Juntos venceremos
viernes 19 de julio de 2024

Llevamos a Israel “en la sangre”, dice el embajador australiano saliente

Después de cuatro años en Tel Aviv, el enviado australiano Dave Sharma reflexiona sobre las relaciones cercanas, las lecciones aprendidas y algunas “conversaciones difíciles”

RAPHAEL AHREN

Es parte de la etiqueta de los embajadores decir cosas agradables sobre sus países anfitriones antes de irse. Pero en su fiesta de despedida el domingo en Tel Aviv, Dave Sharma, el enviado saliente de Australia a Israel, fue más allá, usando una metáfora poco convencional para describir el apego de su familia al estado judío.

“Puedo decir honestamente que Israel siempre estará en nuestros corazones. Israel siempre estará en nuestra sangre”, dijo a sus invitados en el Centro Peres para la Paz, hablando en hebreo.

“Tal vez suena mejor en inglés que en hebreo, no estoy seguro. Pero básicamente significa que Israel es parte de nuestra alma ahora”, dijo Sharma a The Times of Israel el miércoles, un día antes de que él, su esposa Rachel Lord, y sus tres hijos pequeños estuvieran listos para abandonar el país después de cuatro años.

“Israel habrá tenido una huella formativa no sólo en mi vida, sino también en la de mi esposa y mis hijos”, dijo el diplomático impotente y afable. “Eso es algo que siempre llevaremos con nosotros, no sólo los recuerdos de aquí y las relaciones y amistades que hemos hecho aquí, sino también algunas de las lecciones de vida que hemos sacado de aquí. En ese sentido, Israel está en nuestras venas. Lo llevaremos con nosotros a donde quiera que vayamos.

Indudablemente, el trabajo de Sharma se hizo más fácil por el hecho de que las relaciones bilaterales son consistentemente excelentes. Canberra es uno de los aliados más firmes de Jerusalem y mejores amigos de la comunidad internacional. En 2014, la canciller australiana Julie Bishop se negó sorprendentemente a declarar ilegales los asentamientos israelíes, desafiando el consenso internacional. Y cuando 14 de 15 miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas votaron a favor de una resolución anti-asentamientos (con la abstención de Estados Unidos) en diciembre, Australia fue el único país que dijo públicamente que se habría opuesto al texto.

Eso no quiere decir que Australia siempre esté de acuerdo con la política del primer ministro Benjamin Netanyahu, que rechaza la afirmación de que los asentamientos israelíes en Cisjordania son un obstáculo para la paz.

“Nos oponemos a cualquier medida unilateral que socave la viabilidad de la solución de dos Estados. Los asentamientos es una de ellas”, dijo Sharma. La cuestión fue planteada durante la visita de Bishop a Israel en septiembre y también durante la reunión de Netanyahu con el primer ministro Malcolm Turnbull en febrero en Sydney, durante la primera visita de un líder israelí.

“Estamos comprometidos con la solución de dos estados”, dijo Sharma. “Pero siempre hemos considerado que las cuestiones relativas al estatuto definitivo, que incluyen las fronteras y el estatuto de Jerusalem y cosas por el estilo, sólo pueden y deben resolverse mediante negociaciones entre las partes”.

El embajador de Australia en Israel, Dave Sharma (R), y el representante de Australia en Ramallah Tom Wilson (L.) en una gira por Ramallah con el funcionario local Amir Dajani (Cortesía)

Construir nuevos asentamientos y expandir los existentes “no ayuda”, dijo el embajador, añadiendo que Australia también se opone a la incitación a la violencia y los esfuerzos palestinos para ganar el reconocimiento unilateral del estado en foros multilaterales.

Jerusalem y Canberra también tuvieron otras diferencias durante su mandato de cuatro años, dijo Sharma, aunque no dio más detalles.

“Tuvimos algunos desacuerdos durante mi estancia aquí. Pero en la naturaleza de nuestras fuertes relaciones los mantenemos y resolvemos en privado”, dijo. Señaló que israelíes y australianos son gente franca y honesta, y siempre encontró que podía resolver los problemas fácilmente y en un ambiente amistoso.

¿Hubo momentos en que estuvo furioso con sus interlocutores israelíes? -No -respondió inmediatamente-. Tuve algunas “conversaciones difíciles” con la gente, pero usualmente ocurrían en el contexto de una buena amistad. “Nunca he sentido una furia enérgica o algo así”.

De hecho, Sharma -que aun no ha sido asignado a una nueva posición- dijo que los lazos entre Israel y Australia son hoy “los más fuertes desde hace mucho tiempo, tal vez desde los primeros días de la fundación de Israel”.

A pesar de que Australia fue uno de los primeros países en reconocer al Estado de Israel, abriendo una embajada aquí en 1949, ningún primer ministro israelí en funciones había visitado el país hasta el viaje de cuatro días de Netanyahu a Sydney a finales de febrero.

De hecho, varias cancelaciones de visitas planificadas en el pasado habían amenazado con empañar la relación bilateral, por otra parte, rosada. Netanyahu habría considerado cancelar o posponer el viaje de este año, también, pero sintiendo que Canberra no lo tomaría bien, lo emprendió.

“Fue muy importante que la visita ocurriera como un reconocimiento a la fuerza de la relación. El hecho de que no había habido una visita en el pasado se estaba volviendo irritante en la relación”, dijo Sharma. “Si la visita no hubiera ocurrido, la irritación habría crecido en ese momento. Fue un reconocimiento atrasado pero muy bienvenido de la importancia de la relación Australia-Israel y la importancia del apoyo australiano a Israel”.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu (R) saluda a los estudiantes durante una visita al Moriah War Memorial College en Sydney, Australia, el 23 de febrero de 2017. (AFP / Dean Lewins / Pool)

La visita de Netanyahu también tenía una “agenda de futuro”, ya que sus conversaciones se centraron en promover la cooperación bilateral en campos como la ciberseguridad, la alta tecnología, la aviación, la investigación y el desarrollo, la doble imposición y otros, dijo Sharma. “Cumplió una agenda sustancial y estableció un camino para el futuro de la relación en el próximo par de años”.

El sucesor de Sharma, Chris Cannan, está previsto que llegue a Israel el domingo y comience a trabajar el lunes. Al igual que Sharma, es diplomático de carrera e Israel es su primer puesto de embajador.

El consejo principal de Sharma para Cannan es ser un buen oyente. “Hay muchas complejidades en esta parte del mundo”, dijo. “Intenta oír tantas perspectivas y aprender de tantas personas como puedas. Es muy importante venir aquí y estar dispuesto a escuchar a todas las partes y escuchar todos los argumentos. Prepárate para escuchar todas las opiniones, esa es la clave para hacerlo bien aquí”.

Fuente: The Times of Israel – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈