Enlace Judío México.- Puede hacer falta una aldea para criar a un niño, pero se necesita un ejército para vencer al cáncer. “Ganar la batalla contra el cáncer es como ir a la guerra. No se puede ganar la batalla sin el apoyo de la familia o de una organización de alcance porque existe una enorme presión física y fiscal tanto para el paciente como para la familia”, dijo la Dra. Dina Ben-Yehuda, directora de la división de hematología del Hospital Hadassah Ein-Kerem en Jerusalén.

KEN STEPHENS

Una organización de extensión con sede en Jerusalem llamada Israel Cancer Support Network (ICSN) está usando una variedad de métodos innovadores, desde tazas de café y chóferes personales hasta cortar capas de burocracia médica y, lo más importante, una sonrisa para ayudar a los pacientes con cáncer a soportar el proceso que implica la lucha contra la temida enfermedad.

Si bien Israel es reconocido internacionalmente por su innovación médica, la ciencia por sí sola no siempre es suficiente para curar el cáncer. La Dra. Talia Golan, directora del Centro de Cáncer de Páncreas del Centro Médico Sheba en Ramat Gan, está brindando lo último en tratamiento del cáncer a pacientes de todo Israel. “Tenemos un excelente sistema médico y trabajamos en estrecha colaboración con los trabajadores sociales, pero también hay ocasiones en que los pacientes, especialmente los adultos, no se quejan, aunque sabemos que necesitan asistencia. Entonces, cualquier organización de alcance, que pueda ayudar a pacientes, médicos y trabajadores sociales de manera oportuna, es excelente“.

Casi 30,000 personas al año son diagnosticadas con cáncer en Israel. También es la causa más común de muerte en el país y representa el 25% de la mortalidad total. Mientras que los oncólogos utilizan las tecnologías y medicamentos más avanzados para tratar de impulsar a sus pacientes a la remisión, también admiten que una inyección de atención personalizada contra el cáncer ayuda mucho a los pacientes a superar los desafíos emocionales y fiscales que inevitablemente forman parte de la batalla.

El Dr. Golan explica los desafíos: “Nunca hay suficientes manos de ayuda, especialmente cuando se trata de tratar con un niño afectado por el cáncer. Los padres se ven obligados a faltar al trabajo y los elementos físicos y fiscales para enfrentarlo se vuelven desafiantes“.

El ICSN surgió de Darkei Miriam, un proveedor de servicios de Jerusalén fundado por el rabino Israel Weingarten en 2002. La esposa del rabino Weingarten, Miriam, sucumbió al cáncer después de una batalla heroica contra la enfermedad. El rabino Weingarten y sus hijos, Arele y David, se inspiraron para crear la organización en su memoria para que pudieran ofrecer la bondad y el apoyo humanos que recibió su madre durante el curso de su enfermedad.

Comenzando con un automóvil, que transporta pacientes hacia y desde los hospitales del área metropolitana de Jerusalén, el ISCN ahora cuenta con docenas de voluntarios que transportan entre 100 y 150 pacientes por día en sus propios vehículos a hospitales en Jerusalén y el área metropolitana de Tel Aviv y Haifa. Según las estadísticas, el Hospital Hadassah (Ein Kerem y Mt. of Olives) trata a 3.500 pacientes de cáncer por año. 4.500 son tratados en el Centro Médico Sheba en Ramat Gan, cerca de Tel Aviv, anualmente. El ICSN desempeña un papel integral en la obtención de pacientes con cáncer hacia y desde estos hospitales todos los días.

El número de solicitudes de asistencia continúa creciendo debido al creciente número de personas que desafortunadamente reciben diagnóstico de cáncer. Estamos agregando más de 700 personas enfermas que necesitan asistencia cada año. Ya estamos atendiendo a más de 2,000 personas por año. Lamentablemente, el 25% de los pacientes son niños pequeños, y muchas de estas familias necesitan urgentemente no solo asistencia física de los médicos sino también asistencia financiera“, dice Arele Weingarten.

Dra. Talia Golan (Crédito de la foto: Sheba Medical Center)

Trabajamos en estrecha colaboración con los trabajadores sociales en los diversos hospitales“, agregó. “Por ejemplo, estamos lidiando con un niño enfermo en el Centro Médico Sheba. El niño recibió atención de calidad para el cáncer y la trabajadora social quiso liberar al niño para que se recupere un poco en casa antes de regresar para recibir más tratamientos. Pero los padres del niño están divorciados, y la casa es un desastre, no habitable, porque ambos padres se encuentran en una situación financiera difícil. Entonces, trabajamos con el hospital para asegurarnos de que el niño pudiera quedarse un día o dos más hasta que pudiéramos ayudar a la familia a limpiar la casa y tener los recursos para mantener al niño seguro, saludable y alimentado hasta la próxima cita“.

Incluso una simple taza de café o té puede proporcionar un antídoto físico y emocional para los pacientes que están a la espera de diagnósticos y tratamientos y miembros de la familia, que pueden terminar quedándose con sus seres queridos durante muchas horas durante todo el proceso.

Los rincones de café o las estaciones de cuidado del ICSN son como un oasis para mí y mi hijo que ha estado enfermo durante muchos años“, admite un padre debidamente preocupado. “Simplemente tener la oportunidad de disfrutar de una bebida caliente durante el día puede aliviar el estrés y permitirle relajarse“.

Según Arele, solo en el Hospital Hadassah, los pacientes y sus seres queridos disfrutan de más de 100.000 tazas de café y té gratis, mensualmente. Nadie más en Israel ofrece este tipo de TLC (Tender Loving Care, cuidados con afecto). “ICSN ha permitido a los pacientes combatir mejor su enfermedad tanto desde una perspectiva física como emocional. Hubo momentos en que los pacientes ni siquiera podían pagar costosos medicamentos para el cáncer que no estaban cubiertos por su seguro. Pero el ICSN pagaba esos medicamentos. Es un hecho que nos están ayudando a salvar vidas con sus esfuerzos desinteresados“, agrega el Dr. Ben-Yehuda.

Aunque el número de pacientes y sus crecientes necesidades físicas y fiscales continúan aumentando, los infatigables voluntarios en ICSN continúan avanzando. Siempre optimista, Arele dice “si podemos continuar pensando de forma externa y ofrecer una variedad de servicios que permitan asegurar medicamentos caros para pacientes pobres hasta enviar a un paciente con cáncer a recuperarse en un hotel con su esposa, esto es lo que nos motiva a diario“.

Fuente: Jerusalem Online – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈