Inicio » Opinión » Nuestros Columnistas » ¿En qué paisano te conviertes en los exámenes finales?

¿En qué paisano te conviertes en los exámenes finales?

LA MEIDELE PARA ENLACE JUDÍO MÉXICO.

1. La persona sobrecafeinada.

Probablemente te la pasas pegado y temblando a un vaso para llevar de Starbucks o de Capelltic si vas a la Ibero. Durante la semanas de finales empiezas a hablar rapidísimo y te das cuenta que cada vez menos gente te entiende. Ya ni sabes cuantas horas de sueño llevas en la última semana. ¡Ojo! Si te identificas con ellos no dejes de consumir café esa semana de finales; pues si te quedas sin tu cafeína… vas a crashear y feo. Para calmar un poco el pánico de finales es recomendable que siempre cargues con tus flash cards y hojas de preguntas para asegurarte de estar preparado en todo momento.

2. El cara de zombi.

Todos conocemos a ese amigo que parece tener la mirada ida durante finales y si no lo conocemos es probable que seamos nosotros mismos. Internamente el zombi se muere de miedo por los finales y está en pánico absoluto; probablemente esa es la razón por la cual han dormido muy poco y por eso su mirada perdida. Lo único que necesitan los zombis en esta difícil semana es que los dejes ser; esta gente suele ser muy metódica y no le gusta que lo saquen de la zona de confort.

3. El “procrastinator”.

El teeepeeeecoooo que deja todo para el último momento; unas horas antes del examen dizque empiezan a empezar a estudiar. Chance se les olvidó que es la semana de finales, pero lo más probable es que sea ya que no les importa tanto. Lo más frustrante de todo es que tú te matas estudiando y ellos de alguna forma u otra siempre acaban pasando.

4. La persona que por alguna razón siempre está enojada en finales.

Esta persona es la que siempre está a punto de reventar de enojo con la escuela, con los maestros, con los compañeros, con los exámenes… YA NO PUEDEN MÁS. Los puedes encontrar frecuentemente escribiendo de manera enfurecida mientras maldicen a los profesores. La mejor manera de lidiar con los enojados es escuchar sus quejas y asentir con la cabeza de vez en cuando.

5. La persona que acabó llorando en la biblioteca.

Al igual que el enojado esta persona ya no puede más, la única diferencia es que tiene una manera distinta de demostrarlo. Pareciera que se acaban de enterar que son finales y no tienen idea ni qué significa cada subtema de la guía de estudio. Si ves a alguien en este estado ofrécele comida rica, un kleenex y por supuesto, un abrazo.

6. El que siempre está más que preparado.

Todos quisiéramos ser esta persona, pero la realidad es que muy pocos lo somos. Son aquellos que siempre se ven calmados y con cara de what? Cuando alguien dice que está estresado por finales. El mejor tip de todos: ¡Pégateles!, chance y te ayudan en algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend