Inicio » Noticias » Internacional » ¿Cuál es el verdadero papel de Rusia en Siria?

¿Cuál es el verdadero papel de Rusia en Siria?

Enlace Judío México.- Unos 300 hombres contratados por una empresa militar privada de Rusia vinculada al Kremlin murieron o resultaron heridos en Siria la semana pasada, según tres fuentes familiarizadas con el asunto.

Funcionarios rusos minimizaron las bajas.

Un médico militar ruso dijo que habían muerto alrededor de 100 hombres, y una fuente que conoce a varios de los combatientes dijo que el número superaba los 80.

El momento de las víctimas coincidió con una batalla el 7 de febrero cerca de la ciudad siria de Deir al-Zor donde, según funcionarios estadounidenses y asociados de los combatientes involucrados, las fuerzas de la coalición liderada por Estados Unidos atacaron a fuerzas alineadas con el aliado de Moscú, el presidente sirio Bashar Assad.

Las autoridades rusas dijeron que podrían haber muerto cinco ciudadanos, pero que no tenían relación con las fuerzas armadas de Rusia.

Los enfrentamientos muestran que Moscú está más profundamente involucrado en Siria militarmente de lo que ha dicho, y se arriesga a verse involucrado en una confrontación directa con los Estados Unidos en Siria.

Las bajas son las más altas que ha sufrido Rusia en una sola batalla desde los feroces enfrentamientos en Ucrania en 2014 que se cobraron más de 100 vidas de combatientes. Moscú niega el envío de soldados y voluntarios a Ucrania y nunca ha confirmado esa cifra.

Los heridos, evacuados médicamente de Siria en los últimos días, han sido enviados a cuatro hospitales militares rusos, de acuerdo con cinco fuentes familiarizadas con el asunto.

El médico militar, que trabaja en un hospital militar de Moscú directamente involucrado en el tratamiento de los heridos evacuados de Siria, dijo que hasta el sábado por la noche había más de 50 pacientes en su hospital, de los cuales alrededor del 30 por ciento estaban gravemente heridos.

El médico, en condición de anonimato porque no está autorizado a revelar información sobre víctimas, dijo que al menos tres aviones cargados de combatientes lesionados volaron a Moscú entre el viernes pasado y el lunes por la mañana.

Dijo que viajaron en aviones de carga militar especialmente equipados que pueden albergar dos o tres casos de cuidados intensivos y varias docenas de pacientes heridos menos graves.

Maria Zakharova, vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, dijo que la información inicial era que podrían haber caído cinco ciudadanos rusos en el área de la batalla, pero no eran tropas rusas. Dijo que los informes de decenas o cientos de bajas rusas fueron desinformación inspirada por los opositores de Rusia.

El Ministerio de Defensa ruso no respondió a las preguntas de Reuters sobre las víctimas en Siria. Un portavoz del Kremlin, preguntado sobre las bajas rusas el jueves, no tuvo nada que agregar a las declaraciones anteriores. El Kremlin dijo a principios de esta semana que no tenía información sobre víctimas.

Reuters no pudo establecer contacto directo con los empleadores de los contratistas, el grupo Wagner, cuyos combatientes caídos en el pasado recibieron medallas del Kremlin.

El médico militar dijo que un compañero médico que voló a Siria en uno de los últimos vuelos de evacuación médica le dijo que a fines de la semana pasada habían muerto alrededor de 100 personas en la fuerza rusa, y que 200 habían resultado heridas.

El médico que habló con Reuters dijo que la mayoría de las víctimas eran contratados militares privados rusos.

Yevgeny Shabayev, líder de una sección local de una organización paramilitar cosaca vinculada a contratistas militares rusos, dijo que había visitado a conocidos heridos en Siria en el Hospital Central del Ministerio de Defensa en Khimki, en las afueras de Moscú, el miércoles.

Los heridos le habían dicho que las dos unidades de contratistas rusos involucradas en la batalla cerca de Deir al-Zor contaban con 550 hombres. De esos, ahora hay unos 200 que no están ni muertos ni heridos, según le habían dicho los heridos.

Shabayev dijo que la sala que visitó contenía ocho pacientes, todos evacuados de Siria en los últimos días, y había más en otras salas del hospital.

Si entiendes algo sobre acción militar y lesiones de combate, puedes imaginar lo que está sucediendo allí. Es decir, gritos constantes, gritos“, dijo Shabayev a Reuters. “Es una escena dura“.

Una fuente vinculada con la organización Wagner, que habló con personas que participaron en los enfrentamientos del 7 de febrero, dijo a Reuters que sus contactos le informaron que habían muerto más de 80 contratistas rusos.

La fuente, en condición de anonimato, dijo que el total de 300 muertos o heridos era en general correcto.

Dijo que muchos de los heridos tenían metralla en sus cuerpos que no aparecía en las radiografías, lo que dificultaba el tratamiento. “El pronóstico para la mayoría de los heridos es lamentable“, dijo.

GUERRA DE PODER

Otros hospitales militares que tratan a los contratistas son el tercer hospital Vishnevskiy en Krasnogorsk, cerca de Moscú, el hospital Burdenko cerca del centro de la ciudad de Moscú y la Academia Médica Militar en San Petersburgo, según el doctor Shabayev y otras tres personas que conocen combatientes muertos o heridos.

Cuando Reuters contactó a esos hospitales por teléfono el jueves, el personal declinó hacer comentarios o negó haber tenido pacientes evacuados de Siria.

Un reportero de Reuters visitó el hospital Burdenko el miércoles y habló brevemente con los pacientes que dijeron que no sabían nada sobre evacuados de Siria. Los periodistas también visitaron el hospital de Krasnogorsk y un quinto hospital militar en Balashikha, cerca de Moscú, pero se les denegó la entrada.

Rusia lanzó una operación militar en Siria en septiembre de 2015, que cambió el rumbo del conflicto a favor de Assad.

Las autoridades rusas niegan que desplieguen contratistas militares privados en Siria, diciendo que la única presencia militar de Moscú es una campaña de ataques aéreos, una base naval, instructores militares que entrenan a las fuerzas sirias y un número limitado de tropas de las fuerzas especiales.

Pero según personas familiarizadas con el despliegue, Rusia está utilizando grandes cantidades de contratistas en Siria porque eso permite a Moscú poner más botas en el terreno sin arriesgar soldados regulares por cuyas muertes se debe responder.

Los contratistas, en su mayoría exmilitares, llevan a cabo misiones asignadas por el ejército ruso, dijeron las personas familiarizadas con el despliegue. La mayoría son ciudadanos rusos, aunque algunos tienen pasaportes ucranianos y serbios.

Estados Unidos y Rusia, mientras respaldan lados opuestos en el conflicto de Siria, han procurado que sus fuerzas no choquen accidentalmente. Pero la presencia de los contratistas rusos agrega un elemento de impredecibilidad.

MISIÓN DE PRUEBA

Un funcionario estadounidense, en condición de anonimato, dijo la semana pasada que una fuerza alineada con Assad, respaldada por artillería, tanques, cohetes y morteros, había atacado el 7 de febrero a los combatientes con las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF, por sus siglas en inglés) respaldadas por Estados Unidos cerca de Deir al-Zor.

Fuerzas especiales estadounidenses acompañaban a las fuerzas del SDF que fueron atacadas, dijeron funcionarios en Washington.

La coalición liderada por Estados Unidos en Siria tomó represalias, matando a unas 100 de las fuerzas pro-Assad, según el funcionario.

Desde la batalla, los asociados de los contratados militares rusos han dicho que los rusos eran parte de la fuerza pro Assad involucrada en la batalla y estaban entre las bajas.

Shabayev, el líder cosaco, dijo que las bajas eran tan altas porque la fuerza no tenía cobertura aérea, y porque fueron atacadas no por rebeldes mal equipados, sus adversarios habituales, sino por una fuerza bien armada que podía lanzar ataques aéreos.

En primer lugar atacaron, y luego barrieron con todo usando Apaches (helicópteros de ataque fabricados en EE.UU.)“, dijo Shabayev, citando a los heridos que visitó en el hospital.

La fuente vinculada a Wagner dijo que le dijeron que la fuerza golpeada por la coalición encabezada por Estados Unidos estaba compuesta principalmente por contratistas rusos, con algunos sirios e iraníes en papeles de apoyo.

Dijo que el 7 de febrero la fuerza había avanzado hacia el asentamiento de Khusham, en la provincia de Deir al-Zor, en una zona designada como neutral en virtud de un acuerdo entre el ejército ruso y la coalición liderada por Estados Unidos.

El objetivo era probar si la coalición liderada por Estados Unidos reaccionaría. La fuerza avanzó a menos de 5 km (3 millas) de las posiciones SDF y estadounidenses, dijo.

Dijo que las fuerzas dirigidas por Estados Unidos, de acuerdo con el procedimiento acordado con los rusos, advirtieron a las fuerzas regulares rusas que se estaban preparando para atacar. No sabe si la advertencia fue transmitida a los contratistas.

La advertencia fue con 20 minutos de anticipación, en ese momento no era factible hacer girar la columna“, dijo la fuente.

Dijo que una vez que comenzaron los ataques, los contratistas no respondieron porque creían que eso provocaría aún más ataques de la coalición encabezada por Estados Unidos.

Fuente: The Jerusalem Post – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *