Enlace Judío México – El Mayor General (res.) Amos Gilad, ex jefe de investigación de Inteligencia Militar afirma que la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear de 2015 con las grandes potencias beneficiaría principalmente a Irán.

AMOS HAREL

Gilad, quien también dirigió la División de Seguridad Política en el Ministerio de Defensa, dijo el fin de semana que aunque tenía reservas sobre el acuerdo nuclear cuando se firmó, ahora cree que mantener el acuerdo sigue siendo la opción menos mala.

Refiriéndose a la presentación del lunes pasado del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu sobre el programa nuclear de Irán, Gilad dijo que el material obtenido por el Mossad no demuestra que los iraníes están violando el pacto.

“Israel debe priorizar las amenazas en su contra”, dijo Gilad, quien también fue coordinador de actividades gubernamentales en los territorios. “Si Irán continúa suspendiendo su proyecto nuclear durante ocho o 10 años, según lo estipulado en el acuerdo, podremos concentrarnos en las amenazas más urgentes relacionadas con su atrincheramiento en Siria, y preparar al ejército israelí para la posibilidad de lidiar con el problema nuclear si estalla una confrontación en un futuro”.

“Incluso tras la impresionante conferencia de prensa de Netanyahu, no veo que otros países, fuera de Estados Unidos, adopten una postura a favor de retirarse del acuerdo. Rusia es un socio estratégico de Irán en Siria. China comercia con Irán y los europeos siguen apoyando el acuerdo”.

“La retirada de EE.UU. del acuerdo permitiría a Irán abrir una brecha entre las potencias mundiales que gradualmente disminuirían la supervisión internacional sobre su programa nuclear. Si los estadounidenses abandonan el acuerdo, deben prepararse para otras alternativas, y no veo que lo hagan”.

Aunque Gilad no está de acuerdo con Netanyahu sobre el pacto nuclear con Irán, apoya la línea dura de Israel sobre la presencia iraní en Siria. “Hemos aprendido una importante lección a través de la historia. Hemos visto a Hezbolá ganar fuerza durante más de 30 años en el Líbano y alcanzar una capacidad que le permite poner en peligro el frente civil de Israel, nuestro talón de Aquiles, como ellos dicen”.

“Si permitimos que Irán haga algo similar en Siria, obtendremos un segundo frente con misiles en las profundidades de Siria y a las milicias chiítas en los Altos del Golán sirio. Eso es parte de un intento iraní de construir un mini imperio regional. Si no detenemos estos movimientos ahora, pagaremos un precio mucho más alto más adelante”.

Mayor General (res.) Amos Gilad, ex jefe de investigación de Inteligencia Militar. Crédito: Moti Milrod

Gilad dice que Israel aún podría evitar el atrincheramiento de Irán en Siria sin provocar una guerra abierta. “Se está creando un enfrentamiento interno en Irán que también se puede ver a través de las manifestaciones masivas en las que se escuchan cánticos contra la inversión de dinero en Siria y en Hezbolá”.

“Hay amplios círculos en Teherán que piensan que se desperdicia su dinero. Si la actividad militar de Israel se lleva a cabo de manera discreta y eficaz, podría hacer que reconsideren su estrategia en el norte. Personalmente, no adjudicaría a Israel cualquier acción ofensiva que se lleve a cabo. Necesitamos mantener la ambigüedad porque cualquier anuncio público, incluso cuando todos saben quién atacó, es humillante para el otro lado y lo empuja a reaccionar”.

Gilad también expresó grandes preocupaciones sobre la situación en la política palestina. “Vemos cómo la Autoridad Palestina está perdiendo el apoyo del pueblo palestino. Su horizonte diplomático está bloqueado y se presenta a Abu Mazen (Mahmoud Abbas) como inútil”.

“Hamas está de vuelta ahora en la frontera entre Israel y Gaza presentando un camino alternativo de manifestaciones violentas, y sus movimientos están dirigidos a la opinión pública palestina en Judea y Samaria [Cisjordania] y Jerusalén Este. A corto plazo, el traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén, las manifestaciones del día de la Nakba y el comienzo del mes de Ramadán se unen para crear una gran carga explosiva”, agregó.

“Abu Mazen está desvaneciendo y no hay un liderazgo que lo reemplace porque él no lo deja crecer. Durante años hemos disfrutado de relativa tranquilidad en los territorios gracias a la cooperación de seguridad con la Autoridad Palestina, nuestra superioridad de inteligencia y la debilidad de Hamas. Abu Mazen nos ha ayudado a obtener tranquilidad y seguridad personal para nuestros ciudadanos. Debemos comenzar a planear para una nueva era de mayores incidentes de seguridad”.

Gilad dijo que ha sido pesimista durante años sobre las posibilidades de lograr una solución de dos Estados con los palestinos, pero que la retirada esperada de Abbas disminuye aún más la posibilidad de lograrla y también pone en peligro la situación de seguridad en los territorios.

“Si los palestinos quedan arrinconados sin él, la situación de seguridad podría empeorar. Israel es fuerte desde el punto de vista de la seguridad y es capaz de lidiar con varios desafíos militares simultáneamente, pero está claro que sería mejor mantener la calma en el frente palestino”.

Fuente: Haaretz / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico