Inicio » Opinión » Arte y Cultura » 10 lecciones de Hannah Arendt para nuestra época

10 lecciones de Hannah Arendt para nuestra época

Enlace Judío México – Filósofa alemana judía nacida en 1906, con la subida de Hitler al poder en 1933, Hannah Arendt emigró hacia EE.UU. donde vivió y escribió hasta su muerte. Entre sus obras están Los orígenes del totalitarismo (1951), La condición humana (1958) y Eichmann en Jerusalén (1963)

Hoy se conmemora el aniversario luctuoso de la pensadora y teórica política judía Hannah Arendt y te presentamos 10 reflexiones que hoy más que nunca debemos de tener presentes ante el mundo en el que vivimos.

1.- Sobre los sujetos ideales para una autoridad totalitaria

“El sujeto ideal del gobierno totalitario no es el nazi convencido o el comunista convencido, sino la gente para la cual la la distinción entre la realidad y la ficción, y la distinción entre la verdad y la falsedad ya no existen”.— Los Orígenes del Totalitarismo.

2.- Sobre la libertad de prensa

“En el momento en que no tengamos libertad de prensa, cualquier cosa puede suceder. Lo que hace posible un gobierno totalitario o dictatorial es que la gente no es informada. ¿Cómo puedes tener una opinión si no estás informado? Si todos te mienten, la consecuencia no es que creas las mentiras, sino que nadie cree nada ya. Esto es porque las mentiras, por su propia naturaleza, tienen que ser cambiadas, y un gobierno mentiroso ha constantemente reescrito su propia historia”.— Entrevista en 1974 al New York Review of Books.

3.- Sobre la burocracia como medio del totalitarismo

“La esencia de un gobierno totalitario, y quizá la naturaleza de cada burocracia, es hacer funcionarios y meros engranajes en la maquinaria administrativa con hombres, y así deshumanizarlos”.— Eichmann en Jerusalén: Un reporte sobre la banalidad del mal.

4.- Sobre la violencia y el poder

“En un choque frontal entre la violencia y el poder, el resultado es difícilmente puesto en duda. En ningún lugar es más evidente el factor de la autoderrota en la victoria de la violencia sobre el poder que en el uso del terror para mantener la dominación, de las que sus éxitos y eventuales fallas conocemos quizá más que cualquier generación antes que nosotros. La violencia puede destruir el poder; es totalmente incapaz de crearlo”.— Sobre la violencia.

5.- Sobre las mentiras y la propaganda masiva

“La propaganda masiva descubrió que su audiencia estaba lista en todo momento para creer en lo peor, no importando cuán absurda, y no objetó de manera particular ser engañada debido a que hacía de cualquier declaración una mentira de cualquier modo.

“Los líderes de las masas totalitarias basaron su propaganda en la correcta suposición psicológica de que, bajo ciertas condiciones, uno puede hacer a la gente creer las más fantásticas declaraciones un día, y confiar en que si al siguiente día se otorga prueba irrefutable de su falsedad, se refugiaran en el cinismo; en vez de desertar de los líderes que les han mentido, protestarán que sabían por completo que la declaración era una mentira y admirarán a los líderes por sus astutas tácticas superiores”.— Los Orígenes del Totalitarismo

6.- Sobre la banal normalidad de los villanos

“El problema con Eichmann era precisamente que muchos eran como él, y que los muchos no eran ni pervertidos ni sádicos, que ellos eran y que siguen siendo, terrible y horroríficamente normales. Desde el punto de vista de nuestras instituciones legales y desde nuestros estándares morales de juzgamiento, esta normalidad era mucho más terrible que todas las atrocidades juntas”.— Eichmann en Jerusalén: Un reporte sobre la banalidad del mal.

7.- Sobre los “datos alternativos”

“Antes de que los líderes masivos tomaran el poder para acoplar la realidad a sus mentiras, su propaganda estaba marcada por su extremo desprecio hacia los hechos por sí mismos, ya que en su opinión el hecho depende por completo del poder del hombre para poder fabricarlo”.— Los Orígenes del Totalitarismo.

8.- Sobre la maldad de la hipocresía

“Lo que hace plausible asumir que la hipocresía es el vicio de los vicios es que la integridad puede de hecho existir bajo el velo de todos los otros vicios excepto este. Solo el crimen y el criminal, si es verdad, nos confrontan con la perplejidad del mal radical; pero solo el hipócrita está realmente podrido hasta el corazón”. — Sobre la revolución

9.- Sobre el progreso

“La ley del progreso sostiene que todo ahora debe ser mejor de lo que fue antes. ¿No ves que en cuanto quieres que algo sea mejor y mejor y mejor, pierdes lo bueno? Lo bueno es que ya nada tiene medida”. — Entrevista en 1974 al New York Review of Books.

10.- Sobre el descubrimiento científico

“Es, creo, seguro decir que nada era más ajeno a las mentes de los científicos, que trajeron el más radical y más rápido proceso revolucionario que el mundo ha visto, que cualquier voluntad de poder. Nada era más remoto que cualquier deseo de ‘conquistar el espacio’ e ir a la luna”.— Entre el Pasado y el Futuro.

Fuente:  Scroll / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend