Inicio » Opinión » Análisis » El dron más complicado de la historia

El dron más complicado de la historia

Enlace Judío México.- Queridos amigos, el sábado 10 de Febrero Israel derribó un dron iraní y tanto la cadena de acontecimientos como el acto mismo, tienen tantas implicancias, que a ratos, pareciera un cuento salido de una mente febril.

EDUARDO HADJES PARA ENLACE JUDÍO MÉXICO

Toda una cadena internacional, se nos presenta con el dron en sí mismo. Efectivamente, un dron iraní es lanzado contra Israel desde territorio sirio, quien lo destruye valiéndose de un helicóptero americano, y posteriormente un avión americano es destruido por un cohete ruso, y el soldado israelí herido es atendido por un médico árabe-israelí, salvándole la vida.

Vamos a los detalles de todo esto, advirtiendo que los antecedentes los obtuve leyendo Porisrael de Dori Lustron del 12 de Febrero, a quien agradezco por mantenerme permanentemente informado del acontecer en Medio Oriente.

El sábado 10, desde el noreste de Siria, en la Base Militar Tiyas, a 60 Kms. de Palmira, conocida como T4, iraníes lanzan un dron cuyo destino es penetrar territorio israelí. Tan pronto es lanzado este dron, las Fuerzas de Defensa de Israel lo detectan y, al minuto y medio de haber ingresado a su territorio, es derribado por un helicóptero Apache, perteneciente a la aviación de Israel. Los restos del dron están siendo estudiados por inteligencia israelí y, aparentemente, se trataría de una imitación de un dron americano que hace años fue derribado por fuerzas iraníes en ese país.

Inmediatamente, 4 aviones F16i inician un bombardeo sobre el objetivo desde donde se manejaba el dron, un auto conducido por iraníes, el cual es destruido. El ejército sirio reacciona disparando profusamente contra estos aviones, utilizando para ello cohetes rusos SA-5, los cuales resultan ser muy eficaces, tratando de destruir objetivos a gran distancia y a una altura considerable.

Uno de los sofisticados aviones israelíes es alcanzado por uno de estos cohetes estando ya de vuelta en territorio israelí, siendo la primera vez, desde 1981, que un avión de Israel es derribado por fuego enemigo, pese al extraordinario equipo electrónico que protege a los aviones israelíes.

Los dos pilotos israelíes se salvan, pero uno de ellos, al quedar gravemente herido, es trasladado al Hospital Rambam, donde es atendido exitosamente por el eminente Doctor árabe-israelí, Profesor Hany Bahouth.

Los F16i atacan doce puntos estratégicos sirios, logrando destruir aproximadamente la mitad de la capacidad de fuego antiaéreo sirio, en una operación que demostró la precisión y efectividad israelí, ya que la base T4 es ocupada por soldados y armamentos tanto sirios como rusos y no se dañó nada de estos últimos, acorde a los propósitos de Israel.

El día de hoy, en que estoy escribiendo este comentario, es prematuro definir si se trata del inicio de una escalada mayor o algo acotado a lo ya narrado. Es de esperar que sea esto último.

¿Fue una derrota israelí, al destruirle un avión? La respuesta es relativa, ya que quedan demostradas dos cosas sumamente importantes:

1) La enorme capacidad de Israel para frenar cualquier intento de penetrar sus fronteras.

2) la irrestricta voluntad de Israel de no permitir tales violaciones, debiendo cargar con las consecuencias quien se atreva a intentarlo.

 

David ben Jaim

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend