Inicio » Destacado » A unos días de las elecciones en EEUU: la carta de Luis Maizel

A unos días de las elecciones en EEUU: la carta de Luis Maizel

Estimados Amigos:

Estamos a solo unos días de la elección en Estados Unidos y las sorpresas aún no cesan de aparecer. La ventaja de Hillary apenas el 27 de octubre pareciera cómoda, pero después de la intervención del director del FBI, reabriendo la investigación de los emails, las encuestas indican ahora un margen menor todavía a favor de Hillary. En todo caso no debemos olvidar que las encuestas no siempre son atinadas,como en el caso de Brexit o la aprobación en Colombia del acuerdo de paz entre el gobierno y los guerrilleros del FARC.

La campaña presidencial ha sido muy sucia con pocas ideas propositivas de los candidatos y muchos ataques personales que confirman lo que hemos propagado, Hillary es mentirosa, descuidada, doble cara y muy ansiosa de obtener riqueza personal, y Trump es ególatra, narcisista, impulsivo y poco predecible. Creo que ella será una presidenta de centro izquierda, relativamente moderada como lo fue su esposo, y que no habrá cambios trascendentales, sobre todo si la Cámara de Diputados ó la de Senadores se quedan en manos de los republicanos.

En Estados Unidos la separación de poderes está bien definida y las instituciones funcionan limitando la capacidad del presidente de hacer lo que quiera, pero me preocupa que los republicanos no asistan a las urnas por no querer a Trump, y los demócratas ganen las dos cámaras.

Uno de los problemas más serios que va a enfrentar la próxima administración es el de los fondos de pensiones y de los programas individuales de retiro (IRA y 401K). Los “baby boomers” se están retirando y muy pocos de ellos van a tener suficiente dinero para sostener un nivel de vida remotamente parecido al que tenían al estar trabajando.

55% de la población no tiene nada ahorrado para su futuro y el promedio de los fondos de retiro es apenas de $71,000 por familia. Ya quedan pocas empresas o dependencias de gobierno que ofrezcan las viejas pensiones, donde al retirarse, el trabajador recibía cerca del 90% de su último salario con una escalatoria inflacionaria. Lugares de trabajo como el Servicio Postal, los policías ó los maestros de escuelas públicas han cancelado esos programas para las nuevas contrataciones, aunque lo mantienen para aquellos que entraron cuando existían dichos programas.

La economía en Estados Unidos sigue creciendo en forma lenta aunque ya empieza a haber un poco
más de inflación, acercándose al 2% que busca el banco central. La confianza del consumidor bajó casi 4%, y eso explica en parte el porqué no crece el consumo, a pesar de la enorme liquidez, ya que el excedente de dinero resultante de la caída en los precios de la gasolina se ha ido a reducir deuda personal, en vez de a compras adicionales.

La situación en México sigue muy difícil con algo de inflación, poca obra pública, un nuevo incremento en la violencia, y una moneda que refleja las elecciones en EUA, subiendo cuando Trump parece retroceder y bajando cuando la percepción es que la contienda está más apretada.

Yo creo que después del 8 de Noviembre el peso podría regresar a $18, sobre todo cuando el diferencial de tasas de interés entre México y Estados Unidos ha crecido considerablemente por los movimientos del Banco de México y la falta de acción del FED.

Quiero mencionar el voto de México en la UNESCO donde se desconoce la soberanía de Israel sobre
partes de Jerusalén, posición que niega el derecho del pueblo judío a áreas que le pertenecían antes de la existencia de cualquier otra religión. Considero que es una aberración votar a favor de dicha resolución, para luego retractarse y “abstenerse”, tratando de achacar la culpa al embajador Andrés Roemer.

Podemos ó no estar de acuerdo con la postura del funcionario judío en cuanto a salirse del recinto en el momento de la votación, ó si debió ó no renunciar al cargo si el voto iba en contra de sus principios, pero de ninguna manera debemos adjudicarle el ridículo voto.

Durante octubre las bolsas de valores estuvieron bastante estables, con los reportes trimestrales de las empresas un poco mejores de lo pronosticado por los analistas. Un motivo puede haber sido la fortaleza del dólar que ganó como 2% y hace que los resultados de actividades en el extranjero representen mejores utilidades por la conversión, excusa que se utilizó en el pasado para justificar resultados mediocres que fueron achacados, en esos momentos, a la debilidad de la moneda verde.

Los bonos tuvieron un mes bastante malo pues los intereses subieron casi 13% (el bono de tesorería pasó de 1.64% a 1.85% y LIBOR, la tasa interbancaria se ha ido de 0.3% a 0.9%) en solo 4 meses, un indicador de la tendencia en las tasas.

Por otro lado, los bonos emergentes tuvieron un buen comportamiento, subiendo como 0.7% en el mes, lo cual se refleja en un resultado aceptable en los portafolios. Las carteras ultraconservadoras no obtuvieron el beneficio proporcionado por el sector emergente.

Antes de despedirme quiero comentar sobre el proyecto de ley para gravar herencias y regalos en México. Apenas es un proyecto, pero tendrán que observar con cuidado el avance de este, ya que probablemente habrá que hacer movimientos en los patrimonios antes de que se apruebe la ley.

Como siempre me despido con un caluroso saludo,

Luis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *