avatar_default

Enlace Judío México.- La startup FluenTLV combina estudiantes de idiomas con hablantes nativos de lenguas tan diversas como el amhárico o el tigriña.

ANIA BESSONOV

Jessica Tulchin sabe una o dos cosas sobre el aprendizaje de idiomas. Creció en Bélgica de padres estadounidenses, hablaba inglés y francés con fluidez, aprendió holandés en la escuela, dominó el hebreo en el ejército israelí y adquirió el español y el portugués en un viaje por Sudamérica después de su servicio en las FDI.

Cuando Tulchin regresó a la “capital de la aliá” en Israel, Tel Aviv, quería compartir su amor por la comunicación. FluenTLV, una nueva empresa de aprendizaje de idiomas es el innovador resultado.

FluenTLV fue fundada por Tulchin, Willy Hayman y Fabricio Scheinsohn, todos nuevos olim. Como recién llegados a Israel, entendieron que aprender el idioma local era clave para su inmersión total en sus nuevos hogares.

Pero los tres políglotas no estaban satisfechos con los métodos ineficientes y frustrantes comúnmente utilizados en la enseñanza de idiomas.

En cambio, FluenTLV saca a los estudiantes de idiomas fuera del aula y los pone en contacto con la cultura. Durante los últimos dos años, la startup ha sido sede de un evento semanal de intercambio de idiomas en bares populares, albergues y lugares de reunión en Tel Aviv. Los hablantes nativos y los alumnos de al menos 12 idiomas, incluyendo inglés, hebreo, ruso, árabe, chino, español, portugués, alemán, italiano y francés, se reúnen en diferentes mesas. Los participantes están invitados a sentarse en la mesa del idioma que desean aprender e interactuar con hablantes nativos durante la duración del evento. Cada participante también recibe un brazalete de color que indica su idioma nativo, mostrando a los demás el idioma para hablar con ellos.

Entras en un mundo donde puedes descubrir todos estos idiomas diferentes y todas estas culturas diferentes en un solo lugar“, dijo Tulchin.

Tulchin explicó que los hablantes nativos, que también se conocen como embajadores, son fundamentales para el método FluenTLV.

No solo vas a la mesa para practicar“, dijo, “te encuentras con un hablante nativo real. Conoces a una persona que pertenece a esa cultura“.

Es diferente a aprender un idioma en un libro“, coincidió Anna Schuster, una participante de FluenTLV que aprende español y portugués. “Aprendes palabras que no aprenderías en otros lugares porque estás hablando con personas que están usando estas palabras, incluyendo argot y expresiones populares”.

Para mantener la calidad del aprendizaje alto, FluenTLV ha establecido una relación de 1 a 5 de embajadores – estudiantes. Para idiomas como el hebreo, español e inglés, cada mesa suele tener al menos 15 embajadores diferentes.

Pero FluenTLV hace algo más que enseñar idiomas y ofrecer experiencias culturales. La startup también tiene como objetivo hacer un impacto en la sociedad.

Los eventos de FluenTLV incluyeron mesas de idiomas para tigrinya, hablado por la gran comunidad israelí de solicitantes de asilo de Eritrea, así como amhárico, hablado por etíopes, y lenguaje de señas israelí.

¿En qué otra situación de la vida cotidiana el israelí promedio se pone en contacto con una persona de Eritrea?“, preguntó Tulchin, quien dijo que conectarse con individuos de otras culturas proporciona una exposición de primera mano a la diversidad de Tel Aviv. “No queremos que [los israelíes] oigan hablar de minorías en las noticias o en los estereotipos, queremos crear esos enlaces de comunicación“.

La startup también brinda a los expatriados la oportunidad de continuar hablando su lengua materna incluso lejos de casa. Siddaq Singh, un estudiante de maestría en Estudios Ambientales en la Universidad de Tel Aviv, ha asistido a eventos recientes de FluenTLV y ha enseñado a los participantes a hablar hindi.

Muchos judíos que remontan su ascendencia a la India viven en Israel, dijo Singh, “y la generación más joven no sabe mucho en hindi, así que vienen a practicar“.

Quieren aprender los idiomas raíz, por lo que me siento muy orgulloso de hacerlo“, dijo Singh.

En una ciudad multicultural como Tel Aviv, FluenTLV puede recurrir a un gran grupo de hablantes nativos de una gran cantidad de idiomas. Pero Tulchin explicó que el programa de intercambio de idiomas es aún más necesario en ciudades menos diversas.

Con el proyecto de aprendizaje de idiomas acercándose a su marca de dos años, FluenTLV ahora también ofrece clases de inmersión que dan un nuevo giro a los métodos de clase tradicionales.

La primera carrera del curso es para hebreo y francés. Los estudiantes incluyen hablantes nativos de ambos idiomas, y la clase recibe la mitad de la enseñanza en cada idioma. En lugar de que el maestro le pida a un alumno que practique mientras el resto de la clase solo escucha, los estudiantes de FluenTLV interactúan con hablantes nativos del otro idioma allí mismo en el aula. El facilitador conduce discusiones de temas populares que dan una idea de las dos culturas, incluyendo películas populares, arte, historia, comida y estereotipos.

Mi sueño es impactar cómo enseñan idiomas las escuelas“, dijo Tulchin. Por ejemplo, tener hablantes nativos de árabe y hebreo estudiando juntos podría tener un impacto beneficioso en la sociedad, dijo.

Cuando una escuela enseña árabe en Israel, la clase incluiría a árabes israelíes y judíos israelíes y les haría practicar el árabe juntos“.

Vine a Israel con el objetivo personal de mejorar la sociedad“, dijo Tulchin. Permitir la comunicación con FluenTLV es su forma de lograr ese objetivo.

Fuente: The Jerusalem Post – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí