Enlace Judío – Como alguien que respaldó a Israel, Lewis fue una figura a menudo controvertida sobre este y otros temas, lo que lo llevó a enfrentarse con el paso de los años en los argumentos, de manera memorable, con el académico palestino-norteamericano Edward Said, uno de sus más férreos críticos y forjador del término “orientalismo”, que tanto le achacó en su contra.

El renombrado historiador judío Bernard Lewis, murió este sábado a la edad de 101 años. La muerte de Lewis fue confirmada por su pareja, Buntzie Churchill, quien no proporcionó detalles con respecto a la causa.

Lewis fue un destacado académico en los estudios del Medio Oriente a nivel mundial desde mediados del siglo XX. Devoto no sólo por la historia, sino también un políglota dotado (pasión que le nació cuando se preparó estudiando un poco de hebreo para su bar-mitzvá en 1929), se especializó en el Islam desde sus inicios, enfocándose con el paso de los años sobre todo en el Imperio Otomano, analizando a profundidad los archivos osmanlíes en turco, uno de los 15 idiomas con los que “jugueteaba”, como llegó a decir. Algunas de sus obras fueron “Islam y Occidente” (1993), “Los Asesinos” (1967), “Los Judíos del Islam” (1978), o su estudio “Semitas y antisemitas: una investigación sobre el conflicto y el prejuicio” (1986), fue una fuerte crítica contra los intentos soviéticos y árabes de deslegitimar a Israel. En esta obra argumentó que la ira árabe contra Israel era desproporcionada a otras tragedias o injusticias en el mundo musulmán.

Nacido de padres judíos en Stoke Newington, Londres, en 1916, Lewis se educó en la Universidad de Londres (SOAS), principalmente en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos, así como en la Universidad de París. Su doctorado fue sobre la historia del Islam.  En una carrera docente que abarcó el cruce de dos siglos, Lewis fue nombrado profesor asistente de Historia Islámica en SOAS en 1938. Durante la Segunda Guerra Mundial, de 1940 a 1941, sirvió en el Cuerpo Blindado Real e Inteligencia del Ejército Británico, antes de ser enviado al Ministerio de Asuntos Exteriores. Regresó a SOAS en 1949. En 1966, Lewis fue miembro fundador de la Asociación de Estudios del Medio Oriente de América del Norte (MESA), pero en 2007 se separó y fundó la Asociación para el Estudio del Medio Oriente y África, para desafiar al MESA dominado por académicos de origen árabe.

Como alguien que respaldó a Israel, Lewis fue una figura a menudo controvertida sobre este tema, lo que lo llevó a enfrentarse con el paso de los años en los argumentos, de manera memorable, con el académico palestino-norteamericano Edward Said, uno de sus más férreos críticos y forjador del término “orientalismo”, que tanto achacó a autores como Lewis. Debido a sus opiniones escépticas acerca del genocidio armenio, fue tachado de “negacionista” en este campo. Su apoyo a la guerra de EE.UU. en Irak en el año 2003 también le generó bastantes críticas en su contra.

Lewis se convirtió en ciudadano naturalizado de los Estados Unidos en 1982. Se retiró de la Universidad de Princeton en 1986 después de 12 años de labor académica allí, y enseñó en la Universidad de Cornell hasta 1990.

Fuente: The Jerusalem Post / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío)

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈