Memo y Luis Armando

Después de más de un año de que no me reunía con mis amigos Memo y Luis Armando, fui a comer con ellos por separado hace dos semanas. Es sorprendente que reanudáramos el diálogo como si nos hubiéramos visto ayer. Nuestra plática no se agotó, la verdadera amistad es así. Con ambos viví experiencias interesantes en nuestro trabajo en el Banco, donde los tres laboramos por muchos años.

LEÓN OPALÍN PARA ENLACE JUDÍO MÉXICO

Nuestra relación sobrepasó el ámbito de trabajo y nos hicimos buenos amigos. Memo, de 76 años sigue activo en la vida laboral, empero, viaja mucho con su familia por el mundo; recientemente participaron en un viaje único a varias partes del mundo organizado por Nacional Geographic, una de las organizaciones internacionales no lucrativas más grandes del mundo sobre educación y ciencia, fundada en EUA en 1888; actualmente cubre otros campos como arqueología, geografía, ciencias naturales, estudio de las culturas, patrimonio histórico, principalmente; asimismo, organiza viajes recreativos, culturales, safaris, de fotografía, entre otros, que son manejados por expertos en diferentes áreas.

Por su parte, Luis Armando, de 77 años, como jubilado disfruta intensamente de la vida. Enviudó hace aproximadamente 10 años; le llevó tiempo superar la muerte de su esposa. Luis Armando iba a nadar diariamente, empero, ha tenido problemas con un hombro y por ello suspendió la natación. Varios días a la semana se reúne con viejos amigos de su Club Deportivo ubicado en Ciudad Satélite en donde reside desde hace varias décadas. Los fines de semana convive con su familia de México; un hijo y una hija, con sus nietos y una hermana. Tiene dos hijos viviendo en Australia a los que periódicamente visitaba, ahora vienen a México a verlo.

Muere el actor Héctor Lechuga

El pasado 14 de julio, víctima de un paro cardiaco, murió a los 88 años el actor cómico veracruzano Héctor Lechuga; también fue comentarista político en tono humorístico en programas de televisión y colaborador de distintas estaciones de radio y actuó en varias películas. Fue quien popularizó el término “cotorro” que tiene varios significados: platicar, tomarle el pelo a alguien y calificar de bonito o agradable a una persona u objeto.

Héctor Lechuga fue un hombre de aguda inteligencia y gracia singular. A mí me gustaba mucho su actuación, en particular en el programa dominical nocturno chucherías (golosinas), que se presentó en la televisión en la década de los sesentas en el que acompañaba a Chucho Salinas, otro gran cómico ya fallecido; recuerdo que con mi primera esposa Sari, en paz descanse, al inicio de nuestro matrimonio en 1962, no nos perdíamos el programa en el que Chucho Salinas entrevistaba a Héctor Lechuga quien interpretaba el papel de cuidador en el Castillo de Chapultepec y, con una inocencia inaudita, mencionaba que los encargados del mismo rentaban el Castillo “por su cuenta” los fines de semana para fiestas, cumpleaños, bodas y otros eventos sociales.

Aproximadamente hace 10 años o más, fui a comer con mi esposa Jose a un pequeño y modesto restaurante de comida mexicana, especializado en la elaboración de un rico mole poblano, ubicado en la colonia Doctores, próximo al centro de la Ciudad, en donde en una de las mesas se encontraba Héctor Lechuga comiendo con su familia. El restaurante todavía existe, empero, su mole ya no vale la pena.

La vida de Héctor Lechuga fue una historia de humor en la que incorporó la crítica política que molestó a muchos gobernantes en turno, no fue amonestado ni encarcelado como lo fue en su momento el cómico Palillo, Jesús Martínez (1913-1994), el Rey de la Sátira Política, quien a sus actuaciones llevaba un amparo para evitar ser encarcelado.

Conciertos de la Orquesta Sinfónica de Minería

Los últimos dos domingos asistimos a los conciertos de la temporada 2017 de la Orquesta Sinfónica de Minería en la Sala Nezahualcóyotl ubicada en la Ciudad Universitaria al Sur de la Ciudad de México en una superficie de 9,500 m2, que es sede actual de la Orquesta Filarmónica de la UNAM y de la Orquesta Sinfónica de Minería. La sala fue obra del Arquitecto Arcadio Artis, (1946), mexicano, de origen Catalán, y el extraordinario diseño acústico del estadounidense Christopher Jaffe (1927-2013), quien tiene como antecedentes el Concetgebon de Ámsterdam, Holanda, y la sala Ushers de Edimburgo, Escocia. La sala Nezahualcóyotl, que tuvo un costo de 1,600 millones de pesos, abrió sus puertas el 30 de diciembre de 1976.

El tercer programa del 15 y 16 de julio fue dirigido bajo la batuta de Carlos Miguel Prieto, director de la Orquesta Sinfónica de Minería, incluyó las siguientes obras:
– El estreno mundial de Rotor, obra por encargo de la Academia de Música del Palacio de Minería (AMPM) que cada año hace un encargo a un compositor, fundamentalmente a músicos mexicanos, para la creación de una obra musical. En la actual temporada la comisión correspondió al mexicano Enrico Chapela, notable por sus ingeniosas ideas creativas, básicamente modernas, con recursos que van del folclor a la música popular o el uso de la electrónica.
Chapela tocó durante años la guitarra eléctrica en un grupo de rock metálico cuyo segundo nombre fue Rotor, y de ahí tomó el nombre y la inspiración para esa pieza.
– Concierto para violonchelo en mi menor, OP. 85 del compositor inglés Edward Elgar (1857-1934) con la participación del solista español Asier Polo, violonchelo que con un instrumento Francesco Rugieri (Cremona 1689), adquirido con el apoyo de la institución financiera Banesto, realizó unas sublimes interpretaciones que me conmovieron intensamente.

Asier Polo nació en Bilbao, España, en 1971 estudió con Elisa Pascu, María Kiegel e Iván Monighetti; recibió clases magistrales de maestros como Staker, Gutman y Rostropovich. Comenzó a destacar pronto al obtener el Primer Premio de Violonchelo y de música de cámara en el Concurso Nacional de Juventudes Musicales. Ha colaborado como solista en las principales orquestas españolas y extranjeras: Philarmonia Orchestra, Orchestra Sinfónica Nazionalle de la Ral, Dresdner Philhamonie, Orchestre de Paris, Bergen Filharmoniske Orkester, Israel Philharmonic Orchestra, Orquesta Nacional de México, Orquesta Sinfónica de Sao Paulo y la Basel Simphony, entre otras.

Asier Polo ha tocado bajo la dirección de importantes batutas y ha compartido escenarios con artistas de alta talla. Ha sido galardonado con numerosos premios y ha realizado 14 trabajos discográficos; actualmente se desempeña como profesor en el Centro Superior de Música del País Vasco.

El Programa culminó con la Sinfonía núm. 1 en si bemol menor del inglés William Walton (1902-1983) compuesta en el periodo de entre guerras, obra de gran espectacularidad orquestal que alternó el drama con el romanticismo y lo pastoral con lo heroico.

El cuarto Programa del 22 y 23 de julio tuvo como Director invitado al inglés Gilbert Varga (1952) que le dio brillo a la Orquesta Sinfónica de Minería y que fue ampliamente aclamado por el público.

La primera parte del programa fue la obertura de La bella Melusina, concierto para violín en mi menor del compositor, y director de orquesta alemán, Felix Mendelssohn (1809-1847). Como solista Ben Bielman, violinista estadounidense (1989) quien interpreta en el Engleman Stradivarius (1709) prestado por el Nippon Music Foundation. Bielman es reconocido como una de las estrellas de más rápido crecimiento de su generación. En la temporada 2016-17 vuelve a la Orquesta de Filadelfia y en gira con la orquesta en Carnegie Hall y realiza otras múltiples actividades. Estudió con Almita y Rolan J. Vamos en el Instituto de Música de Chicago Ida Kavafran y Pamela Frank en el Instituto Curtis de Música y Christian Telzlaff en la academia de Kronberg.

La segunda parte del programa fue la Suite de Hary Janos del compositor húngaro Zultán Kodaly (1882-1967) quien es evaluado como uno de los más destacados músicos de Hungría de todos los tiempos. Su estilo musical atravesó por una primera fase postromántica-vienesa y evolucionó hacia su característica principal: la mezcla del folclore y armonías complejas, del siglo XX. Llegó a coleccionar hasta cerca de cien mil canciones populares húngaras, a las que aplicaba su singular perfección técnica.

Cabe destacar que a los conciertos de la temporada de verano de la Orquesta Sinfónica de Minería concurre un grupo de la tercera edad de la colonia judía; en los dos últimos conciertos me encontré con Moishe, amigo desde hace 60 años, y a Jorge, miembro de la Asociación de Periodistas y Escritores Israelitas de México. En el último concierto saludé al Mohel Filler quien era amigo de mi hermano Pepe, ya fallecido, ambos estudiaron en la escuela Judía Yavne, estimo que tiene entre 85 y 86 años.

El Mohel es la persona que realiza la circuncisión (Brit Milá) a los niños a la semana de nacidos. El Brit, escrito en la Tora (Libro Sagrado de los Judíos) es un pacto entre Dios y Abraham, el primero judío.

No cabe duda, la buena música reaviva el alma.

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈