El cartel en una pared de Jerusalem anima a disparar a tropas y comandantes para evitar el alistamiento del ejército; la Policía lanza una investigación

ALEXANDER FULBRIGHT

Un cartel que insta a reclutas ultra-ortodoxos a matar a mujeres soldado y comandantes de las Fuerzas de Defensa de Israel fue hallado en una pared de un barrio religioso de Jerusalem durante la reciente fiesta de Shavuot, en medio de protestas de miembros extremistas de la comunidad contra el proyecto de Israel de reclutamiento obligatorio.

La noticia anónima, titulada “reglamento religioso”, dice que cualquier joven ultraortodoxo reclutado “por la fuerza al ejército antijudío” debe “tomar el rifle que recibió” y matar a las tropas de las FDI.

“Mata a la primera soldado que tengas a tu alcance y así le das el privilegio de [cumplir el mandamiento de] ‘morir antes de violar’ [la supuesta prohibición del servicio militar]. Mata a cada comandante que te retiene por la fuerza. Mata a cada conscripto, tentador y ayudante”, dice el cartel, en el barrio de Mea She’arim.

La policía ha iniciado una investigación sobre el incidente.

El cartel también anima a los adolescentes ultra-ortodoxos a suicidarse antes que ser reclutados, equiparando el servicio militar con los tres pecados capitales que el judaísmo insiste que se deben evitar incluso bajo pena de muerte: la idolatría, las relaciones sexuales prohibidas y el asesinato.

“Este mundo es un pasadizo para la vida eterna en el mundo por venir. Si pierdes este mundo [mueres], serás feliz y estarás bien en el mundo venir”, dice el cartel.

También incluye un número de citas no atribuidas que prohíben el servicio militar y las referencias a la figura bíblica Pinjas, alabado como fanático defensor del honor de Dios, después de matar a un jefe de la tribu por acostarse con una mujer no israelita.

En respuesta a la notificación, un portavoz de las FDI dijo el jueves que cruzó “una línea roja” y prometió que el ejército seguiría alistando a toda persona requerida por la ley para servir.

“Las FDI continuarán llevando a cabo sus misiones en su compromiso con la seguridad del Estado de Israel y sus ciudadanos y continuará trabajando para reclutar a todos los requeridos para alistarse”.

El cartel fue encontrado justo después de colocar carteles en la ciudad ultra-ortodoxa de Bnei Brak el martes ofreciendo premios en efectivo a los niños ultra-ortodoxos si son arrestados o heridos al acercarse a soldados religiosos y policías.

Los carteles, titulados burlonamente “valientes contra niños” y que incluyen fotos de un agente de la policía religiosa deteniendo a un niño ultra-ortodoxo, imploran a los niños a que griten a los soldados ultra-ortodoxos y la policía “Fuera hardakim” – un término despectivo para los soldados ultra ortodoxos que es un juego de palabras en dos palabras hebreas “insecto” y “germen”.

Los carteles dicen que los “niños justos” hasta los 15 años son aptos para ganar NIS 530 ($ 150) si son detenidos por gritar el insulto, más otros NIS 290 ($ 80) si son golpeados por oficiales mientras son arrestados.

También el martes, la policía arrestó a siete sospechosos, entre ellos dos menores, por agredir a policías disfrazados de soldados en el barrio de Mea Shearim, en la Jerusalem ultra-ortodoxa, informó el canal 2.

La policía dijo que los sospechosos fueron arrestados después de agolparse alrededor de los oficiales encubiertos y arrojaron objetos contra ellos mientras gritaban insultos.

Los incidentes de esta semana fueron los últimos en los que un ala extremista de la comunidad Haredi en Jerusalem ha incitado a los miembros de la comunidad que se incorporan al ejército israelí. Los ultra-ortodoxos han celebrado decenas de manifestaciones para protestar por el reclutamiento de judíos religiosos.

Judíos ultra-ortodoxos queman una efigie de un soldado de las FDI durante B’Omer celebraciones en el barrio ultra-ortodoxo de Mea Shearim en Jerusalem el 13 de mayo de 2017. (Noam Revkin Fenton / Flash90)

A principios de este mes, una multitud de hombres y mujeres ultra-ortodoxos quemaron una efigie de un soldado israelí en Mea Shearim, en un incidente que el primer ministro Benjamin Netanyahu llamó “despreciable”.

Algunos segmentos de la sociedad ultra-ortodoxa se niegan a reconocer el Estado de Israel y se oponen al sionismo, debido a su creencia de que el establecimiento de un Estado judío sólo debe venir después de la llegada del Mesías judío. La mayoría de los judíos ultra-ortodoxos no sirven en el ejército israelí.

Fuente: The Times of Israel – Traducción: Silvia Schnessel –  Reproducción autorizada con la mención:

©EnlaceJudíoMéxico