lunes 24 de junio de 2024

Las relaciones con Israel a través del lente del embajador de Etiopía

Enlace Judío México.- El embajador de Etiopía, Tsegay Berhe, lleva la conexión entre el pueblo judío y los etíopes  hasta el profeta Moisés.

HERB KEINON

Hable con embajadores y diplomáticos de cualquier número de países estacionados en Israel, y la discusión en algún momento probablemente tocará los lazos históricos entre los dos países o entre sus países y el pueblo judío.

Los diplomáticos georgianos hablarán sobre la existencia de una comunidad judía allá por casi 2,000 años; Los diplomáticos guatemaltecos hablarán sobre una relación especial anterior al estado, cuando el embajador guatemalteco en la ONU fue un actor clave en impulsar el plan de partición de 1947; y los diplomáticos estadounidenses destacarán no solo el reconocimiento por parte del presidente Harry Truman de Israel 11 minutos después de que David Ben-Gurion declarara la independencia, sino que también señalarán la predisposición positiva de los padres fundadores a la idea de un estado judío en Judea.

Etiopía, sin embargo, les gana a todos.

Cuando el embajador de Etiopía, Tsegay Berhe, quiere subrayar los estrechos vínculos entre Israel y su país, no comienza con el restablecimiento de las relaciones en 1992; o con los lazos militares con Haile Selassie a principios de los años sesenta; ni siquiera con la unión entre el Rey Salomón y la Reina de Saba, que según la tradición produjo el Rey Menelik I, el primero en una línea salomónica que se extendió ininterrumpidamente, en la narración de Tsegay, al mismo Selassie (225 generaciones).

No, sentado en la oficina de su embajada en el octavo piso de un edificio de oficinas en Tel Aviv para una entrevista programada para que coincida más o menos con el día nacional de Etiopía el próximo lunes, Tsegay comienza su historia de vínculos etíopes-israelíes incluso antes: con el matrimonio de Moisés – como dice en la Biblia – con una “mujer cusita [etíope]” (Números 12: 1).

Tradicionalmente, Etiopía e Israel tienen una larga historia, que comienza con el profeta Moisés“, dice, con imágenes del presidente Reuven Rivlin y del presidente etíope Mulatu Teshome colgadas en la pared de su oficina sin ventanas. “Creemos que el Profeta Moisés tuvo una esposa etíope.

“Por supuesto, usted sabe que su hermana, Miriam, y su hermano, Aaron, se opusieron a esto, se opusieron a que se casara con una mujer negra. Pero Dios lo permitió y bendijo el matrimonio. Entonces, para Miriam, Dios dijo que ya que la odias porque su color era negro, ¿quieres ser más blanca? Así que le dio la lepra [que da un aspecto aún más pálido]“, dice el embajador, que suena como si estuviera desarrollando su propio midrash sobre la conocida historia bíblica.

Tsegay se lanzó a esta historia bíblica para explicar lo que dice es un fuerte sentimiento entre el pueblo etíope hacia Israel y los judíos, un sentimiento que dice que compartió mientras crecía en la región de Tigray, que albergaba una gran cantidad de Beta Israel.

Tsegay finalmente se convirtió en el gobernador de Tigray, hasta entonces, el primer ministro Meles Zenawi lo nombró asesor de seguridad nacional en 2011, cargo que ocupó hasta llegar a Israel como embajador el año pasado.

Embajador de Etiopía, Tsegay Berhe (Cortesía)

De modo que la relación entre Israel y Etiopía se remonta muy atrás, y todo esto te hace amar y sentirte muy apegado a Israel y su pueblo“, dice, sin ocultar sus fuertes sentimientos hacia este país.

Con eso como prefacio, la conversación con Tsegay avanza unos milenios desde Moisés y el Rey Salomón hasta la votación del viernes pasado en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra sobre si establecer una comisión de investigación sobre presuntos crímenes israelíes en la frontera de Gaza durante los disturbios recientes allí.

Ese voto pasó fácilmente, con 29 votos a favor, 14 en contra, dos casos de ausencia y solo los Estados Unidos y Australia votaron en contra. Etiopía se abstuvo, junto con otros tres estados africanos: Kenia, Ruanda y Togo. Otros seis estados del África subsahariana votaron a favor de la resolución: Angola, Burundi, Costa de Marfil, la República Democrática del Congo, Nigeria y Sudáfrica.

Para Etiopía, que también es actualmente miembro del Consejo de Seguridad de la ONU, esto fue un cambio. En 2009, por ejemplo, votó en el mismo organismo una medida similar para establecer una comisión de investigación, más tarde conocida como la Comisión Goldstone, para investigar presuntos crímenes de guerra israelíes durante la Operación Plomo Fundido en 2008-2009 contra Hamás en Gaza.

Es bueno que Etiopía se abstuviera, porque tomó una posición de principios: Israel tiene derecho a vivir pacíficamente dentro de sus fronteras“, dice Tsegay sobre la votación del viernes pasado. “Cualquier cosa que desestabilice la independencia de Israel, Etiopía se opone, porque Israel tiene derecho a vivir pacíficamente dentro de sus fronteras“.

Tsegay dijo que estaba claro que el gobierno israelí no quería ver pérdida de vidas en la frontera, y también “lamentamos mucho que estas personas hayan resultado heridas y muertas en Gaza, pero qué se podía hacer, Israel tiene derecho a vivir dentro de sus fronteras“.

Si esta es efectivamente la posición de Etiopía, entonces ¿por qué no votó en contra de la resolución como lo hicieron Estados Unidos y Australia? ¿Por qué abstenerse?

Y aquí, dejó en claro, es donde entra en juego la “geopolítica“.

Eso es demasiado en este momento“, dice cándidamente. “Deseamos [que] suceda, pero Etiopía es fundadora de la ONU – Etiopía fue miembro de la Liga de las Naciones – miembro fundador de la ONU, miembro fundador de la Unión Africana, y también la Unión Africana está sentada en Etiopía“.

La ONU, agregó, ha declarado a Adís Abeba como la tercera ciudad de la ONU, después de Nueva York y Ginebra, y ya ha comenzado la construcción de oficinas de la ONU allí. “Así que Etiopía es muy prudente“.

Tsegay dice que Etiopía no fue presionada por otros países africanos con respecto a la votación y afirma que su país “es un país muy independiente; nadie puede presionarlo”.

Por supuesto“, agrega, “como país que es el fundador de la Unión Africana y la capital de la Unión Africana, Etiopía necesita armonizar las relaciones“.

En otras palabras, Etiopía no puede alejarse demasiado de la línea de las Naciones Unidas o africana sobre Israel. Y a pesar de las relaciones de alto perfil que el Primer Ministro Benjamin Netanyahu ha forjado con África, no todos en el continente dan la bienvenida a Israel de regreso a África con los brazos abiertos.

Por ejemplo, a pesar de los mejores esfuerzos de Jerusalén y Netanyahu, la Unión Africana todavía no le ha otorgado a Israel el mismo estatus en su organización que a la Autoridad Palestina, la de estado observador. Ese estado permitiría a Netanyahu dirigirse al cuerpo cada año, algo que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, puede hacer.

Mientras que Etiopía está a favor de otorgar a Israel el estatus de observador, Tsegay dice que todavía hay suficientes países en la Unión Africana opuestos a evitar que esto suceda.

Estamos tratando de cambiar su posición“, dice, pero hasta ahora sin éxito. Tsegay dice que si hubiera negociaciones diplomáticas serias entre Israel y los palestinos, sería mucho más fácil lograr este estatus de observador para Israel.

Otra área donde la geopolítica está teniendo un impacto en las decisiones de Etiopía es la cuestión de mover la embajada a Jerusalén.

Tsegay sonrió y rió cuando le preguntaron si esto era algo que Adís Ababa estaba considerando.

Las relaciones con Israel no se establecen moviendo o transfiriendo una embajada a Jerusalén. Hay muchos otros campos en los que podemos tener muy buenas relaciones“, dice.

Tsegay dice que mientras Etiopía felicita a los tres países, Estados Unidos, Guatemala y Paraguay, que movieron sus embajadas, “en este momento” no tiene intención de hacer lo mismo.

Como mencioné, Etiopía es miembro de la ONU, de la Unión Africana“, dice. “Incluso con toda la cooperación y el trabajo con Israel, Etiopía no podría decidir [mover la embajada] en este momento. Debemos tener en cuenta la situación en la que vive Etiopía“.

En este contexto, Tsegay menciona la gran represa que Etiopía está construyendo en el Nilo, lo que la está enfrentando con Egipto. Dada la oposición de Egipto al proyecto, El Cairo objetó un préstamo del Banco Mundial.

Varios países árabes están apoyando la presa“, dice, e insinúa que esto estaría en peligro si Etiopía trasladara su embajada a Jerusalén. “Arabia Saudita nos ha dado su apoyo, Qatar nos ha dado su apoyo, los Emiratos nos han dado. Entonces, Etiopía necesita equilibrar sus relaciones“.

Un país que apoya el proyecto del Nilo es vecino de Sudán, y es en el contexto de las relaciones de Etiopía con Sudán que Tsegay hizo el comentario más sorprendente en la entrevista de 80 minutos: Sudán no es hostil hacia Israel.

El embajador menciona que Ethiopian Airways, que opera dos vuelos diarios desde Tel Aviv a Adís Abeba, sobrevuela Sudán en su camino hacia y desde Israel, y sostiene que el gobierno sudanés no tiene nada que objetar a esto.

No les importa“, dice. “Estamos trabajando con ellos; son muy buenas personas. Son muy racionales“.

Hasta hace tres años, Sudán estaba directamente en el campamento de Irán y era visto como un enlace clave para el contrabando de armas a Hamás y la Jihad Islámica en Gaza. Sin embargo, en el ínterin, Sudán e Irán han tenido un enfrentamiento, y el estado africano musulmán sunita se ha acercado más a Arabia Saudita.

Desde 2016, ha habido informes periódicos y rumores de contactos entre Jerusalén y Jartum. Cuando se le preguntó por esos contactos, Tsegay, cuya región de Tigray limita con Sudán y que trabajó en estrecho contacto con funcionarios sudaneses cuando era gobernador de Tigray, dijo que no conocía esos contactos, y dejó en claro que esta era un área que prefería no discutir.

Todo lo que dijo, puntuando sus comentarios con las palabras “créanme, créanme“, es que “el gobierno sudanés no es muy hostil a Israel“.

Fuente: The Jerusalem Post – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Política de privacidad