avatar_default

Un plan en discusión entre los líderes del Estado del Golfo ofrecería mejores relaciones con Israel si el Estado judío tomara medidas sustantivas para tratar de alcanzar la paz con los palestinos.

Entre las medidas que los estados del Golfo quieren ver son un congelamiento de asentamientos en “ciertas áreas” de Cisjordania y un alivio del bloqueo de seguridad en la Franja de Gaza, dijeron el lunes al Wall Street Journal fuentes familiarizadas con las negociaciones sobre el plan. (Israel mantiene el bloqueo para impedir que Hamas, el grupo terrorista islamista que gobierna la Franja y que intenta destruir a Israel, importe armamento).

A cambio, los estados del Golfo levantarían algunas restricciones comerciales, abrirían los enlaces directos de telecomunicaciones y permitirían a los aviones israelíes sobrevolar  sus países, dijo el informe.

Otros incentivos bajo consideración son la emisión de visados ​​a los equipos deportivos israelíes y delegaciones comerciales para eventos en los estados árabes y la apertura de la región para el comercio y los negocios israelíes.

Según el informe, la idea está “esbozada en un documento de discusión inédito compartido entre varios países del Golfo”.

Mientras, los funcionarios árabes dudan de que un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos esté a la vista; están dispuestos a recompensar a Israel por, al menos, tomar medidas para alcanzar esa meta, señaló el informe.

El presidente estadounidense, Donald Trump, visitará Arabia Saudí, Israel y Cisjordania en los próximos 10 días, antes de dirigirse a Europa. El lunes, Trump se reunió con el príncipe Mohamed bin Zayed al Nahyan de Abu Dhabi, en Washington.

Los Estados del Golfo pretenden cooperar con Trump, quien ha manifestado su gran interés en llegar a un acuerdo de paz, dijeron las fuentes al diario. Dos países – Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos – ya han dicho a los Estados Unidos e Israel que están preparados para aceptar el plan.

El informe dice que la Oficina del Primer Ministro israelí no comentó la oferta.

La iniciativa surge en un contexto de mejoras en las relaciones entre Israel y los estados del Golfo sunitas en los últimos años, impulsadas por las preocupaciones compartidas por el gobierno chií de Irán y el grupo terrorista Estado Islámico.

Los únicos países árabes con los que Israel actualmente goza de relaciones diplomáticas son Egipto y Jordania.

Un alto funcionario árabe que participó en las pláticas fue citado diciendo: “Ya no vemos a Israel como un enemigo, sino como una potencial oportunidad “.

“Mucho más está sucediendo ahora que en cualquier otro momento en el pasado”, dijo el ministro de Energía de Israel, Yuval Steinitz. “Es casi una revolución en el Medio Oriente”.

Steinitz, quien el año pasado realizó una visita secreta a Abu Dhabi para discutir temas regionales, dijo que la tecnología israelí, incluida la vigilancia, se está compartiendo con Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

“Israel ha desarrollado una tecnología de vanguardia que nos permite detectar las tramas terroristas de antemano”, dijo. “Esto nos permite ayudar a los gobiernos árabes moderados a protegerse”.

Jagai Tzuriel, director general del Ministerio de Inteligencia de Israel, dijo que se están haciendo muchos progresos tras bambalinas.

“Hay una brecha entre lo que hay en la mesa y lo que hay debajo de la mesa”, dijo, según el informe. “Todo el mundo entiende que cuando miras a largo plazo, las relaciones más profundas van a ser en el área civil: energía, agua, agricultura, medicina, transporte”.

Algunos líderes árabes dudan del compromiso de Netanyahu con el proceso de paz , incluso a la luz de su demanda, respaldada por ministros de alto rango, de que Estados Unidos traslade su embajada de Tel Aviv a Jerusalén.

La reubicación de la embajada, una promesa de campaña de Trump, sería vista como un firme reconocimiento estadounidense de Jerusalén como la capital de Israel, una posición fuertemente opuesta por el mundo árabe y en particular por los palestinos. “No nos molesta una buena relación entre Israel y el mundo árabe “, señaló Husam Zomlot, representante de la Organización de Liberación de Palestina en Washington. “[Pero] ¿es esto la entrada a la paz?”.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, dijo el domingo que la administración Trump estaba sopesando los pros y los contras de trasladar la embajada en lo que respecta a la paz entre israelíes y palestinos. Netanyahu respondió declarando que una reubicación tendría el beneficio de “romper” las fantasías palestinas de que Jerusalén no es la capital de Israel.

Fuente: Times of Israel/ Traducción: May Samra

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí