Enlace Judío México.- El palestino Ismat Mansur aprendió hebreo a través de lo que denominan jocosamente “el método tradicional”: en una cárcel israelí; y hoy regenta una academia de idiomas en Ramala, donde aumenta el interés por aprender la lengua de Israel, el país enemigo.

MURAD AL SABI

Hasta hace unos años Mansur no podía ocultar la procedencia de su hebreo: una estancia en prisión; pero ahora el viceministro de Educación palestino, Basri Saleh, confirma la expansión de esa lengua entre la población y la proliferación de academias y centros para su aprendizaje.

“Hay un trato diario con los israelíes, en lo económico, en lo político, en los puestos de control militares que atraviesan los palestinos”, explica a Efe este gerente y ex presidiario sobre la expansión del hebreo.

“Lo aprendí en la cárcel y comencé a enseñarlo a otros prisioneros palestinos. Es necesario saber pensar como los israelíes y ampliar las posibilidades para encontrar un trabajo, porque la mayoría de las compañías necesitan contratar a gente que sepa hebreo para comunicarse con Israel”, explica Mansur.

En 2015, se animó a abrir una academia de lengua y traducción donde percibe que los palestinos buscan nuevas herramientas, pese a que se mantiene el debate entre los que consideran que normaliza las relaciones con Israel y quienes defienden la utilidad de aprender el idioma.

La organización local Family Relief Society incluyó un curso de hebreo en 2016 en los programas del colegio privado que administra en Ramala y asegura que la tendencia a la alza se mantiene.

“Cuando comenzamos solo había 40 alumnos y este año están registrados 120. Somos el único colegio en Cisjordania que ofrece un certificado a los estudiantes que cursan dos años”, declara a Efe Tabit Aby Al Roos, director administrativo del centro.

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) contempla desde 1990 la enseñanza de este idioma, pero asegura que la falta de personal no ha permitido que se desarrollaran planes académicos aunque subvenciona cursos en centros privados.

Mansur intentó incluir los suyos en los currículos oficiales: “Solicité una iniciativa al Ministerio de Educación para enseñar hebreo en los colegios oficiales palestinos, pero no es su objetivo integrarlo en el programa”, explica.

La mayoría de los centros universitarios en Cisjordania no incluyen la lengua hebrea como asignatura obligatoria aunque en algunos casos son requeridos para cursar licenciaturas, como en la Universidad de Al Najah, en Nablus, en la Universidad de Hebrón, al sur de Cisjordania o en la de Birzeit que ofrece un programa de estudios israelíes.

Los estudiantes de esas universidades están a menos de una hora (algunos a diez minutos) en coche de un mundo, Israel, donde la lengua dominante es el hebreo.

También en la Franja de Gaza, controlada desde 2007 por el movimiento islamista Hamás y abiertamente hostil hacia Israel, aumenta el aprendizaje del hebreo, como en la Universidad Islámica donde se imparten cursos opcionales.

La grafía hebrea está presente en todos los territorios palestinos, así como en el empaquetado de gran parte de los productos que aquí se comercializan, y en Cisjordania las fuerzas de seguridad israelíes se convierten en un forzado interlocutor en los puestos de control y vigilancia que se despliegan por todo el territorio.

Asimismo, decenas de miles de palestinos trabajan en colonias israelíes y necesitan este idioma para comunicarse. Las nuevas generaciones no lo ven sólo como una oportunidad laboral, sino también como necesario para la promoción, ya que las empresas israelíes ofrecen mejores puestos de trabajo.

“Es una buena opción aprender la lengua de nuestros vecinos israelíes, entender sus medios, conocer bien la comunidad”, opina Dawod Dawod, lectora en la Universidad privada Moderna de Ramala.

Aun así, incluso en Jerusalén Este, son mayoría los palestinos que aún no hablan hebreo, como tampoco la inmensa mayoría de israelíes judíos aprenden árabe, algo que quizás agranda la brecha y hace que vivan dándose la espalda los unos a otros.

 

Fuente:lavanguardia.com

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈