias contra los israelíes. Esa es la verdadera razón por la que gente como Fayyad carece de apoyo popular.

Eli Lake de Bloomberg escribió lo mismo de otra manera:

“Uno de los problemas es que los pagos a las familias de los terroristas son muy populares en estos días”, escribe Bloomberg. “Ziad Asali, presidente y fundador de la American Task Force sobre Palestina, me dijo que en los últimos años los medios de comunicación y los políticos han elevado estos pagos a algo “sagrado en la política palestina”. Asali dijo que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, y otros son demasiado débiles para detenerlo. “Aquí es donde nos encontramos ahora. La gran mayoría entiende que tiene que haber un fin a la violencia; no está sirviendo a los palestinos de ninguna manera”, dijo Asali. “Pero creo que nadie realmente tiene la estatura y el peso para hacer frente a estos problemas públicamente”.

Pero los donantes extranjeros tienen que entender algo importante: tienen que cortar el dinero extranjero para los “mártires”, pero esto solo no trae la paz. Se acaba de sustituir un cierto tipo de violencia con otro tipo de violencia: revueltas abiertas contra Abbas, que sería considerado un traidor; la violencia contra el sistema corrupto de la Autoridad Palestina; nuevo terrorismo palestino financiado por países hostiles como Irán y tal vez algunos otros.
Aunque una minoría de palestinos piense que el dinero de recompensa al terror es un callejón sin salida, la escasez de este mismo dinero abre la puerta a otro callejón sin salida.

En este siglo 21, sin ningún “buen tipo”, un modelo a seguir en Oriente Medio, los musulmanes necesitan la guerra contra Israel.

No hemos terminado con el conflicto palestino-israelí.

Yves Mamou, con sede en Francia, trabajó durante dos décadas como periodista de Le Monde.

Fuente: © Gatestone Institute – Traducción: Silvia Schnessel – © EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend