avatar_default

Enlace Judío México – Un bebé que sufre de un trastorno congénito complejo llamado Síndrome de Stickler nació sano tras una intervención poco común de un equipo multidisciplinario del Centro Médico Hadassah en Jerusalén para desbloquear sus vías respiratorias.

La mandíbula inferior del bebé era demasiado pequeña y su lengua cayó hacia atrás, bloqueando vías respiratorias. Si el bebé hubiese nacido sin la intervención, no habría podido respirar por sí mismo.

Un equipo multidisciplinario integrado por un obstetra, otorrinolaringólogos, neonatólogos, neumólogos, un cardiólogo y un anestesiólogo realizó la traqueostomía que salvó al bebé. Los médicos hicieron una incisión en el abdomen de la madre y sacaron la cabeza y los hombros del bebé para el procedimiento, mientras él seguía conectado a la placenta. Tras la cirugía, el bebé nació por cesárea.

Fuente: hadassah.org / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí