avatar_default

Enlace Judío México.- El rey Cristian X de Dinamarca es un símbolo de la resistencia a la ocupación alemana durante la Segunda Guerra Mundial. Tanto el rey, como la mayoría de los ciudadanos daneses, apoyaron al pueblo judío durante la persecución nazi y gracias a eso muchos de ellos se salvaron.

MÓNICA DANA MISSRIE PARA ENLACE JUDÍO MÉXICO

En abril de 1940, Alemania invade Dinamarca durante el gobierno del rey Cristian X con el pretexto de proteger al país en contra de los aliados. Durante este periodo había alrededor de 6000 judíos en el país y otros 1500 refugiados. Los alemanes permitieron al país conservar su independencia y sus políticas internas por lo cual no existió una segregación de la sociedad judía en comparación con otros países. Las autoridades danesas tampoco requerían que se identificaran con la estrella amarilla.

Los judíos daneses vivieron tranquilamente durante la ocupación. La comunidad seguía funcionando, al igual que sus servicios religiosos. El trono y el gobierno danés mantenían su independencia e incluso la censura en medios de comunicación era manejada por ellos.

Todo cambió dramáticamente en 1943 cuando los alemanes decidieron tomar control total de la policía y fuerzas armadas danesas y decidieron que era hora de resolver la “cuestión judía”, sentencia que fue totalmente rechazada por el rey. El representante alemán en Dinamarca, Werner Best, se enteró de los planes maquiavélicos alemanes de exterminio, y junto con el naval alemán Georg Duckwitz, decidieron avisar a las autoridades danesas.

El rey Cristian y el gobierno se opusieron a los a los planes nazis. Los grupos de resistencia danesa y miles de simpatizantes organizaron un rescate nacional con el objetivo de transportar a los judíos a Suecia donde gozarían de mayor seguridad.

Los empresarios daneses financiaron en gran medida el rescate clandestino de los judíos. Los ciudadanos y funcionarios utilizaron varias maniobras para ayudarlos ocultándolos en casas, colegios, iglesias y hospitales. Muchos judíos abandonaron sus domicilios y partieron hacia Suecia. La policía danesa también rechazo ayudar a los alemanes en la deportación.

A pesar de la resistencia, los nazis arrestaron y deportaron 476 judíos al campo de concentración Theresienstadt, donde 52 murieron. Los daneses enviaban comida y provisiones a sus compatriotas y, a pesar de que no pudieron evitar su deportación, mandaban a la Cruz Roja Danesa a revisarlos, lo cual impidió que posteriormente los trasladaran a Auschwitz para aniquilarlos.

En abril de 1945 cerca de 400 judíos fueron liberados. Las bajas registradas fueron mínimas en comparación a otras naciones europeas y todo esto gracias a la resistencia del pueblo danés y su rey. Cuando regresaron a Dinamarca después de finalizar la guerra, todas sus propiedades quedaron intactas.

Existe un relato en donde supuestamente el tercer Reich ordena identificar a todos los judíos daneses y el rey Cristian se coloca una estrella de david. A pesar de que muchas personas creen que este suceso fue real esto es solamente un mito y tiene relación con la novela Éxodo de León Uris.

Existen varias fuentes que han desmentido este suceso, pero lo que sí es un hecho, es el apoyo que brindaron el rey y muchos ciudadanos daneses al pueblo judío y este movimiento de resistencia danesa ha sido merecedor en Yad Vashem del reconocimiento “Justo entre las Naciones.”

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí