avatar_default

TOVAH LAZAROFF / Para un rebelde pro-Trump de Texas nada más inspirador que visitar un puesto de avanzada de Judea y Samaria (Cisjordania) y firmar el primer acuerdo comercial entre el Estado de la Estrella Solitaria y el corazón bíblico de Samaria.

Llevando un sombrero de vaquero, el comisionado comercial republicano de Texas Sid Miller visitó el jueves el asentamiento de Itamar, incluida la granja orgánica próxima llamada Givat Olam.

“Estoy aquí en Shomron (Samaria) – Israel – para crear un intercambio vivo entre Texas e Israel”, dijo Miller, mientras es entrevistado en un corral de caballos, junto al jefe del Consejo Regional de Samaria, Yossi Dagan, quien organizó el viaje.

Al llegar a Israel el día anterior, Miller dijo que su viaje también era una declaración contra el Movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones.

“Israel es nuestro aliado más fuerte en la región. Texas necesita a Israel. Estados Unidos necesita Israel e Israel necesita la misma cooperación. Me avergüenza decir que algunos en nuestras universidades boicotean a Israel, así que esto es para contrarrestar esa cultura”, dijo Miller.

En Itamar, Miller y Dagan jugaron con la cámara mientras montaban brevemente los caballos al borde de una colina rocosa. Miller le mostró a Dagan cómo convertir una cuerda en un lazo y lo hizo girar en el aire sobre su cabeza sentado en la silla de montar sobre un caballo que iba al trote.

Dagan mostró a Miller un gallinero, un establo de ovejas y un viñedo y cómo puede existir un oasis pastoral en medio de un tormentoso conflicto geopolítico.

Miller, que había estado en la corta lista del presidente estadounidense Donald Trump para Secretario de Agricultura en enero, no tuvo problemas para resolver su propia agenda diplomática bajo el nublado cielo de marzo.

Funcionarios estadounidenses e israelíes se reunieron esta semana para llegar a un entendimiento con respecto a la construcción restringida de los asentamientos. Los colonos temen que Netanyahu busque permiso de Estados Unidos para construir en los bloques de asentamientos, a cambio de congelar la construcción en los asentamientos aislados como Itamar.

Miller fácilmente descartó esta opción, a pesar de que Trump habló de la necesidad de restringir la actividad de los asentamientos. “Creo que la comunidad judía, el Estado judío necesita recuperar toda su tierra, no tengo ningún problema con eso en absoluto. Cuanto antes mejor. Ha sido la disputa por años y años y seguirá siendo así. Pero mi opinión personal es que ellos (el pueblo judío) deberían poder establecerse en cualquier parte de la tierra santa si así lo desean”.

Añadió que esto incluye Judea y Samaria.

Mientras esté en Israel, Miller visitará también la Tumba de los Patriarcas en Hebrón, el Mar Muerto y el Monte del Templo en Jerusalem.

Israel es uno de los principales socios tradicionales de Texas, pero Miller busca fortalecer esos lazos, particularmente con respecto a la agricultura.

El miércoles visitó la Knesset, donde el acuerdo entre Texas y el Consejo Regional de Samaria se dio a conocer públicamente en el pleno. Luego, dicho acuerdo se firmó con el Ministro de Asuntos Estratégicos Gilad Erdan (Likud).

“Israel y Texas comparten un profundo vínculo basado en los valores de la libertad, la democracia y el amor de nuestra tierra. Aumentar nuestra cooperación económica será bueno para el pueblo de Texas y el pueblo de Israel”, dijo Erdan.

Fuente: The Jerusalem Post – Traducción: Silvia Schnessel –  Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí