Inicio » Noticias » Mundo judío y Diáspora » Extraño caso de suplantación en línea en la disputa de los Rollos del Mar Muerto

Extraño caso de suplantación en línea en la disputa de los Rollos del Mar Muerto

Enlace Judío México.- Hace diez años, Raphael Golb creó falsas cuentas en línea para perseguir a los detractores de su padre erudito en el tema de los Rollos del Mar Muerto; los tribunales han pasado años intentando averiguar lo que hizo mal

La condena de Raphael Golb no se parecía a ninguna otra: usar alias en línea para desacreditar al adversario de su padre en un debate académico sobre los Rollos del Mar Muerto. El caso de hace nueve años vio rechazada una ley de Nueva York en el camino.

El lunes, finalmente está a punto de finalizar con una última propuesta para revisar la sentencia de Golb de dos meses de cárcel. Se impuso en 2014, pero las apelaciones la dejaron en suspenso y redujeron los cargos en su suplantación criminal y condena por falsificación.

Golb ahora espera una sentencia sin cárcel en el caso innegablemente curioso de textos religiosos antiguos, fechorías digitales, rivalidades académicas y lealtad filial.

Solo por dos días en (agosto de 2008), con respecto a cinco correos electrónicos, Raphael Golb cruzó la línea entonces no clara de legal a ilegal“, una línea que el caso ayudó a aclarar, escribió su abogado Ron Kuby en una presentación judicial el mes pasado. Dijo que Golb merecía “una fuerte reprimenda“, pero no la cárcel.

Los fiscales dicen que la sentencia de Golb debe mantenerse. “Fue justa y refleja apropiadamente la totalidad de la conducta (de Golb)“, escribió en una presentación reciente la fiscal asistente de distrito de Manhattan, Elizabeth Roper.

Se espera que un juez de Manhattan decida el lunes.

El caso comenzó cuando colegas y estudiantes del estudiante de estudios judaicos de la Universidad de Nueva York Lawrence Schiffman recibieron correos electrónicos en los que él parecía sugerir que había plagiado el trabajo de otro experto en historia judía, Norman Golb de la Universidad de Chicago. Pero los correos electrónicos no eran en realidad de Schiffman, quien luego dijo que pasó semanas refutando las afirmaciones.

Dos pergaminos de los Rollos del Mar Muerto en su ubicación en las Cuevas de Qumran antes de ser retirados para su examen académico por los arqueólogos. (dominio público a través de wikipedia)

Los dos estaban en lados diferentes de una disputa oscura pero acalorada sobre la cual los antiguos judíos escribieron los rollos de más de 2,000 años de antigüedad.

Contiene las primeras versiones conocidas de partes de la Biblia hebrea, los pergaminos han mejorado la comprensión de los eruditos de la historia del judaísmo y los inicios del cristianismo desde su descubrimiento en cuevas en Israel, comenzando en la década de 1940. Algunos investigadores creen que los textos fueron ensamblados por una secta conocida como los Esenios; otros, incluido Norman Golb, dicen que los escritos fueron obra de una variedad de grupos y comunidades judías.

En 2009, las autoridades dijeron que habían descubierto quién estaba detrás de los mensajes: Raphael Golb, que es hijo de Norman Golb. Acusando a Raphael Golb de robo de identidad y otros delitos, los fiscales dijeron que había creado una elaborada campaña electrónica que incluía publicaciones de blogs y 70 cuentas de correo electrónico falsas para manchar a los detractores de su padre.

Golb, experto en literatura y abogado, reconoció haber disfrazado su identidad en correos electrónicos y publicaciones de blogs para desacreditar a los detractores de las opiniones de su padre sobre los orígenes de los rollos. Al principio argumentó que los escritos no eran un crimen, sino una sátira y una denuncia académica destinada a contrarrestar el desprecio de los eruditos dirigido a su padre y exponer la “conducta antiética” en su campo.

O, como dijo Golb en 2010, el testimonio: “Utilicé métodos de sátira, ironía, parodia y cualquier otra forma de retórica verbal que se convirtió en el tipo de lenguaje utilizado por los filósofos durante la Ilustración para exponer los argumentos irracionales de sus oponentes“.

De hecho, el juicio estuvo tan lleno de referencias eruditas que a veces se parecía más a una conferencia académica, con menciones al escritor de la Ilustración francesa Voltaire, el poeta portugués de principios de 1900 Fernando Pessoa, el pensador romano Plinio el Viejo y más.

Pero también fue, particularmente en ese momento, un enjuiciamiento de suplantación de internet relativamente raro que no involucraba delitos financieros.

Golb fue condenado en 2010. Luego recibió una sentencia de seis meses de cárcel, un plazo que se reduciría a medida que sus apelaciones recortaban un camino lleno de vericuetos en los tribunales estatales y federales y la legislatura estatal.

En cierto momento, el caso provocó que el máximo tribunal del estado de Nueva York anulara en 2014 una ley de acoso agravado a menudo utilizada que convertía en delito el comunicarse con alguien “de una manera que pueda causar molestia o alarma” y con la intención de hacerlo. La policía y los fiscales lo vieron como una herramienta importante para perseguir la violencia doméstica y otros casos, pero Golb y su abogado lo calificaron como una intromisión inconstitucional en los derechos de libertad de expresión.

El Tribunal de Apelaciones del estado concluyó que la ley era “inconstitucionalmente vaga y demasiado amplia“. La legislatura estatal luego aprobó una versión revisada.

El Tribunal de Apelaciones también desestimó algunos de los cargos en la condena de Golb, incluido el único delito grave, robo de identidad, que condujo a su inhabilitación. Lo volvieron a condenar a dos meses de cárcel.

Posteriormente, los tribunales federales recortaron algunos recuentos adicionales, dejando un total de 10.

Fuente: The Times of Israel – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend