Inicio » Destacado » EEUU: aprobado proyecto de ley para recortar fondos a la AP por pago a terroristas

EEUU: aprobado proyecto de ley para recortar fondos a la AP por pago a terroristas

Enlace Judío México. El proyecto de ley Taylor Force Act fue aprobado por el Comité de Relaciones Exteriores 17-4 y pasará a pleno voto en el Senado

ERIC CORTELLESSA

La Comisión de Relaciones Exteriores del Senado aprobó un proyecto de ley el jueves para recortar el financiamiento estadounidense a la Autoridad Palestina si no deja de pagar salarios a terroristas y a sus familias.

La Ley Taylor Force, llamada así por un ex oficial del ejército estadounidense apuñalado de muerte por un agresor palestino mientras visitaba Tel Aviv en marzo de 2016, ahora avanzará a todo el Senado para su revisión.

Aprobada por una votación de 17-4, la legislación recibió apoyo de ambos partidos. Todos los miembros republicanos del comité apoyaron la medida, así como varios demócratas, incluido el Senador de Maryland Ben Cardin, el miembro de la tabla del panel, el Senador de Nueva Jersey Bob Menendez y el Senador Tim Kaine de Virginia, querido por J. Street.

Estados Unidos actualmente otorga a la Autoridad Palestina casi 500 millones de dólares en ayuda anual. La legislación permitiría que la porción destinada a la asistencia de seguridad – aproximadamente $ 60 millones – permanezca en su lugar.

Durante la sesión de especificaciones se agregó una enmienda que ayudó a atraer el respaldo del ex vicepresidente de la candidatura, que debía establecer un fondo de custodia para la ayuda que se recortaría. El texto requiere que este período de fideicomiso dure un año.

Entre los demócratas que votaron en contra de la moción están el Senador Cory Booker de Nueva Jersey, el Senador Tom Udall de Nuevo México, el Senador Chris Murphy de Connecticut y el Senador Jeff Merkley de Oregon.

El martes, el panel dio a conocer una versión revisada del proyecto de ley para recabar un apoyo más amplio. El texto incluía disposiciones que exhortan a “todos los países donantes” a “cesar el apoyo presupuestario directo hasta que la Autoridad Palestina deje de pagar todos los incentivos al terrorismo” y exige que la AP revoque las leyes que resulten en indemnización a terroristas.

El Departamento de Estado también tendría el mandato de publicar un informe anual, desclasificado, detallando las prácticas de la AP en relación con los pagos en efectivo que premian el terrorismo.

En respuesta a las preocupaciones expresadas durante las negociaciones del proyecto de ley, las actualizaciones incluyeron la posibilidad de continuar financiando los esfuerzos humanitarios y la cooperación en materia de seguridad. Sin embargo, no incluye una exención que le otorgue al presidente de Estados Unidos la capacidad de ignorar la ley por motivos de seguridad nacional.

El Senador Cardin dijo después de la votación del jueves: “Este proyecto de ley no pretende socavar o detener la muy necesaria ayuda humanitaria que se entrega a través de organizaciones no gubernamentales estadounidenses a los palestinos necesitados“.

Un día antes de la sesión de especificaciones – en la que el comité decidiría en última instancia si avanzar esta legislación a la cámara completa – el más poderoso lobby pro-Israel en Washington salió a defender la legislación.

“Esperamos que el recuento del Comité de Relaciones Exteriores del Senado produzca un proyecto de ley bipartidista fuerte que enviará un mensaje muy claro a la Autoridad Palestina: Detener estos pagos a los terroristas y a sus familias o su asistencia será recortada”,  dijo AIPAC en una carta enviada a los senadores, instándoles a votar “sí”.

Desde que el gobernador de Carolina del Sur Lindsey Graham (R) presentó el proyecto de ley en febrero, el grupo había vacilado en la legislación, diciendo sólo que apoyaba su objetivo principal.

Esa es una posición similar a la que el Presidente de Estados Unidos Donald Trump ha mantenido hasta este punto. Anunció el mes pasado que apoyaba los objetivos del proyecto de ley, pero no lo aprobó inequívocamente. Eso fue, sin embargo, antes de que se lanzara la última versión.

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a la izquierda, y el Presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas revisan la guardia de honor durante una ceremonia de recepción en la sede presidencial en la ciudad cisjordana de Belén, el 23 de mayo de 2017. (REUTERS / Mohamad Torokman)

“Si bien la administración está de acuerdo con los objetivos de alto nivel de la Ley Taylor Force, está actualmente en manos del Congreso y continuaremos monitoreando de cerca los detalles de la legislación”, dijo un funcionario de la Casa Blanca a The Times of Israel el mes pasado.

Inicialmente, el gobierno se quedó callado, dejando a algunos en el Capitolio cuestionando si Trump y su equipo temían que interrumpirían sus intentos de negociar un acuerdo de paz entre Israel y los palestinos, una “prioridad máxima” para la Casa Blanca.

Trump presuntamente confrontó al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, sobre los pagos terroristas palestinos durante sus reuniones de mayo en Washington y Belén.

También se había especulado que el gobierno israelí no apoyaba realmente la medida. El embajador de Israel en Estados Unidos Ron Dermer trató de sofocar esas sospechas durante su discurso en la conferencia anual de Cristianos Unidos por Israel (CUFI) hace dos semanas.

Israel cree que Estados Unidos debe poner fin a la asistencia económica a cualquier gobierno que pague a la gente para matar judíos“, dijo el embajador Dermer a la muchedumbre de CUFI en Washington. “Punto”.

“Puedo asegurarles que a Israel no le preocupa que se aprueba la Ley Taylor Force”, añadió. “Lo que a Israel le preocuparía es que la Ley Taylor Force no se apruebe”.

Algunos líderes de la comunidad judía que respaldaron el proyecto de ley argumentaron que esta medida no perjudicaría a los palestinos si su liderazgo escuchaba las advertencias estadounidenses.

El embajador de Israel en Estados Unidos, Ron Dermer, se dirige a la convención anual de Christians United para Israel en el Washington Convention Center el 17 de julio de 2017 (captura de pantalla)

“La conclusión aquí para quienes están preocupados por lo que va a hacer esto al pueblo palestino y los valiosos proyectos humanitarios y cosas así es que, al final del día, está en manos de los palestinos si este dinero se recorta o no“, dijo Nathan Diament, director ejecutivo del Centro de Defensa de la Unión Ortodoxa.

No se recortará ni un dólar de apoyo estadounidense si hacen lo correcto y ponen fin a este programa de estipendios terroristas“, dijo el jueves a The Times of Israel, momentos después de que el proyecto de ley fuera aprobado por el comité.

Según un informe israelí publicado recientemente, el presupuesto de la Autoridad Palestina para los pagos a presos en cárceles israelíes y las llamadas “familias de mártires” es igual a la mitad de la ayuda presupuestaria que Ramala espera recibir este año.

Por otra parte, el presupuesto del Ministerio de Finanzas de la AP para 2017, publicado en su sitio web a principios de julio, dijo que los salarios a prisioneros palestinos encarcelados y liberados, muchos de los cuales son condenados por terrorismo, ascenderán a 552 millones de NIS este año.

Fuente: The Times of Israel – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend