DANIEL K. EISENBUD

“Durante mi etapa escolar en la década de 1970, las historias de esta región eran de importancia central”, dice Karl Ove Knausgård

El alcalde de Jerusalem, Nir Barkat, concedió el domingo el galardón literario Premio Jerusalem al noruego Karl Ove Knausgård, coincidiendo con la inauguración de la 28ª Feria Internacional del Libro Bienal de Jerusalem.

En la feria participarán decenas de escritores de Israel y el extranjero, así como unas 300 editoriales internacionales e israelíes. La feria se celebra cada dos años desde 1963 para conectar editores, editores, agentes y exploradores con autores israelíes.

Por primera vez, se llevará a cabo junto con la Semana del Libro Hebreo, y en colaboración con la Asociación de Editores, para fomentar el diálogo entre editores israelíes e internacionales.

Antes de presentar el premio a Knausgård, de 48 años, cuya serie autobiográfica de seis novelas titulada My Struggle (Mi lucha) se convirtió en un éxito internacional, Barkat notó la marca indeleble de sus libros en la literatura moderna.

“Señor Karl Ove Knausgård, ya eres un autor de renombre mundial, y no me cabe la menor duda de que los libros que vas a escribir seguirán siendo de pensamiento creativo”, dijo Barkat a un auditorio lleno en el YMCA de Jerusalem.

“Sé que uno de cada 10 noruegos tiene tus libros en casa, que han sido traducidos a 22 idiomas … así que estamos muy orgullosos de que hayas sido seleccionado para ganar el Premio Jerusalem este año”.

Reconociendo a laureados anteriores, y su temprano interés y educación en estudios bíblicos, Knausgård dijo que se sentía honrado de recibir el premio de una ciudad que ha estudiado y lo ha fascinado por mucho tiempo.

“La lista de los anteriores galardonados es como un catálogo de escritores a los que admiro, que me han inspirado y de los que he aprendido”, dijo.

“Jerusalem es una ciudad que alberga quizás los textos más transformadores y definitorios conocidos por nosotros. Crecí en Noruega, un país que geográfica, política y culturalmente es un mundo aparte de Oriente Medio. Sin embargo, durante mi etapa escolar en los años 70, las historias de esta región eran de importancia central.

“En el aula”, continuó, “teníamos tres mapas: Uno de Noruega, uno del mundo, y uno del Israel bíblico.

Estábamos tan íntimamente familiarizados con el Monte Sinaí, el Carmelo, Jericó, el Mar de Galilea y el Mar Muerto como lo estábamos con los paisajes que nos rodeaban. Y los relatos de la Biblia eran tan importantes para nosotros como nuestra propia historia”.

De hecho, Knausgård atribuyó a la historia de los antiguos israelitas la inspiración de su “mundo emocional con lecciones sobre el ser humano”.

Fuente: The Jerusalem Post – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈