avatar_default

Enlace Judío México – El embajador de Israel ante la UNESCO considera a Andrés Roemer además de un gran amigo personal suyo, un gran defensor de Israel por su gran moralidad y humanidad en sus acciones.

“Su excelencia, embajadora de Israel ante la ONU en Ginebra, mi colega, Aviva Raz-Shechter; profesor Andrés Roemer, ex embajador de México ante la UNESCO y desde hace 3 días embajador de buena voluntad de la UNESCO, un querido amigo mío y más importante aún, un verdadero amigo de la justicia y del Estado de Israel.

Andrés Roemer recibe Premio ‘Eleanor Roosevelt’ en Ginebra

Sr. Hillel Neuer, director ejecutivo de UN-Watch, permítame tomar esta oportunidad para decirle a su gente y a todos aquellos que respaldan su actividad: gracias de parte del Estado de Israel. Su organización y usted personalmente, están haciendo un maravilloso y muy requerido trabajo. Ojalá que haya más gente como usted.

Señoras y señores, distinguidos invitados, desafortunadamente tres veces al año la UNESCO se encuentra a sí misma como el punto de encuentro de la ignorancia y como el declive inherente de las organizaciones internacionales. De manera trágica, en cada una de esas ocasiones, la UNESCO aprueba resoluciones absurdas cuyo propósito es solamente hablar vilezas del Estado de Israel y distorsionar la historia del pueblo judío, negando nuestra singular y eterna conexión con la Tierra de Israel y con nuestra única capital, Jerusalén.

Tres años atrás, el Estado de Israel dijo: “no más” y decidimos luchar. Comenzamos un delicado proceso para incrementar el apoyo de Israel dentro de la organización, mientras le hacíamos frente a las propuestas antisemitas del grupo árabe.

Hoy estoy orgulloso de compartir con todos ustedes que solo 3 años atrás, de 58 estados del Comité Ejecutivo de la UNESCO, solamente uno estuvo al lado de Israel: los EE.UU., mientras se enfrentaba a un penoso bloque de 34 estados. Hemos visto un gradual revés de esta abominación, cuando en el ultimo voto Israel estuvo hombro a hombro con 10 estados, mientras que el apoyo para el bloque árabe cayó a 22 estados.

¿Y quién estuvo al lado de Israel? Fue la espina dorsal del mundo libre, faros de la democracia y la libertad como EE.UU., Reino Unido, Alemania, Italia, Holanda, Grecia, Lituania y por primera vez naciones de Latinoamérica y África.

¿Y del otro lado? Un tumulto de dictaduras y de estados deplorables.

Hoy vine aquí especialmente desde París para decir, ¡Gracias Sr. embajador! ¡Lo saludo! Porque usted también tiene mucho que ver en este impresionante cambio, así como en la influencia directa sobre el cambio de la posición de México, que de manera histórica apoyó estas resoluciones en contra de Israel. Todos sabemos, Sr. embajador, de su alta moral y del alto precio personal que pagó, lo cual nos impactó a todos.

Lo acompañé durante esos dramáticos momentos, desde el minuto en que se salió de esa sala un segundo antes de la votación, continuando con la vil ola de crítica en su contra en su oficina y en algunas comunidades judías mal informadas, cuando juntos discutimos cuál sería la mejor manera para mostrar la verdad. Desde entonces, mi amigo, te has ganado los corazones y las mentes alrededor del mundo.

Aquellos que no te conocen, piensan que no estuviste de acuerdo para votar en contra de Israel y del pueblo judío en Jerusalén solo porque eras judío, y por eso pediste a tu suplente que te reemplazara cuando te saliste de ese auditorio.

Pero aquellos que en verdad te conocen, saben que lo hiciste más que nada por la persona que eres, un hombre renuente a tomar parte en algo tan inmoral y peligroso, como una distorsión deliberada de la historia del pueblo judío y de nuestro corazón latente, la ciudad capital de Jerusalén.

Más allá de felicitarte inmensamente por tus hercúleas acciones, vine a decirle a todos tus críticos: están equivocados.

Sr. embajador, pocos han hecho tanto por Israel y por el pueblo judío como usted, y por eso estamos eternamente agradecidos. Su moralidad y su humanidad brilla lejos y de manera profunda, y el mundo es mucho mejor con gente como usted.

El pueblo de Israel nunca olvidará su bondad, y ¡Ojalá que le muestre el camino a otros con su coraje y moralidad! Espero que este sea el comienzo de un cambio más necesario, un destello de luz en un oscuro lugar.

Gracias.

Todá rabá”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí