RAPHAEL AHREN / Tzipi Hotovely quiere que Israel comience a combatir la noción de ocupación en Cisjordania y en cambio defienda su conexión histórica y su reclamación legal de Judea y Samaria

SILVIA SCHNESSEL PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – El año 2017 parece ser un año particularmente tempestuoso para el siempre violento choque de narrativas entre israelíes y palestinos, ya que coinciden varios aniversarios de acontecimientos seminales en la historia del conflicto.

En septiembre, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, instó a la Asamblea General de Naciones Unidas a “declarar 2017 como el año internacional para poner fin a la ocupación israelí de nuestra tierra y nuestro pueblo”, a medida que nos aproximamos en junio de 2017 a esta abominable ocupación israelí. “En su mensaje de Navidad, publicado el mes pasado, repitió que el mundo “está a punto de marcar 50 años de ocupación israelí, la ocupación militar más larga de la historia moderna”.

Se espera que los activistas pro palestinos de todo el mundo utilicen el gran aniversario de este año para llamar la atención internacional a lo que sin duda describirán como una ocupación ilegal y brutal de un pueblo indígena por invasores extranjeros sin reivindicación legítima del territorio.

En Israel, muchos rendirán homenaje a lo que ellos llamarán la liberación de Judea y Samaria – los términos bíblicos para Cisjordania – y la reunificación de Jerusalem. Otros lamentarán el hecho de que 50 años después de la Guerra de los Seis Días, Israel siga perpetuando lo que consideran una ocupación injusta de tierras palestinas.

La viceministra de Relaciones Exteriores Tzipi Hotovely está claramente en el campo de los primeros. Israel debería marcar 2017 como un año de celebraciones, usando los aniversarios coincidentes para resaltar los derechos legales y morales del pueblo judío a la Tierra de Israel y combatir la noción de que ocupa ilegalmente Cisjordania, dijo en una entrevista reciente.

“Quiero que este año sea, en primer lugar, un año de celebración. Quiero que celebremos. Quiero que el Estado de Israel se sienta orgulloso del hecho de que 50 años después de la Guerra de los Seis Días, alcanzamos hitos tan sorprendentes en tantas áreas”, dijo a The Times de Israel. “Este debe ser un año no sólo para mostrar la belleza de nuestra historia y nuestro pasado, sino también un año de mirar hacia el futuro”.

En 2017, Israel de hecho está marcando varios hitos. Hace exactamente un siglo que la Declaración Balfour consagró el apoyo del Reino Unido a una patria judía en Palestina. En 1947, la Asamblea General de la ONU aprobó la Resolución 181, conocida como el plan de partición, que por primera vez pedía la creación de dos estados en el Mandato Británico Palestina: uno para los judíos y otro para los árabes.

Foto de la votación sobre el Plan de Partición de las Naciones Unidas para Palestina o la Resolución 181 de la Asamblea General de las Naciones Unidas el 29 de noviembre de 1947 (foto: Oficina de Prensa del Gobierno de Israel)

Veinte años después, en 1967, Israel ganó la Guerra de los Seis Días y en el proceso capturó la Península del Sinaí y la Franja de Gaza, los Altos del Golán, Cisjordania y Jerusalem Este. Israel se ha retirado del Sinaí y Gaza y se ha anexionado el Golán y Jerusalem Este.

Las celebraciones de estos eventos serán seguidas el próximo año por las festividades para celebrar el 70 aniversario del Estado de Israel en mayo de 2018.

“Exposición gigantesca”
Hotovely dijo que ha estado trabajando durante meses en un plan para conmemorar los aniversarios de este año, incluyendo la creación de una “exposición gigantesca” sobre los lazos históricos del pueblo judío con Jerusalem y Judea y Samaria. En su visión, las tecnologías de la realidad virtual se utilizarían para retratar el pasado, el presente y el futuro de la presencia de Israel en estas áreas. Situada en el Ministerio de Relaciones Exteriores en Jerusalem, la exposición estaría abierta a los diplomáticos extranjeros, así como al público en general.

Pero Hotovely dijo que el Ministerio de Relaciones Exteriores está peleando con el Ministerio de Hacienda por el presupuesto para los eventos planeados. la viceministra quiere que el presupuesto estatal destine 100 millones de NIS (26 millones de dólares) para eventos que celebren los diversos aniversarios en los próximos dos años, pero hasta ahora no se ha llegado a un acuerdo.

El gabinete esta semana decidió permitir que el primer ministro Benjamin Netanyahu recaude fondos extranjeros para ayudar a pagar las celebraciones, pero Hotovely dijo que ella prefería que el dinero provenga directamente de las arcas del Estado. Mientras tanto, solo un evento está confirmado este año, programado para el Día de Jerusalem -el día que marca la reunificación de la ciudad en 1967- , dijo a The Times de Israel el miércoles.

El primer ministro Benjamin Netanyahu (a la derecha) se entrevistó con la vicecanciller Tzipi Hotovely durante una reunión de la facción del Likud en la Knesset el 21 de diciembre de 2015. (Yonatan Sindel / Flash90)

En sus conversaciones con el personal del ministerio profesional, Hotovely, miembro del partido Likud de Netanyahu, imaginó una gran exposición permanente que enfatizara la conexión de Israel con Cisjordania, bajo el título de “Regreso a casa” o “Regreso a la patria judía”.

En contra de los detractores de Israel que consideran que los asentamientos son una apropiación ilegítima de tierras – y por lo tanto se puede esperar marcar 50 años desde el comienzo de la “ocupación” – Hotovely quiere celebrar los asentamientos como legítimo retorno del pueblo judío a su tierra indígena.

“A menudo nos vemos como un país sin raíces, un nuevo país que representa a un pueblo antiguo pero cuyas raíces en esta tierra son muy cortas. La idea es traernos de nuevo a la imagen más grande”, dijo Hotovely. “Hay una historia terriblemente hermosa de una nación que durante todos estos años permaneció conectada a esta tierra y queremos contarla con medios visuales innovadores y abrirla al gran público”.

¿A quién le “ocupamos” la Ribera Occidental?
En cuanto a si los diplomáticos del Ministerio de Relaciones Exteriores, muchos de los cuales son más blandos que la viceministra, estarán felices con el plan, a Hotovely realmente no le importa – ella es su jefe.

“La cuestión no es si los funcionarios están de acuerdo conmigo. Su trabajo es llevar a cabo las políticas que yo determine”, dijo. “No necesito convencerlos. Fui elegida para representar una política que considera la empresa de los asentamientos un proyecto moral, justo y legítimo, y fui elegida para protegerlos”.

La viceministra de Relaciones Exteriores Tzipi Hotovely en la ONU (cortesía de MFA)

Ardiente opositora del Estado palestino que favorece una anexión israelí de la Ribera Occidental, Hotovely dijo que en el nuevo año, el Ministerio de Relaciones Exteriores debe combatir la noción internacionalmente aceptada de que Israel está ocupando territorios palestinos.

El término “ocupación” es legalmente incorrecto, argumentó. “¿Qué es la ocupación? ¿De quién ocuparon [la Ribera Occidental]? No estaba bajo la soberanía palestina. De ninguna manera es posible decir que es una ocupación en el sentido corriente de que un país ocupa otro país”.

La resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU del mes pasado, que declaró que la colonización israelí fuera de las líneas anteriores a 1967 no tenía “validez legal” y constituía “una violación flagrante en virtud del derecho internacional”, no le hizo cambiar de opinión.

“Cuanto más diga el mundo que los asentamientos son legales, más les decimos que sí, son legales”, dijo ella el miércoles.

El entonces ministro de Vivienda Uri Ariel (segundo desde la derecha) y la entonces vice ministra de Transporte Tzipi Hotovely (derecha) durante la visita al asentamiento de Kochav Yaakov en agosto de 2013 (foto: Sasson Tiram / Ministerio de Vivienda y Construcción)

Desde los Acuerdos de Oslo en la década de 1990, los diplomáticos israelíes no han hecho esfuerzos para hablar de los derechos históricos, legales y morales de Israel a Cisjordania, lamentó.

“Durante muchos años, en lugar de argumentar que el término es erróneo, dijimos que las dos partes resolverán el asunto en las negociaciones. Esto no ayudará a declarar que esta [tierra] es mía, que yo soy parte de ella, que este es un lugar al que tengo derechos”, dijo.

Pero en el clima actual, las negociaciones entre israelíes y palestinos probablemente no se renovarán, y mucho menos producirán un acuerdo de paz duradero, agregó Hotovely. Los palestinos no están interesados en las conversaciones bilaterales porque pueden alcanzar sus objetivos apelando a la comunidad internacional para obligar a Israel a hacer concesiones.

Por lo tanto, dijo, la única respuesta a esta táctica palestina es crear “un nuevo paradigma” – ideas innovadoras que, según ella, ya no incluyen un estado palestino en Cisjordania.

“Sólo porque es una misión difícil no significa que no debamos abordarla”
Dada la agitación regional, “cada vez más personas en el mundo” entienden que ningún Estado palestino llegará a existir pronto, dijo. “Esto incluye a las personas que participaron en los Acuerdos de Oslo. Lo que sucedió en Oriente Medio en los últimos cinco años desafía su comprensión básica del proceso de paz”.

Los dignatarios extranjeros con los que se reúne en calidad de viceministra de Relaciones Exteriores se sienten “incómodos” cuando les pregunta qué reemplazaría a los asentamientos israelíes -el Estado Islámico o Hamas? – dijo Hotovely. “No tienen una buena respuesta que darme”.

Pero para cambiar su posición, prevalente en la comunidad internacional, que los asentamientos son ilegales, los diplomáticos israelíes tienen que estar listos para defender su legitimidad y no simplemente decir que son un tema que se abordará en futuras negociaciones, dijo.

“Sólo porque es una misión difícil no significa que no debamos abordarla”.

Tarde o temprano, el mundo comenzará a creer en la legitimidad de los asentamientos, prometió Hotovely. Europa vio décadas de conflictos sangrientos antes de que se lograra la paz, por lo que los europeos no deberían buscar una “solución de bandas” para Oriente Medio, donde los judíos son autóctonos, argumentó.

“Las potencias coloniales europeas fueron al extranjero para expandir su territorio y gobernar sobre otras naciones. Nosotros no vinimos aquí como colonialistas; este es el único país de los judíos. No creo que tengan el derecho moral de venir a quejarse de nosotros. Todo lo que hacemos es asentarnos en nuestra tierra.

disculpámdose por la comparación, dijo que durante la Segunda Guerra Mundial el mundo libre también necesitó “tiempo para entender” lo que los nazis estaban haciendo y comenzar a luchar contra ellos. “Los países ilustrados de Europa fueron conquistados uno tras otro por los nazis. Levantaron una bandera blanca y ni siquiera intentaron luchar por sus derechos”, dijo.

“Con todo respeto, el hecho de que el mundo piense colectivamente de cierta manera no lo hace correcto, ni inteligente. La historia nos muestra una y otra vez que está bien tener puntos de vista independientes”.

Fuente: The Times of Israel – Traducción: Silvia Schnessel – © EnlaceJudíoMéxico

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈