Enlace Judío México.- Sissi dice que no quiere guerra, pero que Egipto no tolerará las amenazas de Teherán o Hezbolá contra los países árabes.

El presidente de Egipto dijo el miércoles que Irán debe dejar de “entrometerse” en Medio Oriente y que la seguridad de los países árabes del Golfo no debe verse amenazada, pero subrayó que no quiere la guerra y cree que el diálogo puede resolver las crisis de la región.

Con sus comentarios, el presidente Abdel-Fattah el-Sissi lanzó su apoyo al aliado del Golfo de Egipto, Arabia Saudita, en medio de las crecientes tensiones del reino con Irán.

Pero evitó la retórica cada vez más agresiva de Riad en los últimos días.

Durante el fin de semana, Arabia Saudita culpó a Irán por un misil disparado hacia su capital por rebeldes en Yemen y advirtió que podría considerarse un acto de guerra. Al mismo tiempo, funcionarios saudíes acusaron al aliado libanés de Hezbolá de “declarar la guerra“.

El reino parece haber orquestado el colapso del gobierno de Líbano, que incluía a Hezbolá, presionando a su primer ministro para que renunciara.

El líder egipcio dijo a los periodistas que no quería más tensiones en la región, pero eso no significa que las amenazas a los países árabes puedan ser toleradas.

La región tiene suficiente inestabilidad y desafíos de por sí. No necesitamos nuevas complicaciones que involucren a Irán o Hezbolá, así que no agregamos nuevos desafíos a la región“, dijo Sissi en una conferencia de prensa en el balneario de Sharm el-Sheikh en el Mar Rojo.

Estoy en contra de la guerra, podemos resolver las crisis con el diálogo“, dijo Sissi cuando se le preguntó sobre la posibilidad de una guerra con Irán o Hezbolá.

Pero, agregó, “la seguridad del Golfo es una línea roja y otros deben dejar de inmiscuirse en nuestros asuntos y no trabajar para escalar las tensiones. Nosotros en Egipto creemos que la seguridad árabe y del Golfo y cualquier amenaza a las naciones del Golfo (árabe) es una amenaza para nuestra propia seguridad nacional“.

En esta foto proporcionada por Saudi Press Agency, el rey saudí Salman, derecha, se reúne con el primer ministro saliente libanés, Saad Hariri, en Riad, Arabia Saudita, el lunes 6 de noviembre de 2017. (Saudi Press Agency, vía AP)

También dijo que Arabia Saudita se mantenía estable tras el sorpresivo arresto durante el fin de semana de docenas de ministros, miembros de la familia real, hombres de negocios y altos oficiales del ejército.

Las condiciones en Arabia Saudita son totalmente estables y tengo confianza en el manejo de la situación por parte del gobierno“, dijo Sissi durante la conferencia de prensa de dos horas realizada al margen de una reunión internacional de jóvenes convocada bajo el patrocinio del líder egipcio.

Sus comentarios reflejan el endurecimiento reciente de la retórica pública de Egipto sobre el Irán chiíta y no árabe, un cambio que coincide con los estrechos vínculos de El Cairo con Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein, países liderados por suníes que ven a Irán como una amenaza existencial. Sin embargo, Sissi no dijo si Irán se ha convertido en un enemigo absoluto de su país.

Dijo que las compras de armas por valor de miles de millones de dólares concluidas por Egipto desde que asumió el cargo en 2014 eran necesarias en respuesta a lo que llamó un “desequilibrio estratégico” en la región desde que el desde 2010 han envuelto a Túnez, Yemen y Siria.

Teníamos que tener el hardware para reparar el equilibrio y luchar contra el terrorismo (…) tenemos que ser capaces de enfrentar cualquier amenaza cuando nos confronte directamente“, dijo.

Desde 2014, Egipto compró aviones de combate Rafale y helicópteros de Francia, aviones de combate MiG-29 y helicópteros de asalto de Rusia y submarinos de Alemania. Además, Egipto recibe $ 1.3 mil millones en ayuda anual de EE.UU.

Fuente: The Times of Israel – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico