avatar_default

Enlace Judío – La comunidad judía de Alemania ha estado en alerta en los últimos meses por la reincidencia de este fenómeno en su contra, coronado en las últimas semanas por el caso del ataque contra el joven árabe-israelí Adam Arnoush por portar una kipá en público.

El número de crímenes antisemitas en Alemania aumentó en un 2,5% el año pasado, a pesar de una caída general en los crímenes con motivación política, de acuerdo a estadísticas sobre el crimen en el país publicadas este martes por autoridades germanas.

El ministro del Interior, Horst Seehofer, dijo que se reportaron 1,504 delitos antisemitas en 2017, frente a los 1,468 que ocurrieron en 2016, aunque dijo que hubo menos ataques contra los albergues con refugiados de África, Medio Oriente y Asia, quienes en su mayoría son de religión musulmana.

“No es sorprendente que los llamados ‘crímenes antisemitas importados’ estén en aumento, incluso a un nivel más bajo. Pero quiero dejar en claro que casi el 95%  de los crímenes antisemitas en 2017 tuvieron un motivo de ideología derecha”, dijo Seehofer.

Algunos políticos, incluidos muchos del partido de extrema derecha Alternativa por Alemania (AfD), culpan del antisemitismo a la afluencia de más de 1,6 millones de inmigrantes, que llegan a Alemania en busca de un refugio tras abandonar sus países de origen, la mayoría, devastados por la guerra o en crisis económicas.

Seehofer citó casos de incidentes antisemitas recientes, incluyendo el acoso de una niña judía en una escuela, un ataque físico contra un árabe-israelí que llevaba una kipá en una calle de Berlín, y el caso de dos raperos acusados de expresar antisemitismo en dos de sus melodías.

Los delitos de motivación política en general cayeron un 4,6% en 2017, la primera disminución en cuatro años, de acuerdo a Seehofer. Los ataques contra el alojamiento de refugiados disminuyeron en casi un 69%. Con 312 ataques reportados en el último año, las cifras volvieron a niveles que precedieron la afluencia de inmigrantes desde 2015. En general, el crimen disminuyó en un 9.6%, ayudado por una gran caída en los delitos relacionados con la inmigración, como los cruces fronterizos ilegales.

La comunidad judía de Alemania ha estado en alerta en los últimos meses por la reincidencia de este fenómeno en su contra, coronado en las últimas semanas por el caso del ataque contra el joven árabe-israelí Adam Arnoush, que tuvo como respuesta un evento en Berlín y otras ciudades alemanas en contra del antisemitismo, teniendo como distintivo la portación de una kipá como señal de solidaridad.

Fuente: Reuters / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí