avatar_default

Hoy en la noche comienza Shavuot, es el día en que recibimos la Torá en el Monte Sinaí. Ello implica mucho más que sólo un paseo por el desierto. Es el momento en que D-os se reveló a un pueblo entero a través de la palabra; representa el momento más grande que ha existido en la historia de la humanidad; la purificación del mundo material a tal punto que pudo recibir y aceptar el mundo espiritual.

Para ser merecedores de ese evento, los Hijos de Israel que se encontraban en el Monte Sinaí tuvieron que purificarse y ascender espiritualmente al punto tal de alcanzar la perfección humana. Salieron de Egipto siendo esclavos y en siete semanas se convirtieron en el pueblo escogido por D-os. Es decir, surgieron del estado espiritual humano más bajo y se levantaron al estado más elevado, a una unión con D-os inseparable.

Según las escrituras existen 49 niveles de impureza de los cuales tuvieron que librarse y 50 portales del entendimiento divino a través de los cuales el hombre puede acercarse y conocer a D-os. En este discurso El rabino Yaacob Menken, nos explica la relación que existe entre la salida de Egipto, el ascenso que realizaron los Hijos de Israel y las 50 portales del conocimiento divino. Esperamos les guste.

Cruzando cincuenta portales.

Lo primero que D-os le dijo a los judíos en el Monte Sinaí es: “Yo soy Hashem tu D-os, que te saqué de la tierra de Egipto” (Éxodo 20:2)

Los comentaristas se preguntan: ¿por qué el Éxodo de Egipto es tan importante en este contexto? Si D-os quiere reafirmar su identidad y hacer explícita la razón por la cual Israel está obligado a obedecerlo, ¿no sería más apropiado decir: “Yo soy Hashem tu D-os que te creó”?

El Éxodo, específicamente la frase “salir de Egipto”, es mencionada 50 veces en la Torá. Según el Gaón de Vilna y el Ohr Gedalyahu esto corresponde a 50 portales de entendimiento y purificación espiritual. Cuando los Hijos de Israel se encontraban en Egipto, descendieron por 49 “Portales de Impureza” y D-os los hizo ascender nuevamente, sacándolos de cada uno de ellos.

Según Nuestros Sabios, Moisés recibió los 50 Portales del entendimiento divino con excepción de uno. Para el Gaón de Vilna esto significa que fue capaz de entender por qué la Torá menciona al Éxodo 49 veces, pero no fue capaz de entender la cincuenteava vez que lo menciona. La última frase, la que se dijo en el Monte Sinaí, no fue agregada a la Torá para ayudarle a Israel entender por qué debía seguir a D-os, sino porque el Éxodo mismo alcanzó su punto cúspide y conclusión al momento que D-os dijo “Yo soy Hashem tu D-os.”

Está cincuenteava vez, también corresponde al último nivel de entendimiento que ni uno de nosotros, ni siquiera Moisés puede alcanzar.

En Shavuot, recibimos la Torá nuevamente. Es el día en que reconocemos que es ella lo que nos convierte en una nación distinta a la que éramos durante el Éxodo de Egipto. El día en que reconocemos que sus misterios, sus secretos más profundos siempre estarán más allá de nuestro entendimiento. Y que aun así, aunque no la entendamos en plenitud, lo que tenemos en nuestras manos puede mantener despiertas a las mejores mentes humanas por el resto de la eternidad. Al mismo tiempo que nos eleva a las alturas más elevadas que el ser humano puede alcanzar.

Fuente: Project Genesis

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí