Enlace Judío México.- Existen muchas costumbres judías antes de un nacimiento, en especial cuando es el primer hijo en la familia. Sin embargo, y como siempre, los judíos de México o como nos gusta llamarnos a nosotros mismos “los paisanos” hemos adoptado nuestras propias costumbres. Como hacer una fiesta de revelación del género del bebé, un photo shoot masivo de los papás a los 9 meses de embarazo, otro photo shoot de la panza de la mamá decorada con pintura de dedos, el aviso en Facebook de #ProntoSeremosTres o de la mascota de la pareja anunciando que será un hermano mayor, shower de pañales, etc, etc. Saben a lo que me refiero ¿no?

LA MEIDELE

Pero la última y más increíble de todas, la ya famosa (y casi obligada) “Baby Moon”. ¿En que consiste? Pues su nombre lo dice todo, es como la luna de miel, pero antes de tener un bebé; que cabe mencionar que para muchos paisanos es muy poco después de su verdadera Honeymoon. Este viaje es un híbrido entre despedida de solteros (ya que los futuros padres nunca volverán a justamente no ser papás) y una luna de miel (en donde el objetivo es viajar a un lugar remoto y disfrutarse como pareja). Dicen que entre más cerca del parto mejor… ¿Sino cómo van a tomar fotos de la panzota en la playa o como les llaman los millenials “Bumpies”? Es una verdadera oportunidad para descansar y bajar los nervios antes de la llegada del niñ@.

A pesar de que estas nuevas costumbres son increíbles y van perfectamente con la modernidad, existen costumbres judías milenarias para padres que esperan un hijo que vale la pena conocer. Pues no hay nada que hagamos mejor los paisanos que unir costumbres de hace miles de años con la modernidad.

-Los judíos no acostumbran a hacer público su embarazo hasta cumplir los 3 meses, al menos de que sea muy aparente desde antes.

-Durante el último mes de embarazo de la mamá, el papá sube a abrir el Aarón Hakodesh y pedir por su próximo bebé.

-Las futuras mamás acostumbran meterse a la Mikvah en algún momento de su noveno mes de embarazo, para purificarse antes del nacimiento de su hijo.

-Durante el embarazo es importante checar que todas la mezuzot de la casa estén en orden.

-No se acostumbra que mujeres embarazadas visiten panteones o lugares con “malas vibras”.

-¡Muchos ojitos! No está demás que las embarazadas se pongan joyería en contra del mal de ojo durante estos meses.

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈