Hoy, en una votación de 24 países a favor y 6 en contra, la UNESCO aprobó una resolución preliminar que ignora la conexión judía con el Monte del Templo y el Muro de los Lamentos, en la ciudad vieja de Jerusalem.

México fue uno de los países que votaron a favor de esta resolución.

La resolución, iniciada por los palestinos, afirma que el Monte del Templo – el sitio más sagrado del judaísmo, donde el Primer y Segundo Templos Santos estaban edificados – es sólo santo para los musulmanes.

El Monte del Templo es el tercer sitio más sagrado del islam, después de la Meca y Medina. La resolución utiliza el nombre musulmán Haram al-Sharif, pero no el término hebreo, Har HaBait.

También se refiere a la pared occidental – el Kotel, en hebreo – por el nombre árabe, Al-Buraq.

Para leer la resolución (en inglés), haga click aquí:
https://unesdoc.unesco.org/images/0024/002462/246215e.pdf

Estos son los países que votaron a favor de la resolución: Sud África, Bangladesh, Vietnam, Brasil, China, Egipto, Rusia, Irán, Líbano, Malasia, Marruecos, Isla Mauricio, Mexico, Mozambique, Nicaragua, Nigeria, Omán, Pakistán, Catar, Republica Dominicana, Senegal, Sudan, Argelia y Chad

Países que votaron contra la decisión: Estados Unidos, Gran Bretaña, Lituania, Países Bajos, Estonia, Alemania.

Países que cambiaron su voto y se abstuvieron: Francia, Suecia, Eslovenia, India, Argentina, Togo , España, Sri Lanka Guinea

Países que se Abstuvieron: Albania, Camerún, Costa de Marfil, El Salvador, Grecia, Haiti, Italia, Japón Kenia, Nepal, Paraguay, Corea del Sur, Trinidad y Tobago, Uganda, Ucrania, San Cristóbal y Nieves, Ghana.

Países ausentes: Turgestan, Serbia.

La respuesta del Primer Ministro Netanyahu a la resolución

(Comunicado de la Oficina del Primer Ministro)

El teatro del absurdo UNESCO continúa.

Hoy en día, esa organización adoptó otra decisión delirante que indica que el pueblo judío no tiene conexión con el Monte del Templo o el Muro de los Lamentos.

Incluso si no leen la Biblia, sugeriría que los miembros de la UNESCO visitan el Arco de Tito en Roma. El arco muestra lo que los romanos trajeron de regreso a Roma después de que destruyeron y saquearon el Segundo Templo en el Monte del Templo hace 2.000 años. Allí, grabado en el Arco de Tito, está la Menorá de siete brazos que es el símbolo del pueblo judío, y hoy en día, el símbolo del Estado de Israel.

Pronto, la UNESCO decidirá que el emperador Tito se dedica a la propaganda sionista.

Decir que Israel no tiene ninguna conexión con el Monte del Templo es como decir que China no tiene ninguna conexión con la Gran Muralla de China o que Egipto no tiene conexión con las Pirámides. Con esta decisión absurda, la UNESCO ha perdido el mínimo de legitimidad que le quedaba.

Sin embargo, creo que la verdad histórica es más fuerte y que prevalecerá la verdad. Hoy, estamos tratando con la verdad.