avatar_default

NADIA CATTAN PARA ENLACE JUDÍO MÉXICO- El puerto de Eilat y el puerto de Acapulco se encuentran en confines muy distintos de la tierra; sin embargo, el 19 de julio de este año, ambos puertos se hermanaron.

La Secretaría de Relaciones Exteriores fue el suntuoso escenario para la ratificación de la firma de hermanamiento, celebrada en el puerto guerrerense,  entre las dos ciudades. Meir Yitzhak Halevi, alcalde de Eilat y Jesús Evodio Velázquez Aguirre, Presidente Municipal de Acapulco, acudieron al recinto gubernamental.

Enlace Judío: Hoy y el pasado lunes, se unieron Eilat y Acapulco en un mismo objetivo ¿en qué consiste?

Jesús Evodio Velázquez: Es un hermanamiento esperado desde hace mucho tiempo y que hoy se hace realidad para fortalecer los lazos de cooperación entre Israel y México. Acapulco e Eilat, que son destinos turísticos de ambos países, firmamos este convenio de hermanamiento que va a traer frutos importantes para ambas ciudades, que ya se están observando en temas de seguridad, turismo y fortalecimiento del desarrollo económico.

En el caso de nosotros, es nuestra relación estrecha con la comunidad judía en México, y la necesidad de poder seguir fortaleciendo esta amistad y que esa relación tenga que ver con inversiones, generación de empleo y fortalecimiento del destino turístico.

EJ: De todos los proyectos que están iniciando ¿cuál te parece a ti, de manera personal, más importante?

JEV: Yo creo que el proyecto más interesante es el tema de la seguridad. Necesitamos visualizar diferentes experiencias en materia de seguridad, políticas que han funcionado en Israel.

El caso de Israel, el tema de Eilat de manera muy particular, se desenvuelve en un territorio muy complejo por la presencia de violencia, de inseguridad y la guerra constante que cobra con mucha fuerza en esa región.

Nosotros creemos que así como han venido saliendo adelante y se convirtieron en un destino turístico que ha logrado importante presencia en el mundo y que ha sido un destino favorito para el Medio Oriente y el mundo entero, queremos ver cuáles son los mecanismo que utilizaron.

El alcalde de Eilat fue impulsor de una política que denominó “cero tolerancia” y en ella hay manuales, protocolos y tecnologías que para nosotros son muy importantes y nuestra amistad y hermandad con Israel es lo que queremos aprovechar.

EJ: La comunidad judía ha tenido presencia en Acapulco, hemos crecido nadando en sus hermosas playas ¿qué significa entonces para Acapulco la comunidad judía?

JEV: Significa parte de Acapulco. Parte de la esencia de los acapulqueños. Ustedes han sido los arquitectos de muchos lugares paradisiacos en Acapulco: hoteles, restaurantes, discotecas, lugares de comercio, etc.

La verdad es que son una gran comunidad que a nosotros en Acapulco la respetamos, la queremos y prueba de ellos es esta hermandad que hoy tenemos con ustedes desde lo que significa Eilat con Acapulco.

Creo que es momento de relanzar esta relación. Más del 50% de las inversiones en los últimos años (20 años si no me equivoco) han sido de la comunidad judía. Nosotros creemos que lo que hay que hacer ahora es que se pueda renovar la infraestructura turística de Acapulco.

Y la comunidad es dueña de hoteles, de discotecas importantes, de condominios que se hicieron hace varios años y que muchos de ellos, por los problemas que han entornado a Acapulco, han dejado un poquito de lado la parte de la inversión.

Hoy es un momento idóneo, porque Acapulco se transforma y está en un buen momento, no solamente con esta clase de acciones que nos permiten tener una buena idea, una buena visión y un buen acercamiento con el mundo.

Acapulco es un destino internacional. Así como lo respetan ustedes, lo respetan millones de ciudadanos en el mundo entero que durante casi 500 años de su existencia pues algo debe de haber en la vida de muchas familias donde tiene que ver Acapulco.

La verdad es que estamos en un buen momento, renovando conectividad, haciendo que nuestra infraestructura de cruceros mejore, que mejore nuestra infraestructura aérea con nuevos vuelos nacionales y buscando los internacionales, con una nueva sala en el aeropuerto internacional, mejorando nuestra imagen urbana con nuevas plazas, con nuevos monumentos, con nuevas atracciones, con la tirolesa más grande del mundo sobre el mar, etc.

Nos estamos reinventando, estamos remodelando toda la parte tradicional de Acapulco. Hoy, Acapulco se transforma y hace la diversificación de lo que debemos decirle al mundo.

Acapulco no es sólo violencia. Existen problemas, pero es una ciudad de un millón de habitantes que viven en las partes altas y alejadas. La parte turística está blindada porque tenemos operativos destinados que permiten hoy cuidar muchísimo nuestra principal actividad económica de donde comemos todos.

La verdad es que es un muy buen momento para invertir por parte de la comunidad judía y que vaya la invitación a todos los que nos miran y nos escuchan en tu medio.

EJ: Sí habemos gente que extrañamos Acapulco. ¿Cómo convencer a tanta gente que tiene miedo para que sí vaya?

JEV: Mostrando la nobleza de Acapulco y de su gente. Somos un pueblo de gente buena, de gente de trabajo que empuja todos los días para salir adelante.

Hoy vale la pena decir que lo que yo platico en este momento y comparto con ustedes, es poder decirle al mundo entero que Acapulco está recuperando el turismo.

A como estábamos hace dos años cuando yo llegué a ser el alcalde, mi primer ejercicio fue tocar puertas internacionales, recuperar el turismo de cruceros que hace dos años tenía solamente 8 programados y a Acapulco con una crisis de inseguridad fuerte. Hoy ya hay 51 y creo que eso habla de que se está recuperando la confianza.

Hoy también el compromiso fue renovar la imagen de Acapulco, su infraestructura y hacer cosas innovadoras, como la nueva policía turística que al mismo alcalde de Eilat le encantó y se lleva el prototipo a su ciudad.

Él capta que es un centro de atención y procuración al turista, en donde aquel que tenga un problema en la carretera, de un abuso en algún restaurant, de la perdida de un familiar, o alguna otra situación que se le llegue a presentar al turista tenemos todo lo necesario en el centro, en donde está la policia federal, estatal y municipal, aparte de la gente de protección civil y a diferentes servidores públicos que atienden de manera inmediata el problema del turista.

Creo que hoy hay mucho que poder decirle a la gente y es un buen momento para que la comunidad judía regrese a Acapulco. Eso es muy importante. Recibimos 11 millones de turistas al año, habiendo recibido el año anterior alrededor de 9 millones de turistas.

Creo que vamos por muy buen camino y eso es algo que se debe de decir. Porque la nota roja, la nota negativa que existe en ciudades del mundo entero pues no puede ganarle a muchas cosas buenas.

Acapulco hoy tiene mayor conectividad con la salida de Tlalpan, con el paso exprés con Cuernavaca, con la conectividad aérea, con los cruceros. Y eso creo que es muy importante para resaltar.

Acapulco tiene una historia fenomenal que a veces es difícil que nosotros los mexicanos lo valoremos.

Abrió la frontera no solamente en la época de Johnny Weissmuller o de John Wayne o de las grandes luminarias en la época dorada de Acapulco, que fue el conocido mundialmente.

Fue la historia desde su creación y desde su descubrimiento hace 500 años, cuando se asentaron culturas; con la Nao de Manila, Filipinas, que venia de Asia a América y llegaba a Acapulco, trasladando sus mercancías hasta Europa con una visión internacional; que participó con su gente y con su territorio en la guerra de la Independencia; con los Sentimientos de la Nación en Chilpancingo; en la conquista del Fuerte de San Diego.

Ésa es la historia de Acapulco. Por eso hoy nos estamos transformando para decirle a la gente: Acapulco no solamente es un destino de playa, un destino de diversión nocturna, donde comes rico, donde descansas extraordinariamente.

También es arte, es cultura, es tradición, es historia, es espectáculo y es una diversidad enorme de lo que significa el Acapulco que tiene un ecosistema que pocos destinos tienen, con un clima de 30 grados todos los días. Clima donde puedes mirar la parte tanto de la montaña como la cuenca, el río, la laguna, el mar, etc.

La verdad es que lo que estoy diciéndoles es para que se vuelvan a enamorar de Acapulco.

EJ: Es un romance que tiene mucha historia y que va a continuar, con experiencias hermosas de la comunidad judía en Acapulco.

JEV: Hay que acordarse de Acapulco porque está en la mente y el corazón de millones de ciudadanos en el mundo. Cuántas historias, cuántos enamoramientos, cuántas parrandas, cuántos momentos familiares, cuántas historias qué contar.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí