Enlace Judío México – Tras más de un año de investigaciones, interrogatorios e interminables especulaciones, la policía de Israel recomendó inculpar a Netanyahu por soborno, fraude y abuso de confianza en dos casos de corrupción.

La decisión de procesar al primer ministro israelí depende ahora del fiscal general Avichai Mendelblit.

¿De qué se acusa a Netanyahu?

En el primer caso, Netanyahu es sospechoso de haber recibido regalos con un valor de decenas de miles de dólares del magnate de Hollywood nacido en Israel Arnon Milchan y el multimillonario australiano James Packer. Netanyahu y su esposa han argumentado que los regalos eran muestras de amistad y negaron que fueron recibidos a cambio de favores políticos, o para promover los intereses comerciales de ambos magnates.

Según el informe de la policía, Milchan fue recompensado por su generosidad. Netanyahu impulsó la llamada Ley Milchan, para recortar impuestos a israelíes que vuelven a Israel después de un tiempo en el extranjero, un proyecto de más de 1 millón de shekels a beneficio de Milchan, de acuerdo al testimonio del diputado Yair Lapid, ministro de Finanzas de Netanyahu en su gobierno anterior.

El primer ministro ayudó a Milchan a obtener una nueva visa estadounidense de 10 años; organizó una reunión del magnate con el entonces director general del Ministerio de Comunicaciones para promover los intereses del productor en el mercado de la televisión israelí; ayudó a promover un acuerdo relacionado con el empresario hindú Ratan Tata, que era socio comercial de Milchan. El informe indica que Netanyahu “impulsó el acuerdo a pesar de que los funcionarios del Ministerio de Defensa y la Oficina del Primer Ministro se opusieron al proyecto”.

Netanyahu también intervino para evitar el colapso del Canal 10, en el que Milchan era accionista minoritario.

Se estima que los regalos de Milchan y Packer a la familia Netanyahu ascendieron a 1 millón de shekels. La policía también ha recomendado inculpar a ambos magnates. Su informe se basa en el testimonio de los donantes y sus empleados, así como en recibos y otros documentos.

En el segundo caso, Netanyahu es sospechoso de alcanzar un acuerdo ilícito con Arnon Mozes, el propietario del periódico Yediot Ahronot para obtener una cobertura más favorable a cambio de limitar la circulación de su principal competidor, el diario Israel Hayom, impulsando así a Yediot.

¿Qué pasa después?

Según la ley israelí, Netanyahu no está obligado a renunciar, aunque sea inculpado.

En 2008, en medio de varias investigaciones de corrupción, el entonces primer ministro Ehud Olmert se dimitió previo a las recomendaciones de la policía, afirmando que no podía enfrentar una batalla legal adecuadamente mientras dirigía el país. Finalmente fue declarado culpable de aceptar sobornos y cumplió más de 16 meses en prisión. Pero el más prestigioso Netanyahu, ahora en su cuarto mandato como primer ministro, tiene un mayor control del poder que Olmert en su tiempo.

Además, el partido del Likud y los socios de Netanyahu en la coalición gobernante probablemente se mantendrán fieles a él, para evitar el colapso del gobierno e ir a nuevas elecciones. Una encuesta televisiva de diciembre revela que casi el 60 por ciento de los israelíes creen que Netanyahu debería dimitir si la policía recomienda una acusación formal.

¿Son estos los únicos casos que involucran a Netanyahu?

Hay otros dos casos de corrupción en los que Netanyahu no ha sido nombrado directamente como sospechoso.

El caso 3000 involucra sospechas de corrupción en la venta de submarinos y otros buques alemanes a Israel. La policía acusó al empresario Michael Ganor de sobornar a funcionarios del gobierno para convertirse en el agente negociador de ThyssenKrupp, la empresa alemana que construyó los submarinos. Además, el abogado personal de Netanyahu, David Shimron, actuaba simultáneamente como representante de Ganor durante las negociaciones sobre la venta.

En el “Caso 4000”, el director general del Ministerio de Comunicaciones, Shlomo Filber, es acusado de permitir que Bezeq, la compañía telefónica nacional, compre acciones de YES, un proveedor de cable satelital. Filber fue designado por Netanyahu, quien también se desempeñó como ministro de Comunicaciones.

En respuesta al informe de la policía, Netanyahu prometió continuar como primer ministro. “Estas recomendaciones no significan nada en una sociedad democrática”, dijo, y agregó que “continuará liderando a Israel de manera responsable y fiel”.

Netanyahu denuncia que es víctima de una caza de brujas y ha acusado repetidamente a sus enemigos políticos y a los medios de intentar derrocarlo mediante el sistema legal porque no han logrado hacerlo en las urnas.

¿Cuánto tiempo tomará el proceso legal?

El procedimiento para procesar a una figura pública es bastante largo. Los fiscales deben examinar las pruebas que la policía ha proporcionado para luego enviarlas a los abogados de Netanyahu, y programar una audiencia con el fiscal general, donde el equipo del primer ministro puede argumentar que las pruebas para inculparlo son insuficientes. Sólo entonces Mendelblit tomará la decisión si Netanyahu debe ser procesado.

Fuente: Haaretz / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈