En su primera visita a Israel desde que fue nombrado ministro de Relaciones Exteriores por la primera ministra británica Theresa May, Boris Johnson se reunió esta mañana con el presidente de Reuven Rivlin, el primer ministro Benjamín Netanyahu y viajó a Ramala para un encuentro con el liderazgo palestino.

En Jerusalem, el presidente israelí Reuven Rivlin extendió una invitación a la familia real británica para visitar Israel.

Rivlin le pidió al ministro de Exteriores, Boris Johnson, que transmitiera la invitación a los monarcas para conmemorar el próximo centenario de la Declaración Balfour de 1917.

“Este es un año muy importante en la historia de las relaciones entre Israel y el Reino Unido”, dijo Rivlin a Johnson. “Celebraremos 100 años desde la Declaración Balfour y me siento muy honrado de extender una invitación oficial a la familia real para conmemorar este evento”.

El canciller británico insiste en que su país es un firme partidario de Israel, pero dice que la construcción de los asentamientos en Cisjordania son un obstáculo para lograr la paz.

Netanyahu dio la bienvenida a Johnson y dijo que esperaba con interés visitar Londres a fin de año para celebrar el centenario de la Declaración Balfour, que expresó el apoyo del gobierno británico a una patria judía en la Tierra Santa.

Johnson recordó la época de su juventud cuando trabajaba en un kibutz y bromeó acerca de su “no muy importante contribución a la economía israelí en aquel entonces”. Más en serio, continuó diciendo que la primera ministra Theresa May y el resto del gobierno británico son “grandes partidarios de Israel”.

“Lo que queremos es ver a un Israel que está en paz con sus vecinos”, dijo Johnson, que acababa de reunirse con funcionarios palestinos en Ramala. “Debo recordarles que mi gobierno apoya una solución de dos estados y deseamos ayudar a implementarla de una manera modesta y humilde. Obviamente queremos ayudar a eliminar los obstáculos a esta solución”.

Luego cambió brevemente el tema, y afirmó que Israel tiene “un derecho absoluto a vivir con seguridad, y el pueblo de Israel merece estar a salvo del terrorismo. Esa es nuestra prioridad absoluta. “

Jerusalem y Londres cooperan en varias áreas para “asegurar la estabilidad de toda la región”, dijo Johnson, sólo para volver al espinoso asunto de los asentamientos. “Y, por supuesto, también debemos tratar de eliminar los obstáculos hacia la paz y el progreso, como los asentamientos, que usted y yo hemos discutido anteriormente”.

El secretario de Relaciones Exteriores mencionó entonces los planes entre Israel y el Reino Unido para negociar un nuevo acuerdo de libre comercio, tras la decisión británica de abandonar la Unión Europea el año pasado. Johnson elogió los crecientes lazos comerciales entre ambos países: “Hemos hecho algunos fantásticos acuerdos de exportación con usted, pero también ha contribuido enormemente a nuestra economía “.

Netanyahu señaló que ambos están evidentemente de acuerdo “en la mayoría de los temas pero no en todos.” La razón por la que la paz ha sido difícil de alcanzar durante 100 años no son los asentamientos, insistió, sino “la persistente negativa a reconocer un Estado nacional para el pueblo judío en cualquier frontera. Si usted quiere resolver un problema, vaya su núcleo”.

Johnson escribió más tarde en Twitter que su conversación con el primer ministro israelí fue “amistosa y franca” y que la discusión se centró en la solución de dos Estados, el comercio y la “preocupación por los asentamientos ilegales”.

El mismo día, Johnson recorrió la zona de Cisjordania con el grupo de izquierda Paz Ahora. También viajó a Ramala para reunirse con los líderes palestinos.

“La política de nuestro gobierno en el Reino Unido no ha cambiado”, dijo Johnson a periodistas en Ramala, junto al ministro de Relaciones Exteriores de la Autoridad Palestina, Riyad al-Malki, en un podio cerca del sello del “Estado de Palestina”.

“Seguimos comprometidos con una solución de dos estados para la solución de este conflicto. Realmente creo que es posible,” dijo.

Johnson criticó la construcción de asentamientos israelíes en sus comentarios en Ramallah, pero también habló en contra de la violencia palestina.

“Hay, por supuesto, la necesidad de que el pueblo israelí sienta que puede vivir con seguridad sin temor al terrorismo y la violencia”, dijo.

En una entrevista con el Canal 10 de Israel, indicó que la administración estadounidense estaba preocupada por la reciente expansión de los asentamientos en Cisjordania.

“Creo que el mensaje que obtuve de la conferencia de prensa entre el primer ministro Bibi Netanyahu y el presidente Trump [el 15 de febrero] es que hay ansiedad en la Casa Blanca, como ha sido durante mucho tiempo por la construcción de asentamientos y asentamientos ilegales en Cisjordania “.

El Reino Unido “no se ha desviado de nuestra visión tradicional de que una solución de dos estados es el camino a seguir”, dijo. “Realmente queremos impulsar esto. Y pensamos que los asentamientos son ilegales y se interponen en el camino.

Con información de The Jerusalem Post y The Times of Israel / Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈