Inicio » Opinión » Análisis » Soldado del pueblo judío, soldado de la humanidad

Soldado del pueblo judío, soldado de la humanidad

NELLY HUSNY SMEKE

Las lágrimas nublan la vista, pues el alma llora tras la pérdida de un gran hombre, ser humano ejemplar. Hoy el pueblo judío está de luto.

…“Soldado del pueblo judío, soldado de la humanidad”… así fue como el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recordó tras su fallecimiento a Shimon Peres.

Shimon Peres hombre extraordinario, comprensivo, amante de la paz. El mundo entero lamenta tu partida, pues has tocado los corazones de millones de personas. Todos aprendieron de ti, de tu liderazgo, de tu inteligencia, de tu compromiso, de tu lealtad, de tu gran bondad y de ese enorme corazón, que siempre te caracterizó.

Hemos perdido a un extraordinario líder, un verdadero padre. Hombre sin igual, veterano, emprendedor y luchador; gran estadista, visionario y pionero del Estado Judío.
Las palabras y los adjetivos existentes no son suficientes para describir y honrar la labor que ha hecho por su pueblo y su patria.

Shimon Peres, un ser humano maravilloso, un enviado especial para velar por su pueblo, por su gente e Israel. El guardián y abogado de los suyos, la voz de millones.
Siempre trabajando para mantener en alto al Estado Judío, luchando por el bienestar de la diáspora. Comprometido para construir un mundo mejor, un Israel más próspero y seguro, un entorno armonioso y lleno de paz. Idealista, esparciendo sus creencias de que el mañana siempre será mejor. Incansable labrador de paz.

Serás recordado eternamente, pues tú hiciste historia. Respetado y amado por todo tu pueblo, por líderes políticos, y por todas aquellas personas a quienes dejaste una chispa de tu propia luz en sus corazones.

Fuiste más que un político, más que un líder. Tu sabiduría, compromiso e ingenio te han llevado a ser un verdadero Héroe.

Héroe de Israel y de tu pueblo judío.

Tu partida, arquitecto y diseñador del Estado, marca la nueva etapa por la que atravesará el Estado de Israel. El fin de una Era.

Perdimos a un grande, un pionero y padre fundador de nuestra patria.
Con sensibilidad un tanto poética, sus palabras y enseñanzas, como himno, resuenan en el corazón de su gente. Su legado y ejemplo jamás se olvidarán, servirán de inspiración para crear un mejor futuro, uno como solo él lo idealizó.

Descansa en paz, gigante de la paz, soldado de Israel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend