Inicio » Destacado » Netanyahu: La Conferencia de París es un fraude palestino auspiciado por Francia

Netanyahu: La Conferencia de París es un fraude palestino auspiciado por Francia

BARAK RAVID

El primer ministro Benjamín Netanyahu criticó el jueves al gobierno francés y a los palestinos en relación con la conferencia de paz que se celebrará el domingo en París con la participación de ministros de Exteriores y altos diplomáticos de 70 países y organizaciones internacionales.

ESTI PELED PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – “Esta conferencia es un fraude, una estafa palestina bajo auspicios de Francia, cuyo objetivo es adoptar nuevas políticas anti-israelíes”, dijo Netanyahu al comienzo de una reunión con el canciller noruego Borg Brende.

Netanyahu subrayó que las organizaciones terroristas no sólo están tratando de destruir cualquier oportunidad para la paz, sino que también han emprendido esfuerzos políticos que destruyen cualquier perspectiva de paz, como la conferencia de París. “La cumbre es un retroceso en materia de paz, y no estamos obligados por las decisiones que se tomen allí”, dijo Netanyahu. “Esta es una reliquia del pasado, es un intento final de aferrarse al pasado antes de avanzar hacia el futuro”.

El ministro noruego de Asuntos Exteriores respondió a Netanyahu que participará en la conferencia y prometió que habrá un resultado equilibrado.

A principios de la semana, se reveló el borrador de la declaración de clausura de la conferencia afirmando que los ministros de Exteriores que participarán en el evento el 15 de enero en París, encabezado por el secretario de Estado norteamericano John Kerry, probablemente llamarán a Netanyahu y al presidente palestino Mahmoud Abbas a declarar de nuevo su apoyo a la solución de dos Estados y despedir a funcionarios de sus gobiernos que se oponen a ella.

Los diplomáticos occidentales que participan en los preparativos de la conferencia, pero que desean permanecer en anonimato, señalaron que esta cláusula en la declaración final se refiere específicamente a ministros israelíes como Naftali Bennett que llaman a abandonar la solución de dos Estados, y altos funcionarios de la Autoridad Palestina y Fatah involucrados en la incitación a la violencia contra Israel.

Según el borrador, los países que participarán en la conferencia enfatizarán que no reconocen ningún cambio en las fronteras anteriores al 4 de junio de 1967, incluyendo Jerusalem y excluyendo los cambios acordados por las partes en las negociaciones. Los países participantes también declararán que están comprometidos a distinguir, en todas sus acciones, entre el territorio israelí y los asentamientos en territorio capturado por Israel en 1967.

Los participantes “harán un llamamiento a ambas partes a demostrar de manera independiente, a través de políticas y acciones, su compromiso genuino con la solución de dos Estados y se abstengan de adoptar medidas unilaterales que prejuzguen el resultado de las negociaciones sobre el estatuto definitivo”, a fin de reconstruir la confianza y crear las condiciones propicias para volver a negociaciones directas significativas,” según el texto. La conferencia de paz de París es parte de la iniciativa de paz anunciada por el ex ministro francés de Relaciones Exteriores Laurent Fabius en enero de 2016, que su sucesor Jean-Marc Ayrault continuó promoviendo en nombre del presidente Francois Hollande.

Como parte de la iniciativa francesa, los ministros de Relaciones Exteriores de 30 países se reunieron a principios de junio de 2016, sin la presencia de líderes israelíes o palestinos, en la que destacaron la necesidad de preservar la solución de dos Estados.

Los franceses continuaron avanzando la iniciativa con la intención de celebrar una conferencia internacional de paz a finales de 2016. Los franceses esperaban que Netanyahu y Abbas asistieran a la cumbre e impulsar la reanudación de las negociaciones directas entre las partes. Abbas expresó su disposición para asistir a la conferencia, pero Netanyahu ha dejado claro varias veces en los últimos meses que se opone a la iniciativa.

El mes pasado, Hollande invitó a Abbas y a Netanyahu a reunirse con él en París tras la cumbre prevista. Diplomáticos franceses señalaron que el llamado de Hollande fue una respuesta a las declaraciones de Netanyahu sobre sus deseos de reunirse con Abbas.

Netanyahu rechazó la oferta y explicó a Hollande que se reuniría con Abbas sin condiciones previas si Francia cancelaba la conferencia.

A pesar de la oposición de Netanyahu, los franceses han optado por no cancelar la conferencia y continuaron promoviendo su iniciativa. La Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU sobre los asentamientos israelíes dio un impulso adicional a la cumbre de París. A Netanyahu le preocupa que la declaración final de la conferencia el 16 de enero sea adoptada por el Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea y por los cancilleres del Cuarteto – Estados Unidos, Rusia, la ONU y la UE. Además, podría conducir a otra resolución del Consejo de Seguridad de la ONU el 17 de enero, cuando se reunirá para discutir el conflicto israelí-palestino.

Fuente: Haaretz

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *