Enlace Judío México – Se espera que estas inusitadas lluvias en plena primavera, que han dejado ya dos muertos en Israel y afectado a este grupo de jóvenes, finalicen para la noche del viernes.

Nueve jóvenes israelíes de un programa preparatorio de las FDI resultaron gravemente heridos tras una inundación en las cercanías del arroyo Tzafit en la región del Néguev como consecuencia de las torrenciales lluvias que han caído en Israel desde ayer, reportó el diario Haaretz.

Los jóvenes eran parte de un grupo de un total de 25 que transitaban por las inmediaciones del Mar Muerto. Un total de 15 de ellos fueron rescatados, 13 de ellos ilesos y 2 con heridas leves, pero otro más sigue desaparecido, por lo que la Policía de Israel y las FDI se han lanzado en una búsqueda de emergencia. Los heridos fueron llevados al Centro Médico Soroka en la ciudad de Bersheba.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu comunicó que se encuentra siguiendo de cerca los esfuerzos de búsqueda de las fuerzas de seguridad para localizar al restante joven desaparecido. El presidente de Israel, Reuven Rivlin, y políticos como el líder de la oposición, Avi Gabbay, enviaron sus oraciones para los jóvenes a través de sus redes sociales.

Este mismo jueves, un excursionista en las cercanías de la corriente de Michmash sufrió fracturas luego de una caída de diez metros (32 pies), aunque su condición fue evaluada como moderada.

Debido a los fuertes vientos del jueves, el sitio arqueológico de Masada fue cerrado al público. La corriente de Barak, localizada al sur del país, fue también restringida a los visitantes después de que las inundaciones dañaran las instalaciones de seguridad del sitio.

Ayer miércoles, dos personas murieron en la tormenta: un adolescente beduino que fue arrastrado por una corriente ascendente en el sur, y una niña palestina que se ahogó en las inundaciones al este de Belén, en Cisjordania.

Israel fue golpeado por inusitadas lluvias torrenciales desde ayer miércoles, acompañadas incluso con granizo de considerable tamaño, lo que causó inundaciones en varias ciudades.

Un meteorólogo de la firma meteorológica Meteo-Tech dijo que el clima fue causado por una gran tormenta que se extiende 10 kilómetros en la atmósfera. Veinticinco milímetros de lluvia cayeron en Tel Aviv en el espacio de una hora, mientras que el área de Jerusalén fue golpeada por una lluvia de de 45 a 50 milímetros.

Se espera que la lluvia llegue a su fin el viernes por la noche. Las temperaturas permanecerán por debajo de lo normal para finales de abril. El sábado será más cálido con temperaturas que alcanzan los promedios estacionales. El domingo será agradable y más cálido.

Fuente: Haaretz / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico