Inicio » Mujer Judía » Espectáculo » El camino religioso de Meghan Markle: del judaísmo a abrazar el anglicanismo para ser princesa

El camino religioso de Meghan Markle: del judaísmo a abrazar el anglicanismo para ser princesa

Enlace Judío México.- Años atrás se casó en Jamaica con un productor judío. Pero no está claro si alguna vez se convirtió al judaísmo.

MARÍA LAURA AVIGNOLO

Cuando Meghan Markle decidió aventurarse en un matrimonio con la Familia real británica, no solo debió abandonar Suits, su show televisivo de los últimos siete años. Ella aceptó cambiar de religión, abrazar el anglicanismo, ser bautizada y confirmada por el Arzobispo de Canterbury en el palacio de Kensington.

Un peregrinaje que había complicado también a Kate, actual duquesa de Cambridge, cuando se casó con el príncipe William, a pesar de haber sido bautizada cuando era una bebita plebeya.

Una ceremonia privada, algún día del mes de marzo, en la capilla del palacio del siglo XIX, con los duques de Cambridge como testigos. Era el fin de un largo camino religioso para la joven actriz norteamericana, que nació en una familia protestante, fue educada en el colegio católico de la Inmaculada Corazón , un instituto privado de chicas de Los Ángeles y luego se casó con un productor judío, de quien se divorció. No está aún muy claro si se convirtió o no al judaísmo.

Desde el siglo XVII, la Iglesia anglicana- cuya jefa es la reina Isabel- no permite que una divorciada se vuelva a casar. Pero las reglas se relajaron cuando el príncipe Carlos tuvo un servicio de oraciones después de su ceremonia civil con su amante, Camilla Parker Bowles. La reina Isabel no asistió a la ceremonia. En el 2002, el sínodo general, que es el cuerpo legislativo de la iglesia, permitió casarse a las personas divorciadas, cuyos partners estaban vivos, solo en “excepcionales circunstancias”.

El permiso debe ser otorgado por un sacerdote, que asegure que las parejas tienen una “visión madura” de la crisis de su matrimonio roto y que comprenden que el divorcio es una ruptura del deseo de Dios para la unión.

Como sucede en la Casa Real, la reina Isabel autorizó el casamiento el próximo sábado en la capilla de St George en Windsor. La probable duquesa va a estudiar para ser una ciudadana británica y tomará un test de nacionalidad.

En esta ceremonia con 600 huéspedes y millones de telespectadores alrededor del mundo, el casamiento será concelebrado. El arzobispo de Canterbury estará acompañado por el reverendo Michael Bruce Curry, primado de la Iglesia Episcopal norteamericano y el primer afro americano que sirve en su rol de obispo desde noviembre del 2015.

“Yo estoy encantado que el príncipe Harry y Meghan Markle hayan pedido al príncipe Michael Curry a dar un sermón en su ceremonia. Curry es un brillante pastor,impresionante predicador, dotado para compartir las buenas noticias de Jesús Cristo” dijo el Justin Welby, ex banquero y hoy arzobispo de Canterbury.

¿Pero es que Meghan es judía y va a enfrenar un casamiento interreligioso? Aunque muchas la describieran como una actriz judía americana, la realidad es mas compleja. Duncan Jeffery, el jefe de comunicaciones de la abadía de Westminster, dijo que la iglesia nunca dijo que Markle fuera judía. Solamente confirmó que podía casarse, a pesar de su divorcio del productor juidio Trevor Engelson, con quien estuvo casada entre el 2011 y el 2013. Ellos se casaron en Jamaica en una ceremonia judía. Se puede casar en la iglesia anglicana gracias a su conversión al anglicanismo y a las flexibilidades que se instituyeron en el 2002.

La futura mujer del príncipe Harry es hija de un director de fotografía irlandés holandés, que vive en México, y de una madre afroamericana. En un ensayo que escribió para la revista Elle en el 2015, ella nunca hizo mención a su identidad judía o su conversión al judaísmo antes de su casamiento. En Gran Bretaña una católica romana no puede ser reina británica pero no hay barreras legales para que un judío, un budista, un musulmán o un ateo se case formalmente con un miembro de la Familia real.

Fuente:clarin.com

10 Comments

  1. Socorro Samperio dice:

    La flexibilidad ( $$$$$$$ )de la Iglesia es increible y comprensible pero da nauseas.

  2. Norma dice:

    Un judío varón que practica su religión judía, no se casa con una afro (piel morena) se casan con blancas y europeas.

    Esta persona, ex marido de Meghan, era obvio que se casó con ella por que no practica su religión y así justificar su agresión hacia una afro.

    Bien por Meghan que dejó a ese productor agresivo machista.

  3. Norma dice:

    La mayoría de los judíos varones son agresivos con sus esposas judías. Y son más agresivos con las que se convirtieron al judaísmo, con mayor razón lo serán con las mujeres afroamericanos o de piel diferente a la blanca.

  4. Esther dice:

    Un verdadero Judio Profesante,no se va a casar con alguien que no sea de su misma raza.Hay de todo y en el Judaísmo no es la excepción.Hay muchos matrimonios de Judios con personas de diferentes creencias y diferentes razas,se ve mucho acá en USA;pero hay muchos matrimonios por no decir la mayoría que son entre ellos y así mantener sus raíces y no se mezclan.

  5. Esther dice:

    Meghan Markle,no Abrazo el Judaísmo.

  6. Josef dice:

    la iglesia anglicana desde su fundacion ha hecho lo que la casa real inglesa quiere, vamos, estan al servicio de los caprichos de la reyna y sus hijos, nada mas el recuerdo de enrique VIII cortando cabezas les recuerda el valor monetario de su puesto y lo rapido que pueden caer en desgracia si desobedecen al monarca en turno

  7. Josef dice:

    la kate tiene abuelos judios, esta tiene madre afroamericana y es divorciada DE Judio, camila parker la amante,,,,todos tienen cabida
    en ña iglesia anglicana, claro mediante su cochupo y la anuencia del
    cadaver ambulante de la reyna,,,,que verdadera porqueria real

  8. Josef dice:

    la markle con tal de sentarse en una silla real,,,,,deja hasta su conciencia de lado,,,,que horror

  9. ALBERTO JORGE SILBERSZTEIN dice:

    Un viejo dicho lo resume: POR INTERÉS BAILA EL MONO.

  10. ALBERTO JORGE SILBERSZTEIN dice:

    El principito se une a un sapo encantado, pero… ¿qué pasará cuando las doce campanadas den por terminado el hechizo, y la joven agraciada se muestre nuevamente como el sapo que es?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend