Juntos venceremos
miércoles 24 de julio de 2024

Cañones hallados en la costa israelí pudieron utilizarse para combatir piratas del siglo XVI

Los científicos investigan las singulares armas de bronce de Megadim, fabricadas en Venecia durante la “Era de la Vela”

AMANDA BORSCHEL-DAN

Tres cañones de bronce hallados en la costa de Megadim, en el norte de Israel, arrojaron luz sobre cómo la industria de armas veneciana innovó herramientas para ayudar a los comerciantes a luchar contra los piratas hace cientos de años.

Como se informó en un artículo en la edición de agosto de la Revista de Ciencias Arqueológicas, los tres cañones eran probablemente parte del arsenal de un mercante navegante, cuya nave naufragó frente a la costa de Haifa en el último cuarto del siglo XVI o principios del siglo XVII, durante la primera mitad de la “Edad de la Vela” (1571-1862).

Los tres cañones de bronce de cañón largo fueron descubiertos y examinados por primera vez durante 1972-1973. Los cañones A y B fueron levantados con bolsas de aire y transportados a tierra, y recuperados para su estudio. En 2013, también se recuperaron el cañón C, las cámaras removibles y los elementos de aparejo. A y B fueron clasificados como “sakers” – alrededor de 3,5 m. (11,5 pies) de largo, y C es un “halcón” 2,8 m. (9 pies) de largo.

Era una era de corsarios berberiscos. La enemistad con el Imperio Otomano estuvo siempre presente para los comerciantes cristianos europeos. A estas amenazas marítimas existenciales se sumaban algunos piratas judíos bien conocidos que se inclinaban por la retribución después de la expulsión española. El principal fue Sinan el judío, que navegó bajo el famoso almirante otomano Jeireddín Barbarroja.

Desde la década de 1470, la marina veneciana había comenzado a emplear cañones como armamento anti-buque. Asimismo, los comerciantes, obligados a prepararse para la guerra por mar, ayudaron a financiar una carrera armamentista que impulsó las innovaciones en las municiones marítimas, especialmente en la zona superindustrial del Arsenal veneciano.

El Arsenal veneciano era un centro de fabricación asombrosamente avanzado para su tiempo. Utilizaba técnicas de línea de ensamblaje y tenía un almacén enorme de piezas prefabricadas de recambio, que daban lugar a la rápida construcción de la nave y el armamento y una marina de guerra robusta.

La Dra. Dana Ashkenazi de la Escuela de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Tel Aviv (cortesía)

Los tres cañones venecianos encontrados en Megadim no fueron utilizados por la marina veneciana – un enemigo bien conocido del Imperio Otomano, que gobernaba Tierra Santa. Más bien, “se ha sugerido que eran propiedad privada de un armador“, según el equipo de investigación multidisciplinario, encabezado por la Dra. Dana Ashkenazi de la Escuela de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Tel Aviv.

La investigación de Ashkenazi es el primer estudio de análisis químico de cañones de bronce veneciano de la época. Por lo tanto, los hallazgos presentados en el Journal of Archaeological Science sirven como base de datos para investigaciones futuras de cañones similares.

Los cañones se componen predominantemente de bronce. Sin embargo, “ligeras variaciones elementales entre los cañones pueden estar relacionadas con el uso de tecnologías preindustriales, donde los materiales disponibles no eran uniformes y sólo se disponía de métodos analíticos incompletos”, según el informe. El equipo sostiene la hipótesis de que la incorporación de chatarra en el metal fundido durante el lanzamiento de los cañones puede explicar algunas variaciones.

La cadena y tirador: (a) como se encontró en el fondo del mar; B) el tirador de madera; y (c) la cadena de hierro y el tirador (Dibujo y fotos: E. Galili)

Como corresponde a la artesanía veneciana, los cañones son obras de arte, así como la utilidad.

El cañón A, que pesa 1.260 kg. (2.778 libras), está decorado con un “motivo vegetal”, según el informe. La otra decoración incluye un escudo de armas, un escudo oval que contiene dos conchas y tres estrellas de seis puntas. En una característica exclusiva de este cañón, hay un par de mangos de elevación en forma de delfín en el extremo delantero del refuerzo.

Con 1,145 kg. (2,524 libras), el cañón B cuenta con filas de hojas de acanto (comúnmente imitado en capiteles corintios), que alternan con rosetas alrededor de la circunferencia. Una fila de llamas serpentinas adorna el arma, así como “un escudo decorativo bordeado por motivos vegetales, que contiene un emblema que representa dos manos que sostienen lo que parece ser un pergamino”. Según el estudio, este “halcón” (saker) fue forjado por Giovanni (Zuane) II Alberghetti y se puede fechar entre 1570 y 1580.

Los cañones de bronce tal como se encontraron en el mar y los elementos decorativos del cañón C después de la limpieza (Fotos: E. Galili)

El más pequeño de los tres cañones de apenas 575 kilogramos. (1.267 libras), el cañón C también tiene un motivo vegetal con cintas enrolladas. Formado por un escudo apuntado con dos cabezas de león representadas a sus lados, un escudo de armas en blanco, según el equipo, es una marca característica de esta fundición. Este arma se atribuye a Sigismondo II Alberghetti, hijo de Emilio I, Giovanni II (Zuane) primo hermano de Giovanni II (Zuane).

Además del análisis de los metales, también se estudiaron los escasos restos de madera y otros artefactos de hierro forjado. Según el artículo, “se aplicó un enfoque multidisciplinario de pruebas, que combina la tipología, la caracterización metalúrgica, el análisis arqueobotánico y la datación con radiocarbono 14C.

La cámara de carga de bronce 1: (a) según recuperada; (b) la cámara después de retirar la concreción, con dos agujeros donde falta la manija de hierro; (c) la cámara después de retirar la concreción, lejos del mango faltante; (d) dibujo de la cámara 1, área del mango que falta; y (e) sección transversal de la cámara 1 y su taco de madera (taco 1) (Dibujos: R. Pollak, Fotos: E. Galili).

Había tres tipos de árboles representados en los restos de madera, que apuntan a la nacionalidad del barco. “Aunque todos los taxones son nativos del sur de Europa, dos se extienden dentro de la zona mediterránea llegando hasta Israel (ciprés italiano y sumac siciliano)”.

Sin embargo, los investigadores descartan un origen de Tierra Santa porque el tercer árbol, el pino de piedra italiano “se limita a las áreas del norte”.

“Esta información refuerza la sugerencia de que el barco puede haberse originado en un país del sur de Europa que tenía contacto con Venecia, Nápoles y Ragusa (Dubrovnik)”, según el estudio.

Fuente: The Times of Israel – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈