Un grupo de investigadores dio con el hallazgo, son piezas de bronce con formas fálicas que utilizaban los romanos.

Investigadores del Carthage College de Wisconsin (Estados Unidos) se toparon con un llamativo hallazgo. Mientras investigaban una antigua casa romana que dataría del primer o segundo siglo posterior a Cristo, encontraron piezas de bronce con formas fálicas, que al parecer eran utilizadas por los romanos con motivos de atracción de la suerte.

El descubrimiento se dió en el norte de Israel. El profesor Daniel Schowalter, referente del equipo de investigación, explicó que “el suelo de la casa tenía un revoque de yeso y las paredes estaban cubiertas con frescos con imágenes de árboles, plantas, pájaros, peces y patos”.

El hallazgo, que fue realizado en el sitio arqueológico de Omrit (Israel), fue revelado al público en Toronto, Canadá.

Los investigadores no saben exactamente a quién perteneció la casa, en tal sentido expresaron que “podría haber sido encargada por un funcionario romano que residía en esa área o también pertenecer a alguien de la elite local que adoptó motivos romanos para la decoración”.

Los científicos detectaron una capa de relleno cubriendo los restos. Entre el relleno de concreto encontraron varios amuletos con forma de pene.

Los amuletos fálicos eran comunes en la cultura romana. Companillas de bronces con forma de falo, llamados tintinnabula, eran producidos en Pompeya para protegerse del ojo del diablo y otras influencias malévolas, según las creencias de la época.

Figuras de penes también eran dibujadas en las puertas de entrada a las ciudades y estatuas de Príapo, el Dios de la fertilidad con un gran miembro viril, resguardaban los jardines.

Fuente: https://www.argnoticias.com/